Miércoles , septiembre 26 2018
Inicio / Editorial / ¿A qué juega Efraín?

¿A qué juega Efraín?

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Hay varias hipótesis que podrían explicar la extraña actitud de Efraín Alegre, quien parece no entender que su contienda electoral del próximo domingo no tiene nada que ver ni con el gobierno ni con el oficialismo colorado; es más, ni siquiera tiene que ver con su socio y amigo, el disidente Mario Abdo Benítez.

A lo mejor hubiera tenido explicación antes, cuando cada partido fijaba la fecha de sus internas y muchos avivados, afiliados tanto a la ANR como al PLRA, votaban en ambas. Así que Alegre muy bien podía afiliar al Partido Colorado a su caterva de seguidores, y hacerles votar en las primarias republicanas, votando a favor de su amigo.

Pero desde que la Justicia Electoral dispuso que las internas se realizaran de manera simultánea, el mismo día, esa duplicación de votos quedó eliminada. Ya no hay forma de que una misma persona vote en las 2 elecciones, porque hasta ahora no se ha descubierto la posibilidad de eliminar, satisfactoriamente, todo rastro de tinta indeleble del dedo.

Pero Efraín sigue haciendo campaña interna atacando a Cartes y su entorno, sin tener en cuenta que ni él participa en las internas coloradas, ni el jefe de Estado tendrá nada que ver en las liberales. Algunos piensan que no es que el presidente del PLRA haya perdido la brújula, sino que su petulancia es tanta que no tiene interés en las primarias de su partido porque está seguro de ganarlas, así que toda su estrategia está ya encaminada a las generales de abril próximo.

Puede que tengan razón los que piensan así, ya que en ningún tramo de esta campaña Alegre se refirió siquiera a Carlos Mateo, su contendiente el domingo, ni mostró mucho entusiasmo al atacar al Equipo Joven de Blas Llano, dejando esa misión a sus escuderos más cercanos. Así que, como ya se siente ganador y presume de ser el candidato liberal a la Presidencia de la República en la chapa que también estará integrada por Leo Rubín, del Frente Guasu, como candidato a vicepresidente, lo que hace es atacar al oficialismo colorado, con lo cual, además, demuestra que en su fuero interno sabe que será el presidenciable de Honor Colorado, Santiago Peña, el ganador de las internas republicanas.

Pero podría haber otra explicación de este extraño modo de hacer campaña. A lo mejor, lo que pretende Efraín es meter las narices en las internas coloradas, buscando desacreditar al gobierno para, así, evitar que fuera Peña el ganador, dando el triunfo a Abdo Benítez, y no porque sea su socio, sino porque sabe que le será mucho más fácil vencer al disidente que al oficialista.

En fin, sea cual fuere el motivo por el cual el presidenciable liberal hace campaña interna atacando a los de afuera, lo cierto es que lo único que consigue es hacer publicidad permanente tanto a Peña como a todo el oficialismo colorado. Y lo increíble es que, ni siquiera, se percata del error que está cometiendo. Bien por él.

Commentarios

comentarios

Mira también

De pantalones largos

Ayer, el Ministerio Público y el Poder Judicial se pusieron, definitivamente, los pantalones largos, en …