Miércoles , agosto 16 2017
Inicio / Columnistas / Años para construir, minutos para arruinar

Años para construir, minutos para arruinar

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

Se suele decir que se necesitan 20 años para construir una verdadera confianza, pero que en 5 minutos se puede arruinar todo.

“La confianza es el cimiento de todo relacionamiento humano y también  en las organizaciones (incluyendo las políticas). Esa regla no cambia, porque no se puede tener relacionamientos sanos en ambientes de desconfianza”, decía el Lic. Guido R. Brítez Balzarini, socio gerente de Desarrollo de Recursos Humanos y Organizaciones, conocido con la sigla Sunergos.

Y para lograr un ambiente de confianza “recomiendo la estrategia de confiar hasta que se demuestre lo contrario”, agregó y siguió diciendo: “el respeto hacia la autoridad del líder aumenta cuando es el primero en otorgar confianza. Si el colaborador defrauda la confianza concedida, el líder debe simplemente tomar las medidas del caso”.

¿A qué viene esto? Viene a lo que está sucediendo hoy con el ministro de Agricultura y Ganadería, Juan Carlos Baruja, en el departamento de Paraguarí. Es uno de los hombres de confianza del señor Horacio Cartes y al parecer está haciendo “merito” para tirar al tacho esa esperanza firme depositada en él por el presidente de la Republica.

Cuando Baruja asumió el cargo, en el mes de enero del 2016, el jefe de Estado le dijo: “Lo que no es éxito es fracaso” y el mismo ministro sostuvo que el pedido del señor Cartes era fortalecer la institución, ordenar la casa y recuperar la confianza.

Y sin dudas que el Presidente depositó toda su confianza en Baruja y ojala no lo defraude, porque al parecer existen indicios de sus actuaciones desafortunadas en los últimos tiempos, tal vez por sus ambiciones políticas.

Aunque también hay que decir que está “bajando los decibeles”, tal vez ya tuvo algún fuerte estirón de orejas por sus actuaciones en el departamento de Paraguarí.

Según la denuncia, utiliza recursos del Estado para hacer política partidaria, repartiendo carretillas, pollitos, media sombra y fertilizantes a productores, quienes serían sus potenciales votantes. Baruja es precandidato a gobernador de Paraguarí.

El desafío clave hoy en día, en el equipo del gobierno de Cartes, está en la confianza y la ética. Y un liderazgo requiere otros ingredientes, como la inteligencia, integridad y respeto, que al parecer no son precisamente virtudes del ministro Baruja.

Ocurre que justo en este momento también se instaló el informe de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC), destacando que de 26,58% la pobreza total de Paraguay aumentó a 28,86% en los últimos años y se debe recordar que Baruja fue previamente ministro de lucha contra la pobreza y hoy asesor de ese estamento.

Sin embargo, lejos de mostrar preocupación por el informe conocido ya hace un tiempo y difundido los últimos días, Baruja seguía haciendo campaña y una denuncia concreta es sobre su presencia en Quiindy, donde estuvo en compañía del intendente de Quyquyhó, Esteban Samaniego, candidato a diputado por Paraguarí. “Allí entregó carretillas a sus adherentes”, dijeron.

Sin dudas que no tendrá la aprobación de Cartes en esa tarea, porque es el Jefe de Estado que más hizo por evitar la utilización de los recursos del Estado de manera irregular. Basta recordar su expresión aquella de ‘‘lo público debe ser público’’.

Y fundamentalmente se debe destacar que impulsó y promulgó la Ley N° 5282/14, que busca que la ciudadanía pueda ejercer su derecho de acceder a la información. Todas las instituciones públicas se encuentran obligadas a divulgar la información dentro del marco de transparencia activa, a través de sus sitios web.

Cartes, como empresario exitoso, sabe que la tecnología ayuda a avanzar y mejorar la gestión y esa misma tecnología es la que contribuye para que la transparencia sea motor de la buena gestión y por este medio se descubra, se depure y se deseche la podredumbre de la anacrónica corrupción que se instaló por años y décadas en el Estado.

La Ley N° 5189/14, “Que establece la obligatoriedad de la provisión de informaciones en el uso de los recursos públicos sobre remuneraciones y otras retribuciones asignadas al servidor público de la República del Paraguay” y la Ley N° 5282/14, “De libre acceso ciudadano a la información pública y transparencia gubernamental”.

La ley establece como principio que la información debe estar sistematizada y disponible con el fin de que sea difundida en forma permanente a los efectos de asegurar el más amplio y fácil acceso a la ciudadanía. En cuanto a transparencia pasiva se prevé que los interesados puedan solicitar la información de manera verbal, escrita y a través de correo electrónico, las respuestas deben entregarse dentro del plazo de 15 días.

La confianza entre los actores políticos es uno de esos intangibles que no se suele valorar en los análisis, pero es muy importante. Ud. señor ministro Baruja, por favor no defraude. No pierda esa esperanza depositada en su persona por el señor Presidente.

Commentarios

comentarios

Mira también

El ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona, en la Junta Municipal de Ñemby.

Encaminan traspaso definitivo del Cerro Ñemby a la Comuna

ASUNCIÓN.- El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona, hará entrega oficial de …