Jueves , noviembre 23 2017
Inicio / Editorial / ABC mira el árbol y no ve el bosque

ABC mira el árbol y no ve el bosque

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El fin de semana que el presidenciable de Honor Colorado, Santiago Peña, pasa en Ciudad del Este fue aprovechado por el diario ABC para denunciar –una vez más- que el oficialismo hace proselitismo con las obras del gobierno.

Resulta que el Ejecutivo entregó, el viernes pasado, 1.280 viviendas en el Alto Paraná, lo que constituye un récord histórico en el área puesto que hasta ahora jamás se había dado esa cantidad de casas inauguradas en un solo día. Por supuesto, esta entrega se hizo con la presencia del presidente Horacio Cartes –finalmente es el director de orquesta de lo realizado- y del precandidato a la Presidencia de la República.

Lo increíble es que el diario de Aldo Zuccolillo no menciona el importante hecho de la entrega de las viviendas, sino que el oficialismo aprovechó un acto de gobierno para hacer proselitismo y promocionar a su precandidato.

Esto tiene 2 análisis. En primer lugar, es lamentable que uno de los diarios de mayor tirada, que presume de ser “independiente”, tenga la tan sesgada visión de lo que ocurre en el país y haya decidido ignorar cualquier acto del Ejecutivo que pudiera redundar en beneficios para la ciudadanía, solamente porque al patrón no le interesa que ninguna información positiva que publique su medio haga ver de manera positiva al gobierno.

Y, por otro lado, no queda claro cuál es el cuestionamiento que hace el matutino a la presencia de Peña en el acto de entrega de las viviendas. Si tenemos en cuenta que el gobierno de Cartes no hace obras que terminarán el 15 de agosto del año próximo sino que pretende que duren por muchos años más, es hasta lógico que quien es la garantía de que este sistema de gobierno continúe en el próximo mandato presidencial, participe de los actos oficiales.

Peña está en sintonía con Cartes, esto no es secreto para nadie. Su programa de gobierno está basado en el modelo de gestión iniciado por el presidente en el 2013; por lo tanto resulta hasta lógico que el precandidato participe activamente de las decisiones y hechos protagonizados por el Ejecutivo actual, lo que constituye la mejor escuela para cuando le llegue el momento de tener la lapicera.

Además, ¿Qué pretende ABC? ¿Que de las realizaciones del gobierno participen como invitados Marito Abdo o Efraín Alegre? Vamos a ser serios, señores. Si disidentes y opositores se pasan todo el día criticando al gobierno, es más, basan sus campañas proselitistas, no en la exposición de sus programas sino en el ataque despiadado hacia Cartes y su equipo, lo menos que pueden hacer si les queda un poco de dignidad, es mantenerse bien alejados de las obras realizadas por el oficialismo, ya que desde el vamos han hecho lo imposible porque éstas pudieran concretarse.

Ésta, justamente, es la diferencia entre las campañas de Peña y los demás. El precandidato oficialista sabe de lo que habla cuando promete continuar con las obras de este gobierno, porque hasta hace poco formó parte de él. Mientras Marito y Efraín tocan de oído, Santi sabe de lo que habla y por eso es creíble en sus promesas.

Commentarios

comentarios

Mira también

¡Ni pizca de patriotismo!

¡No votarlos!… pidió el Presidente refiriéndose a los Añeteté en un reciente acto en Itapúa. …