Lunes , noviembre 12 2018
Inicio / Economía / Bancos no pueden estar abusando impunemente

Bancos no pueden estar abusando impunemente

A nivel país existen más de 3,2 millones de usuarios de tarjetas de débito o crédito.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

CIUDAD DEL ESTE.- El interés del 57% que estaban cobrando los bancos por el uso del dinero plástico era muy abusivo. “Los banqueros y los bancos deben entender que no pueden estar cobrando el interés que se les antoja. El porcentaje del 57% ya es abusivo, y los banqueros deben entender que no pueden estar haciendo lo que se les antoja eternamente. El gobierno actuó ante un abuso”, dijo el economista Amílcar Ferreira.

Pero éste indicó que la tasa de 13,8% también es un absurdo. “Es muy bajo, un porcentaje que no es abusivo es de 25 a 30%”, agregó el profesional. Debemos indicar que el porcentaje de la tasa usuraria que las operadoras y administradoras de tarjetas de créditos aplicaban, y que estuvo en un 57%, es establecido por el Banco Central del Paraguay (BCP).

Los bancos y financieras piden que la tasa de interés sea de entre el 35 y 40% anuales.

Ferreira indicó que el artículo 9 de la Ley 5.476 que puso un tope a la tasa de interés por el dinero plástico debe ser modificado. El porcentaje que se va a aplicar con la actual redacción de la normativa es un absurdo. Este porcentaje es del 13,8%.

El mencionado artículo dice que el interés debe ser el promedio de las tasas pasivas.  Cuando debería de decir la tasa pasiva de la CDA (Certificado de Depósitos de Ahorro). Con esto el interés debe oscilar entre 26 al 28 %.

“Es casi seguro que luego de las elecciones municipales, la Cámara de Senadores va a modificar el artículo 9 de la ley que pone tope a las tasas de interés por las tarjetas de crédito”, dijo Ferreira.

Con relación a la propaganda que hacen los bancos y las financieras sobre que van a desaparecer las tarjetas de crédito dijo que es no es cierto. Pero sin duda va a limitar más el uso. “Después de esto, lo bancos deben entender que no pueden abusar con los intereses, y el consumidor debe aprender a saber usar las tarjetas de crédito y cualquier otro producto o servicio que ofrecen los bancos y financieras”, dijo el economista.

Entidades amenazan

Sobre el anuncio que hicieron la Asociación de Bancos del Paraguay (ASOBAN) y la Asociación de Entidades Financieras del Paraguay (ADEFI), de aumentar el porcentaje mínimo del pago de las tarjetas de créditos, es una simple amenaza, a criterio del economista, Amílcar Ferreira.

Actualmente, el pago mínimo debe ser el 10% de la deuda total. Se mencionó que los bancos pueden aumentar hasta el 50%. “De cumplir con esta amenaza merecerá una nueva intervención del gobierno, por que nuevamente van a estar cometiendo una tremendo abuso”, dijo el analista económico.

Significó que si aumentan el porcentaje al 50% van a generar un problema social grave, atendiendo a que muchas personas de baja renta no van a tener condiciones de abonar el 50% de sus deudas con las tarjetas de créditos. “No creo que los bancos y financieras cumplan esta amenaza. Es una amenaza para hacer  presión”, dijo el profesional.

Interés de solo 1,2% mensual

Con la aplicación del artículo 9, de la Ley 5.476, la tasa de interés que se debe cobrar sobre las deudas en forma mensual es de solo 1,2%, de acuerdo al cálculo realizado por el economista Amílcar Ferreira.

“Este porcentaje es muy bajo”, dijo el profesional. Indicó que debido a esto se debe modificar el mencionado artículo de la normativa.

El economista explicó que dicha tasa debe ser de al menos 2,5%, o sea el 30% anual, que es un porcentaje razonable.

El ejemplo del Brasil

El expresidente del Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, había cuestionado duramente a los bancos por los abusos que cometían. Había indicado que las exigencias y las normas aplicadas por los bancos y financieras evitaban que los servicios que ofrecían estén al alcance de la gente más pobre.

Dispuso que uno de los bancos estatales, la “Caixa Económica Federal”, abra cajas de ahorros y cuentas corrientes con depósitos mínimos de 100 reales, y que las personas puedan tener acceso a los servicios del banco como ser las tarjetas de créditos y las de débitos.

Las tarjetas eran limitadas a un crédito de 100 reales que podría ir aumentando de acuerdo al ingreso de los beneficiados. La tasa de interés que se cobraba era la misma tasa que se pagada en concepto de interés por los depósitos en caja de ahorros, o sea estaban entre el 5 y el 10%.

Pero las personas de baja renta podían tener acceso a los servicios que hasta ese entonces estaba destinado solamente a las familias de clase media y alta. Esta fue una forma en que el gobierno brasileño encontró para regular los abusos que cometían los bancos y financieras con las tasas de interés.

Pero actualmente el cobro de interés por el uso de las tarjetas en el Brasil, por parte de los bancos privados, puede llegar a los 400% anuales debido a que tiene la incidencia del costo de vida, de la inflación y la cotización del dólar. Todos subieron.

Commentarios

comentarios