Martes , octubre 23 2018
Inicio / Columnistas / A Blas Lanzoni “le empachó la leche”

A Blas Lanzoni “le empachó la leche”

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

No sería nada descabellado pensar que al ex gobernador de Central, Blas Lanzoni, “le empachó la leche”, sacado de la boca de unos 200 mil escolares. Ocurre que el supuesto referente del PLRA sufrió, al parecer, de alucinaciones en los últimos tiempos y aunque no tenga un trastorno mental, cayó en percepciones que no se corresponden con la realidad y sería por la “indigestión láctea”.

La obsesión de Blas Lanzoni, en su campaña como candidato a senador, fue el presidente de la Republica, Horacio Cartes, y lejos de ensayar alguna propuesta, por lo menos una de sus tantas mentiras como político, se pasó diciendo que vencerá al jefe de Estado. Su única propuesta fue esa.

Le salió el tiro por la culata, fue humillado y no solamente porque Cartes le ganó lejos para el Senado, también porque “le bailó” en la elección para gobernador de Central. Hugo Javier González, a quien Lanzoni le trata de “kachaquero”, de manera despectiva y descalificándolo por esa condición, le ganó claramente a su candidato, Líder Amarilla (PLRA).

Lanzoni no sabe hacer otra cosa que mentir y mentir (estrategia del miente y miente que algo quedará), desde su época en que era vendedor de ladrillos en Ñemby, pasando luego por la intendencia de esa ciudad, a ser diputado, gobernador y ahora será senador.

Sin dudas, interesante currículum tiene, pero… ¿cuáles fueron sus aportes a su comunidad o a su departamento? Nada, absolutamente nada. Pero a la hora de buscar beneficios personales, es capaz de pactar con Dios y con el diablo, tal es así que, hace un poco más de un año se convirtió en líder del movimiento Equipo Joven del PLRA, hasta entonces presidido por el senador Blas Llano. Lanzoni tenía mayor acercamiento al oficialismo partidario, presidido por Efraín Alegre. El fin fue llegar a acuerdos que faciliten la llegada del partido Liberal al poder en el 2018. Que las ganas les den provecho.

En aquel entonces, Lanzoni buscó una concertación y él quería ser la cabeza del movimiento para las elecciones del 2018 e integrar la chapa con Fernando Lugo, para la presidencia de la república. Al parecer no le dieron ni la hora.

Claro que en aquel momento estaba muy presente aquella denuncia contra Blas Lanzoni, quien habría dejado a unos 200 mil niños del departamento Central sin alimento.

El ministro de Hacienda de entonces, Santiago Peña, dijo que el gobernador, Blas Lanzoni, no priorizó el pago de la deuda a los proveedores de la leche para escuelas públicas. Los recursos fueron entregados a todas las gobernaciones, la mayoría cumplieron, menos Central y no se sabe dónde está la plata. El único que debe saber es Blasito.

La administración del ahora electo senador dejó una deuda a la Cámara Paraguaya de Industriales Lácteos (Capainlac) de G. 23,5 mil millones y ya no se presentaron más a la licitación. No hay más leche para los niños.

Peña explicó que se le dio muchos más recursos a Central, en comparación a las demás gobernaciones, pero las otras han sabido arreglarse. “Trabajamos como todos los años con los 17 gobernadores, a comienzos de año hacemos un plan de pago y le decimos, esto es lo que te podemos transferir y cumplimos con eso”, aseguró Peña.

Lo cierto y lo concreto es que, no se sabe el uso que le dio Lanzoni a los más de 23 mil millones de guaraníes o que hizo de la leche recibida por el mencionado valor. Si se “tragó” todo Lanzoni, es para empacharse.

Y con ese antecedente, este liberal quería ganarle a Cartes y sabiendo que de manera limpia no lograría, comenzó en el juego muy sucio. Pero el presidente no cayó en su “trampa”. A pocas semanas de las elecciones del 22 de abril, aproximadamente 1.000 familias fueron arreadas por Lanzoni y fueron “tiradas” al predio del Cuartel de la Victoria.

El asesor jurídico de la empresa de transporte 29 de Setiembre (Línea 18), César Martínez, fue quien informó que los buses en que llevaron a los invasores, fueron contratados por Blas Lanzoni. Pero éste, fiel a su estilo de mentir siempre, negó todo y para variar, acusó a Horacio Cartes de estar detrás de ese informe del asesor de la Línea 18.

Era evidente que Lanzoni le veía al presidente de la Republica “hasta en la sopa” y aprovechó de vuelta aquel momento para vaticinar una “derrota catastrófica” de Horacio Cartes en el Senado. El liberal apenas pudo meter 13 senadores, contra 18 de los colorados.

Lo que los liberales buscaron con aquella ocupación de la propiedad militar, fue “un lote por tu voto”, en primer lugar y en segundo lugar, el objetivo fue la reacción del gobierno e impulsar el desalojo del predio y que se produzca enfrentamientos y si es posible, que haya alguna nueva víctima fatal, un nuevo Rodrigo Quintana.

Otro tiro por la culata para los liberales, en su Alianza con Frente Guasu, que ahora ya pasa a llamarse “Fracaso Guasu”. Pero algo positivo, por lo menos mantiene su sigla, FG.

El pueblo, en elecciones limpia y transparentes, le dio una buena lección a los inútiles liberales, que durante 28 años gobernaron el departamento Central y lo único que lograron fue abultar sus bolsillos, pero por suerte, como dice el refrán “no hay mal que dure 100 años”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Más familias van abandonando sus hogares ante la crecida del río Paraguay.

Más de 2.000 personas abandonaron sus hogares por el repunte del río Paraguay

Alrededor de 2.000 personas ya abandonaron sus hogares a consecuencia de la inesperada crecida del …