Miércoles , septiembre 19 2018
Inicio / Editorial / Condonación municipal

Condonación municipal

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El intendente de Asunción, Mario Ferreiro, defendió la decisión adoptada por la Junta Municipal, a propuesta suya, de exonerar de impuestos a la empresa que trajo al Cirque Du Solei, y dijo que la medida se adoptó para que el público paraguayo pueda disfrutar del espectáculo de jerarquía mundial, e incluso subsidiar a fundaciones y sectores de escasos recursos, los cuales, de otra manera, no podrían acceder al show. A priori, no ponemos en tela de juicio los fines altruistas que aduce el jefe comunal. Sin embargo, existen interrogantes sin respuestas, que merecen explicaciones muy claras por parte de las autoridades municipales, independientemente de que el monto “condonado”alcance la suma de 200.000 dólares, como dice Mario o 1.000.000, como sostuvo la concejal Josefina “Pepa” Kostianovsky.

Ferreiro alegó que el pedido de no cobrarle impuesto a la empresa que contrató el espectáculo, G5pro, provino de la Secretaría Nacional de Cultura (SNC) y citó otros casos en los que se obró de igual manera, como el Rally Dakar, agregado que lo no ingresado en conceptos impositivos se compensa con una mayor ocupación hotelera y el aumento de turistas.

Tales argumentos carecen de solidez. En primer lugar, porque importa poco si la solicitud la hizo la citada Cartera de Estado o el mismísimo Papa Francisco. Lo único que debiera importar es si corresponde o no darle curso favorable. Pero además, la comparación con el Dakar es forzada, por decir lo menos, pues mientras la competencia que concitó el interés mundial con semanas de antelación era abierta y gratuita, las funciones del prestigioso Circo están reservadas para aquellos que pueden abonar sus elevadas tarifas. Y algo más, el Rally ingresó importantes sumas de dinero al país, mientras que el espectáculo en cuestión llevará mucho más de lo que aporta.

Un aspecto que resulta particularmente llamativo es la fecha en la que se produjo la exoneración, 9 de agosto, siendo que las funciones se iniciaron dos semanas antes, el 26 de julio. ¿Por qué llama la atención? Porque tanto el intendente de Asunción como la empresa contratante del espectáculo sostuvieron que sin el subsidio no hubiera sido posible tenerlo en el país. Pero si esto fuera cierto, ¿cómo esperaron hasta casi la culminación de las presentaciones para recién ahí presentar la solicitud, la que podía haber sido rechazada? No es creíble. Este tipo de acuerdos no se realizan de este modo.

Ahora bien, tanto el Cirque Du Solei u otro tipo de eventos artísticos pueden ser subsidiados por los municipios o el Estado. Se les puede eximir del pago de impuestos y otorgar incluso otros beneficios. Ese no es el problema. Éste radica en la falta de claridad y en los fundamentos inconsistentes que se expusieron para justificar el hecho, de los cuales se desprenden dudas de si el verdadero móvil no fue beneficiar a la empresa contratante.

Y estas sospechas se acrecientan dado que si el objetivo fuera facilitar el acceso de sectores de escasos recursos, Mario debería dar aún más explicaciones, desde quiénes fueron los beneficiados, hasta cómo se los escogió.

Claridad, eso es lo único que le reclama al intendente de Asunción y a los concejales que dieron curso favorable a su pedido.

Commentarios

comentarios

Mira también

Zapatero, a tus zapatos

Dicen por ahí que como diputado, Miguel Cuevas es un buen zapatero. Y debe ser …