Domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Impreso / Adolfo hace chúmbale a sus colegas

Adolfo hace chúmbale a sus colegas

Adolfo Ferreiro.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- Desde que se conocieron los audios ilegales en los que se escucha al senador por Avancemos País, Adolfo Ferreiro, supuestamente traficando influencias, éste ha lanzado varios desafíos a sus pares, en apariencia convencido de que podrá demostrar su inocencia. Pero no hay caso. A pesar del chúmbale, disidentes y opositores hacen la vista gorda y no parecen interesados en actuar con su cuate con la misma intolerancia que tuvieron con Óscar González Daher.

La reacción de Ferreiro desde que se conocen las conversaciones, producto de los fonopinchazos en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, ha pasado por varios estadios. Primero estuvo seguro de su inocencia y pretendió minimizar el hecho; poco después pareció convencerse de que terminaría perdiendo su investidura porque sus colegas le votarían en contra, y ahora, con una intensa campaña mediática, a través de las redes sociales, quiere que se lo juzgue para así poder demostrar su inocencia.

Lo cierto es que su chúmbale se volvió mucho más intenso en los últimos días. El miércoles presentó una nota a la bancada de la disidencia colorada, solicitando una reunión para explicar los hechos y dice en el texto que lo pide por haberse enterado de que el bloque estaría analizando someterle a la pérdida de investidura prevista en el artículo 201 de la Constitución Nacional.

Pero no hay caso. Sin importar los desafíos que les lanza Adolfo, disidentes y opositores no parecen dispuestos a tomar la posta y juzgarlo para someterle a la pérdida de investidura. A pesar de que hasta Desirée Masi ya dijo que se debería hacer con él lo mismo que con González Daher y Jorge Oviedo Matto, nadie parece dispuesto a dar el punta pie inicial para convocar a una sesión extraordinaria de la cámara.

Desde que se conocieron las conversaciones grabadas a través del fonopinchazo al JEM, ADN mantuvo la postura de que eran ilegales, puesto que no habían sido ni obtenidos ni emitidos con la autorización de un juez competente. Sin embargo, bastaron para que el Senado echara a González Daher y obligara a renunciar a Oviedo Matto, sin siquiera darles derecho a la defensa, ni comprobado a ciencia cierta que las voces de las grabaciones fueran suyas. Ferreiro sí reconoció que es él quien habla en los audios.

Si los senadores persisten en su postura de que lo que hicieron con los 2 exsenadores fue justo y legal, deberían poner el mismo empeño en proceder de esa manera con Ferreiro, y hasta con el disidente Enrique Bacchetta, también bastante involucrado en grabaciones ilegales que lo vuelven sospechoso de tráfico de influencias.

Commentarios

comentarios

Mira también

Algo fantástico, el pueblo está rodeado por grandes espejos de agua, de los esterales del Ñeembucú

Guazú Cuá, antiguo pueblo del sur que se resiste a “desaparecer”

El municipio de Guazú Cuá, uno de los 16 que conforman el departamento de Ñeembucú, …