Lunes , mayo 29 2017
Inicio / Columnistas / Buenas perspectivas para el sistema bancario

Buenas perspectivas para el sistema bancario

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro. Comentarista invitado.
Por: Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro. Comentarista invitado.

El sistema bancario ha iniciado el 2017 con buenas perspectivas de poder ir consolidándose en los próximos meses su gestión económica-financiera-patrimonial.

Si bien, los créditos desembolsados a febrero de este año observan una leve contracción vs. igual periodo de 2016 (US$ 12.243 millones vs. US$ 12.582 millones), no obstante si los comparamos con los 2 primeros meses del 2015 se visualiza un crecimiento en torno al 15%.

Tengamos en cuenta que el 2016 para nuestro sistema bancario no ha sido fácil, debido al impacto dentro de su portafolio de crédito, de la sensible disminución del precio de los principales productos commodities (soja, trigo, maíz), siendo la oleaginosa la que más “ha golpeado” la posición económica-financiera tanto de productores como de la banca en general, dado que históricamente un importante porcentaje de los créditos están orientados al sector agro-exportador.

Esta coyuntura desfavorable hizo que a agosto 2016 el nivel global de morosidad fuera del 3,33%, pero ya con un nivel disminuido a diciembre 2016.

También el sector ganadero se vio afectado, debido a las riadas de los primeros meses de 2016, anegando grandes extensiones de campos del Bajo Chaco, haciendo que se resientan los niveles de comercialización de carne bovina al mercado externo, al cual va orientado el mayor porcentaje de lo faenado a nivel local, cuya participación relativa dentro de “la torta” de préstamos de los bancos sigue siendo importante.

Pero las mejoras dentro de la salud del portafolio de crédito del sistema bancario se están haciendo sentir gradualmente, reduciéndose la mora al 3,25% a la fecha, pues se debe tener en cuenta que dentro de la misma se incluyen créditos a Pymes, además del segmento de Retail o personales quienes vieron resentidos sus niveles de facturaciones/ingresos  afectando por ende a su normal capacidad de repago y esperándose para fines de este semestre el ansiado efecto multiplicador o derrame hacia nuestra microeconomía.

Ojalá esta recuperación que se viene observando se mantenga consistente por el resto del año, teniendo en cuenta los aspectos apuntados precedentemente, haciendo  que la morosidad se incrementara  a niveles superiores a los normales, obligando a las mismas a tener que recurrir a la cartera RRR (Renovaciones, Refinanciaciones y Reestructuraciones de los préstamos), a fin de poder ir recomponiendo sus carteras de créditos, acomodándolos a las potenciales capacidades de repago de sus clientes, que les permitan ir revirtiendo las clasificaciones adversas de las deudas según lo establece la Resolución 1/08 del BCP.

Los buenos resultados que se esperan en el agro este año, harían hecho incluso que un monto importante de préstamos puedan ser cancelados, lo que daría a estas instituciones mayores posibilidades de incrementar de nuevo los niveles de asistencia crediticia.

Bien sabemos que el sistema bancario juega un rol importante dentro de nuestro desarrollo económico, a través de la oferta de variados productos crediticios y no crediticios, siendo un intermediario importante para la satisfacción de cobertura de necesidades de capital de trabajo como para inversiones en bienes de capital orientados a los diversos segmentos de negocios, como también en lo que atañe al sector de retail o préstamos personales.

Creo que este año, de mantenerse el actual comportamiento en precios de nuestros principales productos agrícolas, en el que resalta nítidamente la soja en grano, estimándose una cosecha récord no inferior a las 10 millones de toneladas, y un ingreso global por exportación no menor a 3.000 millones de dólares, es dable esperar que pueda tener su impacto positivo tanto en los niveles de inversión como de consumo. Esto beneficiaría a nuestra necesitada microeconomía, que es justamente lo que viene esperando de tal forma a que los niveles de poder de compra de un importante segmento de nuestra población pueda mostrar “una mayor musculatura”, dado que en el 2016 también han pasado momentos bastante complicados en lo que se refiere a niveles de facturaciones vs. su estructura de costos y gastos haciendo que en muchos casos los niveles de rentabilidad fueran bastante ajustados y hasta negativos en algunos casos.

El buen comportamiento que le pueda corresponder a nuestra macroeconomía en lo que resta de este año, de hecho que podrá ser positivo para el buen trend de evolución de nuestro sistema bancario, que felizmente ha venido mostrando en los últimos años una mayor capacidad de reinvención por parte de sus principales directivos, lo cual hace que hoy día la banca en general ya no sea la misma de décadas anteriores en donde prácticamente el 100% de las utilidades derivaban de los negocios crediticios.

Commentarios

comentarios

Mira también

Durante el debate de las propuestas de los ya seleccionados. Foto archivo.

Suspenden audiencias para selección de FG

ASUNCIÓN.- El Consejo de la Magistratura informó ayer que quedan suspendidas las audiencias públicas para …