Miércoles , noviembre 21 2018
Inicio / Editorial / ABC intenta amedrentar a senadores

ABC intenta amedrentar a senadores

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Zuccolillo está desquiciado. Se la escapa de las manos el tema del juramento de Nicanor. No va a tener el “éxito” que logró cuando propició la quema del Congreso y el asesinato del joven Rodrigo Quintana, todo con tal de impedir la reelección de su gran cuco, Horacio Cartes.

Ahora, ve que la intención general de la clase política y los parlamentarios, por supuesto, es enderezar de una vez por todas, el camino torcido que se siguió cuando Nicanor quiso hace años jurar como senador activo y se lo impidieron los mismos legisladores.

Esta vez no va a conseguir su objetivo “por las buenas”, por eso habla de salir nuevamente a las calles, a romperlo todo, a incendiarlo, a tirar todo por la borda, para que en poco tiempo los pobres, destruida la economía, no tengan que comer. Claro, que eso al opulento dueño del diario le importa un comino. Con la enorme fortuna que amasó con su tendencioso diario, puede marcharse a Las Bahamas a disfrutar de la fresca viruta. Este hombre aparentemente no dimensiona  el daño que le ocasiona al país su actitud mesiánica, cuasi demencial, hay que hacer solamente lo que le dice para estar en el lado correcto de la historia. De lo contrario, te declara inmediatamente “violador de la a Constitución” y te hace figurar como un delincuente en las páginas de su diario.

Ahora, esta empeñadísimo nuevamente en impedir la jura de Nicanor, pero sobre todo la de HC, que vendrá detrás. Esa es su obsesión, tiene que cerrarle los caminos a como dé lugar, aunque haya que quemar de nuevo el Congreso y el Panteón de los Héroes y aunque mueran 20 Rodrigo Quintana más.

Ayer, su titular catástrofe era de lo más alarmante. Si nos asusta en el país, que será en el mundo, donde nos miran para radicar inversiones para sostener esta era de bonanza nunca vista en las últimas décadas en Paraguay, pese al naufragio de la economía de las naciones vecinas. Quienes no estén de acuerdo, simplemente que miren con desapasionamiento los números, para que se queden con la boca abierta.

En sus páginas, intenta también ahora hacer “chúmbale” a los senadores para que no admitan el juramento de Nicanor. Publica la lista, con fotito, tipo policiales, de quienes “se aprestan a violar la Constitución”, y en recuadro aparte, a los “dudosos”, por supuesto intentando que dejen de serlo, por miedo a lo que pueda decir el diario de ellos y así finalmente se pasen al bando de “Don Acero”.

Zuccolillo está jugando con la salud mental de todos los paraguayos, no existe la tal crisis gravísima -salvo la que quiere crear él- y que se resolverá inmediatamente con el juramento de Cartes y Nicanor. El caso no puede ser más legal. Se los habilitó, compitieron, ganaron, HC como el más votado para el cargo y proclamados por el TSJE. ¿Qué más quiere ABC?  ¡No!, deben ser vitalicios, como si el tema haya sido pensado como un castigo para los expresidentes y no como una distinción por el cargo que ostentaron. Esto es lo que lo tiene loco al “patrón del mal”.

En fin, esperemos que los masoquistas (nos perdonan el calificativo) lectores de su diario sean algo más avispados y dejen que Zuccolillo se incendie solo, pero no destruir el país, solamente porque no quiere –sobre todo- que HC siga vigente en el corazón de sus partidarios. Esta vez no debe salirse con la suya.

Commentarios

comentarios

Mira también

Del discurso, a los hechos

Después de escuchar atentamente el discurso del presidente paraguayo en la última Cumbre Iberoamericana, nadie …