Martes , noviembre 13 2018
Inicio / Impreso / Añetete induce la instalación de un gobierno de facto en Guairá

Añetete induce la instalación de un gobierno de facto en Guairá

Enrique Bacchetta y Mario Abdo Benítez, principales referentes de Colorado Añetete, llevaron su “solidaridad” a Friedmann, con el solo propósito de instalar un gobierno de facto.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Tras la toma de la Gobernación de Guairá por parte de una turba enceguecida de personas, que llegaron de Caaguazú y otras ciudades vecinas, Mario Abdo Benítez, Enrique Bacchetta y el vicepresidente Juan Afara, llevaron su “solidaridad” a Rodolfo Friedmann, lo que echó más leña al fuego y enfureció aun más el ánimo de los manifestantes. Esto revela las insanas pretensiones de los políticos de Colorado Añetete, que solo buscan llevar aguas a su molino antes que resolver la situación de fondo, por lo que instalaron un gobierno departamental de facto en el Guairá.

VILLARRICA.- Con un evidente propósito de instalar el caos y atropellar las disposiciones legales emanadas de las instituciones pertinentes, Abdo Benítez, Bacchetta y Afara no encontraron otra manera de alentar esta inconducta, por lo que viajaron hasta la zona para llevar adelante un peligroso plan que se revela con la alta violencia desplegada por un grupo de adherentes de Friedmann.

La toma de la sede de la Gobernación de Guairá por Friedmann, con la ayuda de sus seguidores que llegaron en camiones de Caaguazú y otras ciudades vecinas, además del respaldo “ideológico” de los principales referentes de Añetete, como Mario Abdo Benítez, Enrique Bacchetta y Juan Afara, es para instalar un gobierno departamental de facto, ya que legalmente, el gobernador de esta región es Óscar Chávez.

Para el abogado Ramiro Sisul, defensor legal de Chávez, la renuncia de Friedmann fue aceptada por la Junta departamental y corroborada por el Tribunal Electoral. “Ante la renuncia del exgobernador Rodolfo Friedmann, por Resolución nº 2 se aceptaba su renuncia y por Resolución nº 3 se designaba como gobernador de entre sus pares al señor Óscar Chávez”, dijo. Expuso igualmente que ambas resoluciones fueron recurridas por Friedmann, quien pidió la nulidad de las mismas ante el Tribunal Electoral. “Esa acción de nulidad se rechazó el 11 de agosto del 2017 y, en consecuencia, la Resolución nº 2 – que aceptaba la renuncia de Friedmann – y la Resolución nº 3 – que designaba a Óscar Chávez como gobernador – se encuentran plenamente vigentes”, aclaró.

Sin embargo, los únicos que no quieren entender esta cuestión son Abdo Benítez, Afara y Bacchetta, ya que instalaron un juego perverso sin importarles la integridad de los manifestantes, a quienes utilizan para mantener el caos y de esta manera, “el negocio” les sea rentable.

En tal sentido, Sisul aseguró que existe una resolución del Tribunal Electoral que debe ser acatada, significó. “No porque lo digo yo, sino porque lo dice el Tribunal Electoral de la Capital que rechazó la nulidad. No hay ninguna duda de que Óscar Chávez es el gobernador”, reiteró.

Pero ante toda esta carrera violenta y perversa, el mayor interesado es Friedmann, quien utiliza todos los medios a su alcance para asegurar el “poder de facto”, lo que lo ubica, al igual que sus instigadores ideológicos, en el principal responsable del acto vandálico de atropellar una institución, desacatar una orden judicial y propiciar el odio y la violencia entre paraguayos. Mientras, los cobardes promotores de todo esto, se amparan en la más obscura villanía, sin importarles, incluso, que se queme la sede de la Gobernación del Guaira, tal cual se hizo con el Congreso Nacional, con tal de lograr los más bajos propósitos políticos con el que se benefician solamente ellos, dejando a todo un pueblo quebrado, dividido y sobresaltado.

Commentarios

comentarios

Mira también

La nueva unidad de electrodiagnóstico y Neuromodulación.

Tesãi inaugura unidad de electrodiagnóstico y neuromodulación

CIUDAD DEL ESTE.- Con presencia de autoridades, miembros del Consejo de Administración de la Itaipú,  …