Martes , noviembre 20 2018
Inicio / Columnistas / Combate frontal a la extrema pobreza

Combate frontal a la extrema pobreza

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro
Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro

La Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC), dio a conocer recientemente la serie de incidencias de pobreza total y extrema por departamentos. A través de la misma se deduce que los departamentos más “golpeados” por la extrema pobreza son Caazapá, con un índice del 55,78%; le sigue Concepción con 49,97%; San Pedro con 48,07% y Caaguazú con 47,43%.

La última encuesta que lo había realizado el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), mostraba que a nivel país tenemos unos 200.000 pequeños productores en estado de vulnerabilidad económica. Son los que de hecho precisan un FOCUS primario por parte de dicha cartera estatal, para que a través de sus técnicos puedan trabajar estrechamente con los mismos “in situ” en sus campos de labranza. Empezando por un diagnóstico del nivel de fertilidad de sus tierras y en base a ello determinar los rubros de producción a los que deberían de orientar sus esfuerzos a fin de tenerlo lo más diversificado y atomizado posible, que les permitan poder obtener ingresos lineales y mucho más remunerativos  durante todo el año y no exclusivamente casi  concentrado en unos cuantos meses.

Es un trabajo que ya los vienen haciendo, pero habrá que darle todo el énfasis necesario dada la importancia que reviste a nivel país.

También se precisa que se los pueda dar todo el apoyo logístico que necesario fuere que les permitan poder nuclearse en pequeñas cooperativas de producción, a fin de que puedan llegar con sus productos hasta los compradores finales, eliminando “la tan odiosa intermediación”de quienes históricamente se han llevado el mayor porcentaje de las ganancias con un mínimo esfuerzo y que puedan compensar realmente el sacrificio realizado por estos productores.

Si todo esto se llegara a concretar exitosamente, pues iríamos por buen camino en la reducción gradual, pero consistente de las franjas de extrema pobreza que afectan a estos productores, quienes precisan un apoyo cercano durante todo el año a fin de lograr los objetivos productivos y de comercialización que se precisan para que su gestión económica pueda verse fortalecida. Pues con todo esto, se estará dando un gran paso hacia el fortalecimiento de la cadena de valor y productiva que es lo prioritario en estos momentos.

Los 4 departamentos expuestos precedentemente deben ser los receptores primarios de estos apoyos, pues las inversiones en gastos sociales realizados por el gobierno a través de los subsidios a personas de tercera edad y en otros conceptos, si bien son importantes para un mejor control y amortiguamiento de los niveles de pobreza, no obstante el trabajo que se viene haciendo con estos pequeños y medianos productores les permitirán contar con una mayor fortaleza en niveles de ingresos. Esto permitirá coadyuvar positivamente a que las franjas de extrema pobreza se vean reducidas gradualmente siendo este el objetivo primario al cual debemos orientar nuestros esfuerzos para lograr mejoras cualitativas y cuantitativas en el estándar de vida de estos productores  que permitan en una próxima encuesta la reducción en los niveles apuntados ahora y que paralelamente puedan hacer que los hijos de estos labriegos no se vean obligados a migrar hacia la capital o Dpto. Central en busca de fuentes de trabajo.

En nuestro país, los tenemos a varias cadenas de supermercados, también están los mercados de abasto, quienes día a día y durante todo el año están adquiriendo en grandes volúmenes frutas, hortalizas y otros productos hortícolas, y muy bien a través del apoyo que les puedan brindar las autoridades del MAG podrían establecer con los mismos alianzas estratégicas, de tal forma a delinear todos los cursos  alternativos de acción que necesario fueren para que se los comercialicen sus productos directamente a los mismos.

De concretarse satisfactoriamente, estaríamos dando un paso importante en la lucha contra la extrema pobreza, pues no hay que ser “mago” para  darse cuenta que los mismos trabajan durante todo el año pero los ingresos percibidos por sus ventas apenas les alcanzan para una subsistencia semi digna y en pleno siglo XXI no seria para nada aceptable que el que realmente trabaja  continúe con limitaciones económicas y los “más avispados” que son los intermediarios sonríen todo el año pues son los que se quedan con los mayores márgenes de rentabilidad del negocio.

A simple vista todo esto parecería una “misión semi imposible”, pero no lo es en absoluto, pues hoy día contamos con técnicos preparados para apoyar a estos productores, y también con toda la logística y estrategia necesaria además de apoyo crediticio vía Banco Nacional de Fomento(BNF) y Crédito Agrícola de Habilitación(CAH) para que realmente a través de un cambio dentro de la cadena de producción y ventas puedan sentirse realmente pues  hoy día muchos de ellos lamentablemente lo que hacen es restar más que sumar  por los diversos aspectos mencionados, pero que por suerte son absolutamente reversibles.

Commentarios

comentarios

Mira también

Durante el acto de presentación de los equipos y los especialistas del área de la Fundación Tesãi.

Fundación Tesãi da otro salto gigante en la medicina moderna

El nuevo equipo de estimulación magnética transcraneal, único en Paraguay por sus características  para el …