viernes , abril 19 2019
Inicio / Impreso / Acusan a militar que facilitó huida de asaltantes de la empresa Prosegur

Acusan a militar que facilitó huida de asaltantes de la empresa Prosegur

Los fiscales Vanesa Candia y Adolfo Santander acusaron al militar Alcides Acosta Maidana, con destino al Área Naval, sindicado de haber facilitado la huida de los delincuentes involucrados en el multimillonario asalto a la sucursal de la empresa Prosegur S.A., ubicada en el km 3, 5 de Ciudad del Este, hecho ocurrido el 24 de abril del 2017. Los representantes del Ministerio Público pidieron la elevación de la causa a juicio oral y público, por  los hechos punibles de asociación criminal como autor y robo con resultado de muerte en calidad de cómplice.

CIUDAD DEL ESTE.- Refiere el escrito fiscal, que con las pruebas colectadas se tiene la certeza de que el hoy acusado se desempeñaba como personal del Área Naval y en tal carácter, permitió la utilización clandestina del puerto a su cargo, para la huida de los autores materiales del atraco.

Los malvivientes escaparon en transportes acuáticos, desde el margen paraguayo hacia el lado brasileño. Sigue relatando, que el militar tenía conocimiento pleno del violento episodio que sacudió a Ciudad del Este y el país, en el considerado “robo del siglo”, perpetrado aquel 24 de abril de 2017, a las 00:30 horas aproximadamente, sobre la avenida Jorge Anisimoff y Cadete Pando, del kilómetro 3,5 de Ciudad del Este.

Los fiscales acusadores sostienen que Alcides Acosta mantenía contacto con uno de los criminales, José Roberto Alves Monteiro, alias “Ruso”, con quien había planeado qué trayecto tomarían tras la perpetración del robo de Prosegur, oportunidad en que los bandidos se alzaron con 11.720.255 dólares americanos.

En aquella ocasión, los marginales, en número de 50 aproximadamente, ultimaron a tiros al suboficial primero Sabino Ramón Benítez Vázquez, del Grupo Especial de Operaciones (GEO), de Alto Paraná, para consumar el atraco. Para el efecto, utilizaron armamentos de guerra.

También resultaron heridos el suboficial Gregorio Ramón Monges, de la oficina regional del Departamento de Automotores; Vicente Ramón Vargas González, Eugenio Quiróga y Juan Francisco Fernández, según refieren los datos.

Luego sustrajeron el botín, consistente en dinero en efectivo y cheques. Manifiesta la acusación, que los marginales se hicieron de provisiones suficientes para abandonar el país y que la contribución del procesado fue fundamental.

Sin embargo, teniendo en cuenta la envergadura de lo sucedido, agentes de la Policía Federal del Brasil se apostaron en las zonas ribereñas, donde terminaron enfrentándose a tiros con los maleantes. Varios de los implicados fueron abatidos a balazos y otros aprehendidos. Entonces fueron recuperados parte del dinero (1.275.030, además de 219.450 reales y 733.640.000), en tanto que en una mochila encontraron explosivos, armas de grueso calibres y aparatos celulares.

A raíz de las investigaciones abiertas por autoridades brasileñas, se determinó la participación inequívoca de las personas que actualmente están procesadas, incluyendo a Acosta Maidana.

Otros implicados son: Tiago Olimpio Da Silva, Lucas Fernando Ferreira Rocha, Jhon Cleiton Schimidweis, Marcio José Pereira y Anderson Caetano Da Silva. También Douglas Bazzo, Paulo Víctor Dos Santos, Leandro Da Silva, Alcides Pereira Da Silva Junior, Eduardo Gomes Soarez y Alexandro Magalhaes Dos Santos.

Fueron abatidos: Diego Santos Silva, Claudinei Soarez de Almeida y Sergio Miguel Da Silva. Los agentes brasileños confirmaron en su oportunidad, que todos los mencionados formaban parte de la facción Progresso, subgrupo del Primer Comando Capital (PCC), responsable del atraco a Prosegur.

MODUS OPERANDI

El modus operandi de los criminales consistió en la quema de vehículos ubicados en las adyacencias de la empresa Prosegur, para evitar el tránsito de vehicular y de transeúntes, así como la utilización de francotiradores ubicados estratégicamente en varios edificios, efectuando disparos a quienes intentaban circular por el lugar.

Utilizaron bombas molotov, armas largas, granadas de manos, clavos miguelito, fusiles FAL, AK47, M16, C4 y varios de 1.50 y otros potentes explosivos, con los que derribaron la pared principal de la sede de la aseguradora, para luego llegar a la bóveda, alzarse con el dinero y escapar incluso atropellando una barrera policial que los estaba aguardando.

En total fueron l5 los vehículos incinerados y abandonados en distintas zonas, uno de ellos, que contenía varios elementos para el atraco lo dejaron frente al local de Prosegur, igualmente bloquearon las entradas y salidas a la Dirección de Policía de Alto Paraná. Otros cuatro totalmente blindados fueron hallados en la ciudad de Hernandarias, camino a Paso Itá.

Commentarios

comentarios

Mira también

Inauguran Fundación que ayudará a niños con dificultades auditivas

En el Hotel Sheraton se celebró el acto de lanzamiento de la Fundación Florencia, institución …