Lunes , noviembre 19 2018
Inicio / Editorial / A punto de salirse con la suya

A punto de salirse con la suya

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

 

Luego de permanecer durante varios meses en primera plana de los diarios, los miembros del Tribunal Superior de Justicia Electoral están empezando a recuperar el anonimato y con ello, la tranquilidad de pensar que sus escandalosos negociados podrían quedar impunes. 

Lo que ocurre es que los acontecimientos no cesan y las noticias van cambiando. En estas tres semanas, toda la atención mediática y ciudadana estuvo en los cooperativistas y campesinos que, literalmente, coparon el microcentro de Asunción, impidiendo que quienes viven o trabajan en la zona pudieran desempeñarse normalmente.

Así que, sin olvidar los entuertos de Alberto Ramírez Zambonini, Jaime Bestard y María Elena Wapenka, los medios han tenido que ocuparse prioritariamente de lo urgente, lo impostergable. Claro que esto ha conseguido, no solamente que estos tres oscuros personajes que no pueden seguir representando a la institución que tiene a su cargo todo el proceso electoral nacional, se sientan a salvo, sino que quienes tienen en sus manos la posibilidad de liberarnos de ellos –senadores y diputados- piensen que el vendaval ha pasado y que pueden postergar sine die la posibilidad de enjuiciarlos políticamente.

Y si lo de los medios es entendible, lo de los legisladores es vergonzoso. Hay más que suficientes causales en contra de los tres del TSJE. Las pruebas están presentadas públicamente, por los planilleros, los groseros sobresueldos, los viáticos que cobraban sin trabajar, los empleados particulares que figuran en planilla, en fin, un alevoso despilfarro de los bienes del Estado que debían ser administrados por la Justicia Electoral.

Nadie tiene dudas de que en la institución se ha hecho un carnaval con el dinero público. Nadie, excepto los diputados y senadores que tienen en sus manos la posibilidad de someterlos a juicio político y liberarnos de estos personajes que ya son una excesiva carga para una ciudadanía que lleva siglos cargando sobre sus hombros a gobernantes inescrupulosos.

Hay versiones insistentes de que los legisladores no moverán un dedo porque Ramírez Zambonini ha comprado la cantidad necesaria de ellos para impedir que haya mayoría para impulsar el juicio político. Y algo de esto debe ser cierto puesto que no puede ser que ni oficialistas ni opositores, ni los de derecha ni los de izquierda, parezcan tener el menor interés en enjuiciar a tres personas que tienen toda la facha de ser descarados delincuentes.

Pero hay algo peor. Cuando las tapas de los diarios traían las denuncias en contra de los tres, la Fiscalía actuó de oficio y decidió investigarlos. Pero ahora, que ya hay otros temas que ocupan ese espacio, nadie sabe qué pasó con el fiscal Hernán Galeano, quien tiene a su cargo la investigación por el cobro indebido de viático que cometieron los tres, o por el caso de las domésticas de oro de Wapenka.

Ni los legisladores ni los fiscales parecen tener la más mínima intención de castigar a los miembros del TSJE, quienes están a un paso de salirse con la suya y seguir impunemente abusando de nosotros.

Commentarios

comentarios

Mira también

Refuerzan trabajos de asistencia a familias vulnerables del departamento de Itapúa

ENCARNACIÓN, Dpto. de Itapúa.- El Ministerio de Desarrollo Social (MDS) refuerza los trabajos de asistencia …