Domingo , noviembre 18 2018
Inicio / Columnistas / Acosta, ¿Debería estar en la cárcel?

Acosta, ¿Debería estar en la cárcel?

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

El diputado liberal Édgar Acosta lanzó el grito al cielo cuando se informó de su separación de la Itaipú Binacional, donde era funcionario y gozaba de un permiso hasta el 2018. Hasta trató de hacer creer a la gente que su desvinculación es una señal para los funcionarios públicos que no firman planilla por la reelección, vía enmienda de la Constitución.

Sin embargo, el director paraguayo de esa entidad, James Spalding, aclaró que la separación de Acosta se produjo ya en diciembre y está entre las 400 personas desvinculadas. De 2.000 funcionarios que figuraban en la Binacional, la lista de redujo a casi 1.600, según sostuvo Spalding.

Pero este parlamentario, lejos de “ofenderse” por la disposición tomada, debería agradecer que le sacaron de la Itaipú nomas. Él, ¿Acaso no debería estar en la cárcel?.

Edgar Acosta está acusado de supuesto enriquecimiento ilícito, durante el tiempo en que estuvo al frente de la Industria Nacional del Cemento (INC). Tiene denuncia por adjudicación de cupos de bolsas de cemento a sus allegados de cinco diferentes empresas.

Además, no aclaró aún este “impoluto” personaje el informe de la Contraloría a la Fiscalía.

La denuncia del ente contralor tiene relación con una operación de 1.400 millones de guaraníes que perdió la INC, en el 2011. Se detalla que fue en el anticipo que realizó el 15 de marzo del 2011 Optaciano Gómez Verlangieri, con un plazo de entrega de 60 días de los productos solicitado. Es decir, su vencimiento era el 15 de mayo de 2011 aproximadamente.

Gómez Verlangieri dejo la presidencia el 14 de abril de 2011, lo que demuestra que su sucesor, el diputado Édgar Acosta Alcaraz,  debía correr con los reclamos de la póliza y el seguimiento del proceso.

No hizo, por lo que se lo considera responsable del multimillonario perjuicio ocasionado al ente estatal.

Pero este caraduras diputado, hace poco se mostro supuestamente preocupado por la situación del INC, de su presunto alto endeudamiento. Y si existe tal cosa, ¿no será él uno de los responsables?

Este Edgar Acosta Alcaraz es un gran beneficiado de los cambios políticos registrados en nuestro país, desde el 2008. De un discreto funcionado de la Contraloría General de la República, donde pasó desapercibido, fue nombrado jefe de Auditoría de la Itaipú Binacional por el exobispo, Fernando Lugo, apenas asumió la presidencia de la República.

Posteriormente, mediante el decreto 6.431 del Poder Ejecutivo, el 14 de abril del 2011, fue nombrado presidente de la Industria Nacional del Cemento (INC). En aquel entonces ya se fue a la entidad cementera con permiso de la Itaipú.

Y ahí al parecer se agenció para obtener recursos y presentarse a candidato a diputado, donde de alguna manera habría utilizado también su condición de parlamentario, para impedir la investigación de su presunto enriquecimiento ilícito.

En resumen, desde su nombramiento en la Binacional, poco tiempo ha “trabajado” ahí, pero ahora tiene el tupé de amenazar, que accionará ante la justicia para anular el despido de la Itaipú.

Este personaje debería estar feliz por no estar en Tacumbú y a pesar de la denuncia que pesa en su contra, hasta funge de gran “señor” en el Congreso.

Commentarios

comentarios

Mira también

J. Augusto Saldívar muestra sitios muy especiales para disfrutar de la naturaleza y pasar días en el verano.

J.A. Saldívar, ciudad convertida en mayor productora de frutihortícolas

La ciudad de Julián Augusto Saldívar, del departamento Central, más conocida como J. A. Saldívar, …