Lunes , septiembre 24 2018
Inicio / Columnistas / Cartes, el dictador

Cartes, el dictador

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: José Rojas.
Por: José Rojas.

En términos bien comprensible y fácil de entender: lo que realmente ocurrió el martes pasado en el Senado fue la culminación de un proyecto de dejar fuera a empresarios y políticos que eternamente lucraban con el Gobierno. Todos sabemos quiénes son y si no los ubica, amable lector, le sugiero que abra las páginas de algunos diarios que hacen de voceros de ese grupo de políticos que pretendió seguir lo que se les antojaba. Integran un terrorífico equipo que asistía al inexorable resquebrajamiento de sus planes destructivos.

¿Se rompió el orden constitucional?, ¿se instaló una nueva dictadura? Hasta el momento, los medios y políticos que acusan no han facilitado un solo elemento que indique que así fue. Puedo calificar al delirante Nicolás Maduro de dictador, porque desde el principio de su mandato derrochó pruebas de tiranía: apresó a políticos opositores, tortura y persigue a su pueblo que reclama una hogaza de pan etc. ¿Algo de esto ocurre en Paraguay?

A ver, intentaré enumerar los indicios de dictadura que los políticos se niegan a contarnos:

Este Gobierno:

-Blindó el dinero del Estado contra los empresarios de medios que siempre utilizaron los espacios periodísticos con planes extorsivos para lucrar. Ese capital tuvo mejor destino: la educación.

-Esta administración envió al extranjero a estudiar cerca de 1.000 jóvenes. El último en hacerlo fue Carlos Antonio López. ¿Qué Gobierno puso a disposición de los estudiantes parte de los recursos de Itaipú Binacional? La educación es enemigo de un dictador.

-Blindó el dinero del Estado contra los políticos que utilizaron siempre sus influencias para recaudar.

-Ejecutó hasta el momento el mayor gasto público de los últimos gobiernos, contando desde Wasmosy en adelante.

-Invirtió en obras de infraestructura, mucho más que dos gobiernos juntos.

-Transparentó la información del Estado, evento que ningún gobierno anterior se animó a ejecutar.

-Elevó la calificación internacional de Paraguay al punto de ingresar a los exclusivos mercados. Consecuencia de ello, más de 2.000 personas influyentes en el mundo de los negocios se concentraron en Asunción interesados en saber más de lo que hizo el Gobierno para impedir que la crisis arrastre la economía… y de paso crecer.

-En el ámbito personal. Cartes dona su salario a la fundación del padre Trento y de su patrimonio financió su propia movilidad por un valor -hasta el momento- cerca de 13 millones de dólares.

-Se entregaron 20.000 soluciones habitacionales.

-Se resolvió hasta hoy el problema financiero de 16.000 pequeños productores.

Hay más números pero el espacio es tirano.

¿Quiénes son los guardianes de la democracia?, ¿quiénes se rasgaron las vestiduras al ver que la Patria sucumbía bajo el capricho de Cartes? Algunos de ellos:

Blanca Ovelar, responsable de la peor reforma educativa que recuerde la historia.

Silvio Ovelar, “trato apuá” para sus íntimos, que se enojó porque no logró favorecer a sus amigos de la universidad de su valle.

Mario Abdo Benítez, sí que sabe de dictaduras. No está en condiciones morales de mostrar un camino contra la dictadura. Gracias al dictador no conoció necesidades y se jacta de ello.

Robert Acevedo, vive acosado por la mafia fronteriza; el mismo lo confesó. A propósito, dicen los que saben que en Pedro Juan Caballero se vive tranquilo si uno no se mete con los marginales.

Desirée Masi, su lucha en realidad es el de una esposa que pelea valientemente para no ir a Tacumbú de visita los jueves y domingo.

 Efraín Alegre, bueno este señor peleaba por ganar la presidencia por abandono. Sabe que desaparece si compiten Cartes y Lugo. Además, tiene aún una cuenta que saldar; hasta el momento no explicó porque la caja del Ministerio de Obras amaneció un día sin fondo.

¿De qué defensa de la democracia me pueden hablar?, ¿con qué argumentos? Tampoco explican dónde radica el supuesto rompimiento de la institucionalidad.

El único problema que enfrentan políticos y empresarios de la oposición es no haber logrado el objetivo de destruir la posibilidad de Cartes de competir nuevamente por cinco años más. Es que otros cinco años más sin la mamadera del Estado se hace muy pesado. No da gusto cinco años más de llanura.

Commentarios

comentarios

Mira también

Patricia Lima, Josefina Mercado y Tania Domaniczky.

“Plaza Fashion Show” para sentir la primavera, en Shopping Jesuítica

“Plaza Fashion Show”, se denominó el evento que desarrolló el Shopping Jesuítica para dar la …