Martes , noviembre 13 2018
Inicio / Editorial / BARAJAR DE VUELTA

BARAJAR DE VUELTA

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Qué pena. En un momento clave. Bajo fuego enemigo. Un recurso brillante.  Iniciativa popular con 30.000 firmas para llamar a referéndum a fin de habilitar o no, la reelección vía enmienda. Nada más democrático. Nada más justo.  ¿Recoger tal cantidad de firmas?. Nada. Poca cosa, dado el tremendo potencial de la figura de Horacio Cartes, dentro de las filas del oficialismo y también dentro de la ciudadanía independiente, que mira con aprecio todo lo bueno que está haciendo el gobierno y que nunca, jamás, en la historia del país, se había alcanzado.  No digan que no. Porque podemos presentar casos y casos. Uno de ellos nomás, la entrega de la vivienda social número 20.000 el próximo mes de febrero. Lo que hicieron en este aspecto los gobiernos anteriores, solamente puede servir como objeto de burla.

Pero en fin, los intrascendentes de la oposición, que buscan  protagonismo a toda costa, tuvieron oportunidad de hacerse un festín con las irregularidades halladas en las listas presentadas por la ANR. En realidad, se hubiera hecho una depuración tranquila si no fuera por los diarios de los grandes señores que hablan de un  “país fundido”, pero ellos hacen cada día más buenos negocios, que baten el parche día y noche con el tema hasta el punto de ensuciarlo peligrosamente.

Sin duda, los problemas detectados son obra de la dirigencia colorada. No de la cúpula partidaria ni del gobierno, que jamás habría dado semejantes instrucciones. En realidad, ni siquiera los seccionaleros son responsables. Es la antigua “viveza partidaria”, así nomás luego se hacían las cosas tanto en los partidos de la oposición como en la ANR, herencia cultural-maldita, de la dictadura de Alfredo Stroessner, que evidentemente, no termina de irse del todo.

En aq        uel tiempo estas cosas eran normales y muchos de ellos, siguen sin darse cuenta que ese tiempo se acabó, que es imposible mantener en vigencia tales prácticas tramposas que caracterizaron a regímenes “fuertes” de antaño.

Pero pese a todos los pesares, las cosas se pueden aun hacer bien. Se debe barajar de vuelta como dicen quienes desean arreglar una situación que vale la pena.

La iniciativa es buena, la forma como se la hizo fue una equivocación. Pues bien. Que se la haga de nuevo, como corresponde.  No en secreto ni en sitios cerrados, sino a la luz de la gente y de los medios, que de cualquier modo le seguirán encontrando problemas pero no como los de ahora.

Se instala una mesa en la ANR y la gente del partido va a firmar, documento en mano. Asimismo, en los locales del interior.  Se instalan también mesas ciudadanas, donde los independientes, o de otros partidos, que están de acuerdo con el tema pasen a firmar libremente, sin ningún tapujo, sin ninguna vergüenza.

Que se trabaje incluso con la lista aprobada por el TSJE por el tema de la inscripción en el registro electoral.

Por supuesto que la gente pasará a firmar. Mucho más de las 30.000 firmas requeridas. Y allí todo el proceso será indubitable. Y si el Senado con los stronistas sublevados, no le da curso, deberán ser objeto de una repulsa general y algún tipo de acción legal punitiva y que enmiende las cosas.

El pueblo paraguayo y el colorado en especial no debe olvidar nunca que todos estos problemas están causados en origen por los “marioabdistas”, traidores del Partido Colorado que aliados a un grupúsculo opositor le dieron entidad a una serie de maniobras que están poniendo el palo en la rueda de todos los emprendimientos del gobierno. Lo  que quieren es imponer la candidatura del tal “Marito” a como dé lugar y listo. El stronismo de vuelta. Con “Don Mario” y todo.  Y los estúpidos de “Don Acero” y “Don Antonio”, métale fuego para que esto pase.

Debe triunfar el deseo de la mayoría. Cuatro millones de paraguayos deberán decir sí o no a la enmienda para la reelección. El resto es tramperío, tramoyas, mentiras, cinismo y falsedades.

Hay que barajar de vuelta e ir de nuevo adelante, hasta conseguir el objetivo. Camino lleno de problemas, pero bien transitable.

Commentarios

comentarios

Mira también

Marito sin filtro

Arrancó bien. Un informe de su reciente visita al Vaticano, recordando hasta con cierta solemnidad …