Martes , diciembre 11 2018
Inicio / Impreso / El aeropuerto se convirtió en un desastre completo

El aeropuerto se convirtió en un desastre completo

Por suerte ayer domingo, gracias a la lluvia, el calor se aguantó bien en el sector de espera del aeropuerto, donde no funciona el aire.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El aeropuerto internacional Silvio Petirossi se convirtió, en pocos meses, en un desastre completo. Muestra un aspecto de “abandono”, los cajeros fuera de servicio, el aire acondicionado no funciona, la falta de personal es evidente, el estacionamiento que colapsa y las nuevas autoridades que no pueden dar respuesta a nada, porque no saben nada y lo que es peor, el presidente de la DINAC nunca está, se pasa viajando. Estas son algunas de las cosas que están a la vista en la principal estación aérea de nuestro país.

LUQUE. Una de las cartas de presentación de un país, sin dudas es su aeropuerto y como dice el refrán, “la primera impresión es lo que cuenta”. Que pésima impresión se van a llevar los extranjeros que arriban a nuestro país, porque al aeropuerto Silvio Pettirossi lo está hundiendo la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (DINAC).

El presidente de la entidad, Edgar Alberto Melgarejo Ginard, es un paracaidista en la misma y su “merito” para ganarse la confianza del presidente de la República y ser elegido para el cargo, fue el hecho de ser quien “maniobró” a los funcionarios públicos para apoyar la candidatura de Mario Abdo Benítez.

De ahí que no se puede esperar mucho de una persona que nada sabe de la aeronáutica y a más de ser un inepto, ni si quiera se preocupa de interiorizarse de la situación del aeropuerto, se pasa viajando. Y el administrador, Fernando Gallardo, no tendría ni estudio universitario y es otro paracaidista en la estación aérea.

Mientras tanto y por ejemplo, con la llegada de apenas dos vuelos casi de manera simultánea, ya colapsa todo. El estacionamiento abarrotado, la barrera del peaje no anda y basta mostrar cualquier papel en blanco, desde la ventana del auto, para pasar libremente.

Con el panorama actual y al margen de su necesaria ampliación, planteada y boicoteada hace años, pareciera existir una política premeditada a fin de plantar en sus instalaciones una bandera de “remate”, o bien, que los actuales administradores baten record en ineptitud.

Y a esta situación se sumó en los últimos días la versión sobre el presunto objetivo de volver a entregar a los militares el manejo del Aeropuerto. Es decir, ahí cobra fuerza la posible intención de dejar que se caiga a pedazos  y que aparezca la Fuerza Aérea Paraguaya como “la única capaz” de sacar al aeropuerto del abismo.

Y dentro de ese comentario de pasillos, el aeropuerto está hecho un desastre completo, en estos días calurosos, se asemeja más a una sauna por la falta de aire acondicionado y una recomendación para quienes van a viajar, bajo ningún concepto olvidar el abanico.

Hoy el aeropuerto Silvio Pettirossi en un lugar de pesadilla, un lugar menos deseable en un destino de viaje. Y ante cualquier reclamo se puede soportar la arrogancia y mala educación de algunas de las nuevas autoridades.

SU INFRAESTRUCTURA ES LA MÁS DEFICIENTE DE LATINOAMÉRICA

Hace un año se difundió que Paraguay figura entre los cinco países de Latinoamérica en tener la infraestructura más deficiente en transporte aéreo. Esa situación se procuró revertir durante el gobierno anterior, pero fue imposible, varios se opusieron a las mejoras que se proyectaron en el Silvio Pettirossi.

La administración anterior entendió que, más allá del prestigio que trae el tener una terminal moderna y frecuentada por las grandes aerolíneas, es visto como un elemento crucial en el desarrollo económico moderno.

Algunos economistas aseguran que muchas grandes urbes se están convirtiendo en verdaderas “aerotrópolis”, ciudades enteras que cuya vida comercial y económica gira en torno al éxito de sus aeropuertos.

Pero ahora se está entendiendo porque fueron puestas las trabas para evitar que el aeropuerto mejore. Está en marcha el proyecto de volver a militarizar el manejo de la estación. Se presentó en el Parlamento el pedido de derogación del Art. 94 de la Ley N° 1860/2002 “Que establece el Código Aeronáutico de la República del Paraguay”. El mismo, aprobado en el 2002, establece claramente que “los militares en servicio activo no podrán desempeñar actividades relacionadas con la aeronáutica civil, salvo las de pilotaje privado no remunerado, debiendo para ello contar con la licencia habilitante”.

Hay que destacar que la Federal Aviation Administration (FAA) no permite la incursión de los militares en la Aeronáutica Civil. La FAA es la Organización Aeronáutica por la que rigen todos los procesos, normativas, herramientas y reglamentos sobre la Aviación Civil Internacional.

TOTAL INCOHERENCIA DEL PRESIDENTE

 Hace algunas semanas, en uno de sus cuatro viajes internacionales en apenas tres meses como presidente de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), Edgar Melgarejo, estuvo en Estados Unidos. Informó que se fue para conseguir la vuelta del vuelo Asunción-Miami, según la agencia estatal IP.

Melgarejo se reunió en el Aeropuerto Internacional de Miami con el gerente de Aeronavegabilidad para África, Caribe y Sudamérica, Joaquín R. Ochoa, y con el gerente para el Caribe y Sudamérica de la Administración de Aviación Federal (FAA, por sus siglas en inglés), James Jelinski. Es decir, una muestra de la total incoherencia de Melgarejo firmando los acuerdos con esa entidad, que no permite la presencia de los militares en la aeronáutica civil. Y acá se busca la derogación del artículo que prohíbe la actividad de los militares en la aeronáutica civil.

El presidente de la Dinac resaltó en su encuentro el potencial de esta ruta y recordó que en el año 2014 cerca de 47.600 pasajeros viajaron en el vuelo directo entre Paraguay y Estados Unidos, operado por American Airlines.

Para conseguir la reapertura de esta línea, Melgarejo firmó acuerdos bilaterales con la FAA para que evalúen en Paraguay el cumplimiento de los criterios de seguridad operacional establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), para que el aeropuerto Silvio Pettirossi de Asunción obtenga la Categoría 1.

La obtención de esa calificación abriría a Paraguay las puertas para recuperar el vuelo Asunción-Miami. Pero no tuvo en cuenta que nuestro país también tiene pendiente adecuarse a la normativa del Reglamento Aeronáutico Latinoamericano y definir un marco regulatorio adecuado.

Apenas llegan dos vuelos y el estacionamiento del aeropuerto se abarrota. Además, muestra un desorden total.
Apenas llegan dos vuelos y el estacionamiento del aeropuerto se abarrota. Además, muestra un desorden total.

Commentarios

comentarios

Mira también

La primer ministra británica, Theresa May.

May pospuso votación del Brexit y crece la duda sobre el destino del Reino Unido

LONDRES.- La primera ministra británica Theresa May, se dirigió a los diputados ayer, en un …