Domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Impreso / A 42 días de las elecciones en Brasil, un preso y dos desequilibrados son los protagonistas

A 42 días de las elecciones en Brasil, un preso y dos desequilibrados son los protagonistas

Más 147 millones de personas están habilitadas para las elecciones del próximo 7 de octubre.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Solo faltan 42 días para las elecciones presidenciales en Brasil, el país más grande de Sudamérica, y las únicas figuras con intención de voto son el expresidente Lula da Silva, que está detenido y seguramente no podrá participar, y el ultraderechista Jair Bolsonaro. La única novedad que dejaron los primeros debates fue la emergencia del aun más inverosímil Cabo Daciolo, un diputado evangelista que se propone combatir a Satanás desde el gobierno.

BRASILIA.- Cuando se les pregunta a los brasileños a quién van a votar en las elecciones del próximo 7 de octubre, sólo dos nombres aparecen espontáneamente. El 20% menciona al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, y el 15% al exparacaidista militar Jair Bolsonaro.

Ningún otro postulante llega siquiera al 3 por ciento. Con 2% aparecen Marina Silva, de Rede; Geraldo Alckmin, del PSDB; y Ciro Gomes, del PDT. El 22% de los encuestados por Datafolha dice que votaría en blanco, y el 27% no sabe lo que hará.

Estas cifras revelan la profunda crisis que atraviesa la política brasileña. El político más popular del país está preso desde el 7 de abril, luego de que un Tribunal de Apelaciones confirmara su condena a 12 años y un mes de prisión por corrupción. Se espera que el Tribunal Superior Electoral (TSE) anule su candidatura presidencial en los siguientes días, ya que la ley de “ficha limpia” impide la postulación de personas con sentencias penales firmes.

El segundo político más popular, no parece un actor del sistema democrático. Bolsonaro, apodado “El mito” por sus seguidores, reivindica abiertamente la última dictadura militar brasileña (1964-1985), quiere sacar a Brasil de la ONU, en sus actos les pregunta a los niños si saben disparar, y dice que preferiría que un hijo “muera en un accidente” antes que verlo en pareja con otro hombre. En uno de sus escándalos más recordados, llamó “vagabunda” (prostituta) a la diputada Maria do Rosário, del PT, y le manifestó que no la violaba porque no lo merecía.

Lo que termina de corroborar la gravedad de la situación es que ya pasaron los primeros dos debates televisivos, que eran muy esperadas por los candidatos moderados para posicionarse ante la opinión pública. Sin embargo, ninguno de ellos pudo aprovechar la ocasión.

La estrella de las dos noches fue Benevenuto Daciolo Fonseca dos Santos, que se hace llamar Cabo Daciolo por el rango que tenía como bombero militar. Si bien las encuestas no le asignan más de 1% de intención de voto, fue el más mencionado en las redes sociales por sus disparatadas intervenciones, que incluyeron la lectura de pasajes de la biblia y las más insólitas denuncias.

Daciolo logró captar la atención de todos durante el primer cruce entre los candidatos cuando acusó a Gomes de estar detrás del “Proyecto Ursal”, que pretendería la conformación de la Unión de las Repúblicas Socialistas de América Latina, imponiendo la “dominación comunista” en toda la región. “En mi gobierno el comunismo no va a tener lugar”, expresó exaltado el candidato del partido Patriota.

Lo curioso es que Fonseca dos Santos, de 42 años, empezó su carrera política en una fuerza de izquierda, el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), por el que accedió a la Cámara de Diputados en 2015. La formación lo echó ese mismo año, luego de que propusiera una enmienda para modificar el primer párrafo de la Constitución. En donde dice “todo el poder emana del pueblo”, quería poner “todo el poder emana de Dios”.

SITUACIÓN DEL PAÍS CREA INCERTIDUMBRE Y DESALIENTO DE CARA A LOS SUFRAGIOS

Denuncias de corrupción, violencia creciente, desempleo alto y profundo desaliento. En este contexto, más de 147 millones de brasileños irán en octubre a las urnas para definir a su presidente hasta 2023.

Según las últimas encuestas, el candidato mejor posicionado, rozando los 40 puntos, es nada menos que el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, quien desde abril pasado se encuentra detenido cumpliendo una condena de 12 años de prisión por el escándalo conocido como “Lava Jato”.

“El miedo al desempleo es altísimo. Tenemos el peor presidente de la historia, el congreso con la peor evaluación. Cuando la persona va al supermercado y no consigue llenar el carrito como llenaba antes y vuelve a casa y ve en televisión como hablan de corrupción, genera indignación. Es ese caldo que hace que la gente todavía escoja a Lula, porque recuerdan las mejoras que tuvieron en la vida durante sus gobiernos y asociadas mucho más a él que al PT (Partido de los Trabajadores)”, evaluó el sociólogo Mauro Paulino, director general del instituto de investigación Datafolha.

Señaló que “Lula sigue siendo el centro de atención de esta elección” y afirmó que “entre los votantes hay algo en común: indignación. Y de esa indignación van a salir las definiciones de estos” comicios.

Sobre los partidarios de Jair Bolsonaro, el candidato derechista que de acuerdo a los sondeos se ubica por debajo de Lula, Paulino observa que la seguridad es la principal prioridad, especialmente en la clase media.

Commentarios

comentarios

Mira también

Algo fantástico, el pueblo está rodeado por grandes espejos de agua, de los esterales del Ñeembucú

Guazú Cuá, antiguo pueblo del sur que se resiste a “desaparecer”

El municipio de Guazú Cuá, uno de los 16 que conforman el departamento de Ñeembucú, …