Miércoles , septiembre 26 2018
Inicio / Impreso / 2016: Lo bueno, lo malo, lo feo

2016: Lo bueno, lo malo, lo feo

Walter Harms.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Aunque no fue un año electoralista, la política afectó ferozmente al 2016, más que nada por obra de los marioabdistas y sus aliados empotrados en el Senado que han entorpecido el trabajo del Gobierno a como dé lugar, ya que evidentemente han decidido que su estrategia de campaña electoral se base en entorpecer y perjudicar a Horacio Cartes. En realidad perjudican al pueblo, sostuvieron reiteradamente varios ministros del gabinete del Poder Ejecutivo.

ASUNCIÓN.- Como todo en la vida, el 2016 tuvo aspectos positivos y negativos, casi siempre como fruto del esfuerzo o la intolerancia de sectores que tienen gravitación en las decisiones del Estado.

Juan Darío Monges, senador.
Juan Darío Monges, senador.

Legisladores del oficialismo colorado, como el senador Juan Darío Monges y el diputado Walter Harms, han reconocido el esfuerzo realizado por el gobierno para impulsar las obras de infraestructura imprescindibles y urgentes. Algunos disidentes, como Óscar Salomón, reconocen esto como positivo aunque cuestionan que se haya tenido que esperar 3 años para iniciarlo.

Definitivamente lo bueno del año fueron estas 130 obras viales, entre viaductos y rutas, que están en ejecución y hubieran estado a punto de terminarse si no fuera por los meses de postergación del préstamo de 200 millones de dólares del BID, que el Senado intentó frenar de cualquier manera. Finalmente lo aprobó sobre los 45 minutos, pero el atraso ya era una realidad.

Otro punto positivo fue la modificación del Código Laboral, con el establecimiento del aumento automático y anual del salario mínimo, lo que mejora sustancialmente la situación de los miles de trabajadores que han debido soportar la realidad de que su sueldo vaya perdiendo cada año su capacidad adquisitiva, puesto que con las disposiciones anteriores, no había aumento hasta que no se llegara al 10% de inflación.

Lo más negativo fue ese insistente hecho de “poner palos a la rueda” que complica el trabajo del gobierno puesto que los marioabistas  han aprovechado su mayoría en el Senado para frenar cualquier iniciativa que pudiera beneficiar a la ciudadanía y dar rédito político al presidente Horacio Cartes.

Y esto tiene que ver con lo feo del año, la crispación política generada por quienes persisten en embarrar la cancha sin más argumento que sus ambiciones personales. En lugar de aprovechar el tiempo construyendo tiempos mejores, lo que se ha logrado es incitar a la ciudadanía a un enfrentamiento estéril de unos contra otros, sin ninguna sustancia real.

Commentarios

comentarios

Mira también

Magalí Muñoz, Juan Muñoz y Erwann Le Guillou.

Exitosa corrida de Punto Farma Running Show

En el marco de los 17 años de la Cadena de Farmacias Punto Farma se …