Miércoles , noviembre 22 2017
Inicio / Impreso / Bacchetta dice que no festejaron lo que festejaron

Bacchetta dice que no festejaron lo que festejaron

El incendio del Congreso fue celebrado por los senadores disidentes y opositores, según se podía ver en un video.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- Senadores disidentes y opositores que se encontraban en el despacho del presidente de la cámara, el viernes 31, fueron fotografiados mirando fijamente la pantalla del televisor, festejando la invasión e incendio al edificio del Congreso. Según Enrique Bacchetta, la alegría fue por la reaparición de Miguel Abdón Saguier, quien, por lo visto, salió de la pantalla del plasma.

La imagen trascendió las fronteras y generó todo tipo de repudio, porque mostraba uno de los lados más sucios de la política criolla, un grupo de senadores tan intolerante y retorcido, que festejaba la agresión de un grupo de patoteros al edificio del Congreso, transmitida en ese momento por los canales locales.

Pero todo fue fruto de la imaginación de la gente. En realidad, los senadores estaban tan compungidos por la agresión que estaba sufriendo “su” lugar de trabajo, que para olvidar el intenso dolor que sufrían, resolvieron festejar el regreso de Saguier, desaparecido durante días, vaya uno a saber por qué.

Esto es lo que dijo el disidente Enrique Bacchetta, haciendo el ridículo, como cada vez que uno intenta justificar lo injustificable. Aseguró que ellos no festejaron lo que festejaron sino el retorno del hijo pródigo.

Lo que no quedó claro es cómo llegó Saguier al despacho de Robert Acevedo ya que se notaba la alegría de los presentes mientras miraban fijamente la pantalla del televisor, y, salvo que el liberal haya salido de allí, lo que hizo Bacchetta fue pretender vendernos espejitos.

El viernes 31 a la tarde, un grupo de desadaptados comandado por el presidente del PLRA, Efraín Alegre, rompió el cerco policial que protegía el edificio del Congreso e ingresó a la fuerza, provocando todo tipo de destrozos en los elementos de trabajo y no se conformó hasta que prendió fuego quemando gran parte del edificio.

La imagen de los senadores festejando la barbarie cayó como balde de agua fría a mucha gente que se había dejado convencer por este “grupete” y su supuesta defensa de la institucionalidad de la República. Lo que quedó demostrado allí fue que era tal su ambición que estos políticos estaban dispuestos a llegar a extremos gravísimos para el país con tal de salirse con la suya.

Así que Bacchetta puede decir misa si quiere, pero la vergonzosa imagen está prendida en la retina de todos.

Commentarios

comentarios

Mira también

Los camiones destruyen las veredas, casillas y el cableado del microcentro.

Camiones que descargan mercaderías destruyen veredas del centro de CDE

La Municipalidad de Ciudad del Este denunció que camiones de gran porte destruyen las veredas …