Martes , diciembre 12 2017
Inicio / Columnistas / “Añetete cambio” ¿Qué cambio?

“Añetete cambio” ¿Qué cambio?

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

Hace una semana, cuando el periodista deportivo Benicio Martínez renunció a su precandidatura para la Gobernación del departamento Central, habló en una reunión de prensa y desató una inusual carcajada. Fue en el momento en que se le ocurrió decir que el movimiento Colorado Añetete propone el cambio.

Enfatizó que “un país cambia cuando cambia el pueblo y es el pueblo el que cambia a sus autoridades y el pueblo paraguayo va a cambiar a sus autoridades porque el nuevo presidente de la República va a ser Mario Abdo Benítez”, sostuvo.

Los periodistas presentes en el acto se miraron y al tiempo de la risa, se preguntaron ¿Qué cambio? y no hubo respuesta. Es que bastaba observar quienes conforman dicha agrupación y hablar de cambio parece más un chiste que otra cosa.

O dirán que son sinónimos de cambios Juan Carlos Galaverna, Luis Alberto Castiglioni, Juan Afara, Silvio Ovelar, Blanca Ovelar, Enrique Bacchetta, Óscar “Cachito” Salomón, Rodolfo Friedmann, José Alberto Alderete y otros impresentables que se van sumando, Óscar Tuma, Ariel Oviedo y el precandidato a gobernador de Central, Eduardo Petta, entre varios otros.

Lastimosamente no existe un registro de corruptos y habría que crear una base de datos donde se anoten los antecedentes de los políticos, para que la ciudadanía pueda recurrir a esa fuente y saber quiénes son realmente los que se candidatan, porque todos se presentan como “impolutos” en el proselitismo.

Pero existen algunos cuyos antecedentes son imposibles de olvidar y entre ellos se podría mencionar a uno de los principales referentes de Colorado Añetete, “Calé” Galaverna. Hay que empezar diciendo que no puede extrañar a nadie su afinidad hasta si se quiere paternal con Mario Abdo Benítez.

Es muy probable que “Marito” haya crecido en los brazos de Galaverna, porque éste personaje fue acérrimo strosnista. ¿O alguien cree que el dictador lo nombró intendente de Ypacaraí por simpatía o linda cara? Las dos cosas no tiene ni por asomo.

Después se mostró ante la sociedad como el perseguido de la época de la dictadura. Caradura si lo es. Sin embargo, le valió eso para rápidamente acomodarse después de la caída de Stroessner, al punto que fue nombrado viceministro del Interior, en 1992.

Ahí empezó a mostrar uña de guitarrero en la sinvergüencía y tal vez, como diría él, en “pokarê”. En ese tiempo, se ganó el sobrenombre de “Ladrón de Galletas” y fue porque en camiones militares mandaba llevar a su casa de Ypacaraí víveres de los policías, que incluían las famosas galleta cuartel.

Y ese tiempo también fue, en las internas coloradas, que el oficialismo robó las elecciones a Luis María Argaña y le dio la victoria a Juan Carlos Wasmosy. Aquel hecho fue reconocido por Galaverna y no sería extraño también que éste “calesitero” (era animador de fiestas patronales) haya tenido alguna participación en aquella maniobra.

Y como dice el refrán, “el ladrón juzga por su condición”, hoy el movimiento Colorado Añetete, preanuncia un supuesto esquema de fraude generalizado para que triunfe el oficialista Santiago Peña. ¿Será pura concidencia que justo en el grupo donde se encuentra “Calé” se hable de eso?

Y ya que estamos con las “perlitas” de éste “eterno” parlamentario, hace unos días al parecer completó su currículum vitae, al ser demandado por una mujer, pidiendo reconocimiento de filiación. El documento indica que el hijo ya tiene 11 años, pero el senador nunca se hizo cargo.

En torno a un sinvergüenza como “Calé” se va cerrando el círculo de los impresentables añetete. Otro recién incorporado por el grupete es Óscar Tuma, quien dejó el cartismo hace solo unas semanas y ahora apoya la precandidatura de Mario Abdo Benítez. Se dio cuenta que el entorno del presidente de la Republica no es para una persona como él.

Por ahí esta está también Silvio Piris, de la Federación de Educadores del Paraguay (FEP). Fue denunciado ante el Ministerio Público por los delitos de estafa y usura. Sería en complicidad con Rafael Sotelo. Éste sería socio de Piris en todo el esquema delictivo. Y con esa carta de presentación, el “educador” ya tiene las puertas abiertas con los sinvergüenzas añetete.

Y así se va preparando la disidencia para los comicios del próximo 17, pensando que el pueblo colorado es idiota. En realidad puede estar un tanto dormido y quizás nuestros nuevos valores no están dimensionando el verdadero objetivo del “grupete”, pero idiotas no los son.

Entonces, por más que insistan con el cuento de cambio, no engañan a nadie y más vale que se bajen de las nubes, de allí la caída será mucho más fuerte.

Commentarios

comentarios

Mira también

MSP da recomendaciones para la época veraniega

ASUNCIÓN.- Teniendo en cuenta que la época veraniega promueve el turismo a sitios de recreación, …