Domingo , noviembre 18 2018
Inicio / Impreso / Congreso se instala en medio de confusión e incertidumbre

Congreso se instala en medio de confusión e incertidumbre

Congreso de la Repúblia.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- Si bien Colorado Añetete alcanzó la Presidencia de ambas cámaras, en Diputados, con sus aliados acostumbrados del efrainismo, se impuso por solo 41 votos  contra 39, una mayoría muy frágil, por cierto. Y en el Senado se vio en la obligación de apartarse de sus antiguos aliados, al menos por ahora, para pactar a cambio con el cartismo y el llanismo. Un escenario que ofrece más incertidumbres que certezas para el gobierno que se instalará el próximo 15 de agosto.

Durante la elección de la mesa directiva de Diputados pareció bastante claro lo que se había rumoreado semanas antes, que el presidente electo, Mario Abdo Benítez, iba a gobernar en alianza con Efraín Alegre y Fernando Lugo. De hecho, son estos sectores los que llevaron a la Presidencia de la cámara al añetete Miguel Cuevas. Esto resultaba casi creíble ya que fue justamente con estos sectores con los que el abdismo había actuado de manera coordinada durante la mayor parte de los 5 años del período que acaba de terminar, aunque, lo más creíble y lógico, desde luego, fuera que buscara gobernar con su partido y sus correligionarios.

De todos modos, en la Cámara Baja se concretó la alianza que le sirvió de base a Colorado Añetete para traicionar a Horacio Cartes y al Partido Colorado.

Sin embargo, pocas horas después, en el Senado, se dio una situación diferente y los abdistas tuvieron que aliarse con sus correligionarios de Honor Colorado y el llanismo liberal, justamente los sectores con los que siempre mantuvieron un abierto y claro antagonismo. No resulta muy claro cuál sería el motivo de este cambio profundo y lo primero que se piensa es que a Colorado Añetete le interesa que jure Nicanor Duarte Frutos y solamente podrá conseguir apoyo para ello entre los senadores de Honor Colorado y del llanismo.

Claro que esto también significa que, después del 15 de agosto, Horacio Cartes tendrá el camino allanado para asumir en su banca, aunque esto es algo que no interesa a los añetete.

Pero la elección de Beto Ovelar como presidente de la cámara parecería aligerar bastante la crisis generada por sus compañeros de bancada, puesto que él, desde un comienzo, se mostró de acuerdo con que tanto Cartes como Duarte Frutos juren como senadores activos y no vitalicios, que es lo que pretenden las bancadas de la oposición.

De todos modos, el ambiente es de bastante confusión e incertidumbre, porque no queda claro con qué sectores, finalmente, Abdo Benítez concretará sus alianzas, puesto que no tendrá a su disposición a un bloque colorado unido y dispuesto a poner en marcha todos los proyectos del Ejecutivo.

Commentarios

comentarios

Mira también

La tuberculosis es la novena causa de muerte en el mundo

ASUNCIÓN.- El Ministerio de Salud lleva adelante una campaña denominada Escuchá tu interior. #NoSilenciesLaTos. En …