Martes , octubre 23 2018
Inicio / Editorial / ABC Color…amarillo

ABC Color…amarillo

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Cualquier manual de periodismo básico recomienda cautela, en casos como el acontecido ayer en la localidad de Tacuatí, departamento de San Pedro, en donde fueron hallados restos óseos en una fosa común. Las propias Fuerzas de Tarea Conjunta hicieron la misma recomendación, instando a no sacar conclusiones precipitadas sobre la identidad de la persona a quien corresponde el cuerpo, que se conocerá una vez concluidos los estudios forenses que se practicarán para tal efecto. La única versión sobre el tema es la aparecida en un panfleto que dice ser del autodenominado EPP, conteniendo un mapa hecho a mano indicando la ubicación aproximada de donde estaría enterrado Abrahán Fehr, secuestrado por dicha banda criminal en agosto del 2015.

Sin embargo, la prensa amarilla, con los medios de ABC Color a la cabeza, no respetó ni las exhortaciones de los órganos de seguridad, ni los procedimientos que mandan la ética periodística. Al contrario, en cuestión de minutos desató una verdadera parafernalia en torno al hecho, plagada de retorcidas interpretaciones políticas, inclusive contradictorias, en su afán enfermizo por señalar inmediatamente con el dedo acusador al gobierno que, por si no se enteraron, ya está de partida.

Los rumores comenzaron a circular alrededor de las 10:00 de la mañana. Para entonces, Mabel Rehnfeldt, periodista de radio Cardinal muy propensa a la sobre actuación, ya estaba interpretando el papel de Gil Gómez, aquel recordado conductor del programa  “Aquí Agora”, que se emitía por la cadena SBT del Brasil. Música de suspenso y anuncios de “una bomba” informativa fueron la antesala de lo que se venía: la “primicia” sobre el trágico desenlace de un secuestro, con el hallazgo de los restos mortales del colono menonita.

Por momentos, los comentarios de la comunicadora parecían adquirir una connotación de extrema sensibilidad, recordando al niñito (hijo del secuestrado), al que describía con la ropita que llevaba puesta en las conferencias de prensa brindadas por la familia y el rostro de esperanza aguardando al padre…que ya no llegaría. Luego hacía sonar disparos contra HC, alegando que no atendía personalmente a la esposa y hermanos del secuestrado. Después alertaba respecto a que, “oh casualidad”, esto se producía en momentos en que están divulgándose audios que comprometen a personas allegadas al Ejecutivo, por lo que podría tratarse de “una maniobra para desviar la atención”. En síntesis, una ensalada de ideas desordenadas, algunas de tinte político, otras cargadas de repudiable morbosidad, pero todas ellas caracterizadas por la absoluta irresponsabilidad y la total falta de respeto hacia los dolidos familiares que nada saben de Abrahán desde hace casi dos años  medio.

Así como en la política vemos a menudo la práctica del “vale todo” con tal de alcanzar la meta, así también observamos cómo los buitres de la prensa amarilla dicen cualquier disparate, en cualquier momento y de cualquier modo, con tal de ganar algunos puntitos de rating y vomitar sus broncas contra el gobierno, constituyéndose así en un verdadero ejemplo… de lo que no debe hacer la prensa seria ni los periodistas que con su esfuerzo diario honran la profesión.

La identificación de los restos sería posible a corto plazo, según lo adelantado por el médico forense del Ministerio Público, Pablo Lemir. Lo prudente es aguardar a que eso ocurra, para recién entones informar con veracidad si se trata del colono menonita, como algunos prefieren, y no del resultado de algún “ajuste de cuentas” entre malandros, lo cual para ellos, como eternos difusores de trágicas noticias, sería una gran decepción.

Commentarios

comentarios

Mira también

Sandra se siente sola

La fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, se debe sentir muy sola. Los casos que …