Lunes , noviembre 19 2018
Inicio / Impreso / Candidatos del PT podrían ser inhabilitados para participar de las elecciones de octubre

Candidatos del PT podrían ser inhabilitados para participar de las elecciones de octubre

El candidato a vicepresidente de Brasil por el PT, Fernando Haddad.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El exministro y exalcalde de São Paulo Fernando Haddad, compañero de fórmula de Lula da Silva como vicepresidente de Brasil, afirmó que el PT no renunciará a la candidatura presidencial del exmandatario para las elecciones del 7 de octubre. Sin embargo, ambos aspirantes enfrentan cargos con la Justicia. En el caso de la candidatura de Lula, el Tribunal Electoral se pronunciará el 17 de septiembre; en tanto que Haddad fue acusado por enriquecimiento ilícito y podría perder sus derechos políticos.

BRASILIA.- “Si ni el pueblo brasileño prescinde de Lula, mucho menos el Partido de los Trabajadores (PT)”, sostuvo Haddad durante un acto de su partido en la ciudad de Belo Horizonte.

A su vez, recordó que “llegó un pronunciamiento de la ONU” que determina que el exjefe de Estado “debe ser candidato”. Se refiere a la decisión cautelar no vinculante del Comité de Derechos Humanos del organismo, que pidió que se tomen “todas las medidas necesarias” para que el líder del PT “pueda ejercer sus derechos políticos”.

A pesar de su encarcelamiento y de estar virtualmente inhabilitado, la formación socialista insiste en la candidatura de Lula, en virtud del liderazgo que viene demostrando en todos los sondeos.

No obstante, su candidatura será probablemente vetada ya que la legislación electoral brasileña prohíbe expresamente que condenados en segunda instancia, como es su caso, se presenten a cualquier cargo electivo.

Haddad no hizo declaraciones sobre la denuncia presentada por la Fiscalía brasileña, en la que se le acusa de enriquecimiento ilícito durante la campaña de 2012, en la que disputaba la Alcaldía de la ciudad más poblada de Brasil. El Ministerio Público solicitó la suspensión de los derechos políticos del aspirante a vice.

En su lugar, optó por centrar su discurso en la defensa de la libertad de Lula, quien cumple una condena de 12 años por corrupción en Curitiba, y en la crítica al “atentado a la democracia” que, en su opinión, resultó, a mediados de 2016, en la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff.

El Partido de los Trabajadores, a través de un comunicado, señaló que la denuncia presentada contra Fernando Haddad es tan “falsa” e “irresponsable” como la que otros miembros de la Fiscalía presentaron contra el expresidente, encarcelado desde el pasado abril para purgar una condena por corrupción pasiva y lavado de dinero.

La última palabra sobre la situación de Lula da Silva la tendrá el Tribunal Superior Electoral, que tiene plazo para pronunciarse hasta el próximo 17 de septiembre, cuando faltarán 20 días para las elecciones más inciertas de la historia reciente de Brasil.

INCERTIDUMBRE ELECTORAL DERRUMBA LA CONFIANZA DE LOS EMPRESARIOS

Un sondeo en 6.000 empresas brasileñas reveló que para el 72% de ellas, la situación económica y política es una de las peores desde 2016, cuando comenzó el gobierno de Michel Temer.

Hay que remontarse casi 70 años para referirse a un escenario de democracia en Brasil, con un nivel de incertidumbre político-electoral como la que domina la etapa actual. No solo es difícil arriesgar un pronóstico de quién llegará como candidato a la segunda vuelta de los comicios, sino que tampoco es fácil avizorar la autonomía de gobierno que tendrá el próximo presidente, ya sea por la conflictividad social como también por las dificultades para negociar con los sectores empresariales, de un lado, y el Congreso del otro. Es esa inseguridad la que explica el derrumbe de la confianza empresarial en la evolución de la economía.

Un indicador indiscutible es el Índice de Confianza del Empresario del Comercio (CNC). Este agosto acusó un declive singular, con el menor nivel de los últimos doce meses. Fue de 2,5% desde julio. Una encuesta entre 6.000 empresas reveló que para 72% de los entrevistados el panorama económico es uno de los peores desde 2016, cuando se inauguró el gobierno Temer.

El jefe de Estado brasileño suele solazarse con los “excelente índices de crecimiento económico”. Lo cierto es que, faltando apenas 40 días para la primera vuelta de las elecciones, lo que se observa “es una caída acumulada en el volumen de ventas minoristas de 20% entre 2015 y 2016; mientras que de ese derrape ni siquiera será recuperada la mitad”, indicó Fabio Bentes, economista de la Confederación Nacional del Comercio.

Commentarios

comentarios

Mira también

Becarias del Programa Becal, exhibiendo sus títulos.

Hoy se cierra el plazo para postulase a Becal

ASUNCIÓN.- El Programa Nacional de Becas de Postgrado en el Exterior “Don Carlos Antonio López” …