Lunes , noviembre 19 2018
Inicio / Columnistas / Atornillar bien la “lata” del ministerio

Atornillar bien la “lata” del ministerio

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

“Podemos meter la pata, pero no la mano en la lata”, fue una frase que el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, convirtió en un eslogan. Aquí también se puede poner en vigencia esa expresión, pero al parecer muy rápido ya metió la pata el presidente electo, Mario Abdo Benítez. Sí, con el nombramiento de Eduardo Romalino Petta San Martín como futuro ministro de Educación.

Ahora, faltaría que se cumpla eso de “no meter la mano en la lata” y probablemente se cumplirá, porque conociendo los antecedentes de este exmonaguillo de Fernando Lugo, como director de la Policía Caminera, ya no perdería tiempo metiendo la mano en la lata, sino directamente la llevaría.

Así que por favor, antes que el “impoluto” Eduardo Romalino llegue al Ministerio de Educación y Ciencias, atornillar muy bien la “lata” y cuidarla celosamente.

Hay que recordar que éste futuro secretario de Estado, la única vez que estuvo como ordenador de gastos en un ente público, dejó la sospecha de un escandaloso robo. Según un informe de la Contraloría General de la República, en la Policía Caminera en el 2009, habrían desaparecido unos 7.200 millones de guaraníes.

Alguien dijo que faltó poco para que Petta le pongas ruedas a esa entidad y llevarla a su casa. El informe sobre el posible gran robo durante su administración fue cajoneado por el entonces contralor, Augusto Octavio Airaldi, según versiones por presiones políticas e influencia del entonces presidente, el exobispo.

Hay que recordar que la auditoría de gestión practicada en la Policía Caminera (hoy Patrulla Caminera), reveló una desastrosa gestión y confirmó el mal uso de los bienes públicos.

Eduardo Romalino Patta San Martín habría hecho hasta lo imposible para que el documento de esa auditoría “desaparezca” y habrá logrado porque éste impresentable personaje nunca respondió sobre aquel supuesto gran robo.

Este Petta es el mismo aquel inútil fiscal en Encarnación, que luego fue acomodado asesor de la Gobernación de Caazapá y como “monaguillo” de Lugo se desempeñó como presunto deshonesto director de la Caminera. De ahí pasó a ser “asesor” de seguridad vial de la Municipalidad de Asunción y para convertirse finalmente en un tristemente “celebre” senador.

Ahora, es premiado por “Marito”, quien había dicho que gobernará con los colorados y justo ubica en una de las carteras más importantes a un traicionero de la ANR, un veleto, que solo busca beneficios personales y acomodo para sus “mujeres”.

Marito ya le dio antes oportunidad, precandidatándolo para ser gobernador de Central y perdió de manera humillante ante un locutor, Hugo Javier González. Ese hecho ya fue una muestra de que éste “bueno para nada” no es querido ni siquiera en la Gran Asunción y mucho menos será querido en el resto del país, en el que se hizo conocer solamente por mandar a las rutas sus recaudadores, los inspectores de la Caminera. Y lo único que habrá enseñado en su vida (en el tema educación) es como se usa un casco o como debe colocarse el cinturón de seguridad.

Y hablando de colocación, en eso sí es experto Petta. Que digan sus “amigas”, las que fueron ubicadas en lugares claves para adjudicarse jugosos zoquetes. Por ejemplo, Miriam Arroquia Morínigo fue colocada en la parte administrativa de la Gobernación de Caazapá (2006-2007).

“Casualmente” en ese tiempo se descubrió un faltante de más de G. 5.000 millones de las arcas del gobierno departamental. La investigación de aquel caso estuvo a cargo del fiscal de Caazapá, Geraldino Cazal.

De ahí fue traída a la Policía Caminera, en San Lorenzo, como una de las personas de confianza cuando Petta asumió como director. Igualmente, trajo de Caazapá a su pareja sentimental, Noelia Aranda Chamorro y logró con el entonces ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Efraín Alegre, ubicarla como “planillera” en esa secretaría de Estado, con un salario de G. 5.000.000.

Posteriormente, cuando fue destituido de la Policía Caminera, Eduardo Petta fue contratado por Arnaldo Samaniego (intendente de Asunción entonces) como asesor de Seguridad Vial. La primera en colocarse con él en la comuna capitalina fue Miriam Arroquia, con un salario de G. 11.454.000.

En el 2013, asumió como senador y lo primero que hizo nuevamente fue llevarle a su “amiga vip”, Mirian Arroquia. Fue nombrada en el Senado con salario de  G. 11.800.000. Fue descubierta y sacada de esa cámara.

Estas son algunas de las “perlitas” del futuro ministro de Educación. Imagínense en manos de quien estará la formación de los niños y jóvenes de nuestro país. Dista muchísimo del compromiso asumido, durante su campaña por el presidente electo. Él reiteró varias veces que la educación iba ser uno de los pilares fundamentales de su gobierno.

Imposible creer que Marito confíe en una persona, que a más de estar salpicada por la corrupción, es inútil e incapaz para llevar adelante la transformación de la educación. Los últimos indicadores ubican a Paraguay en niveles muy pobres. Y evidentemente Eduardo Romalino Petta San Martín no es el indicado para mejorar las cosas. Hay que revertir pronto esta situación.

Commentarios

comentarios

Mira también

J. Augusto Saldívar muestra sitios muy especiales para disfrutar de la naturaleza y pasar días en el verano.

J.A. Saldívar, ciudad convertida en mayor productora de frutihortícolas

La ciudad de Julián Augusto Saldívar, del departamento Central, más conocida como J. A. Saldívar, …