Viernes , noviembre 16 2018
Inicio / Impreso / Corrupción y Venezuela en la Cumbre de las Américas

Corrupción y Venezuela en la Cumbre de las Américas

Todo está listo para la VIII Cumbre de las Américas en Perú.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

La corrupción que se convirtió en un flagelo que cada vez más preocupa debido a que no conoce de estamento social, ni de ideología, es un uno de los temas centrales de la Cumbre de las Américas que arranca mañana en Perú. Otros temas como la crisis venezolana están en la agenda, aunque todo lo que se resuelva en el cónclave no tendrá la fuerza que se esperaba debido a la ausencia del presidente estadounidense, Donald Trump, que está haciendo sonar los tambores de guerra, al anunciar un posible ataque a Siria.

ASUNCIÓN.- La lucha contra la corrupción pasó a primer plano de una Cumbre de las Américas sin Donald Trump, que aspiraba a convertir la cita regional del fin de semana en Lima en una ofensiva diplomática contra el régimen venezolano de Nicolás Maduro.

La ausencia del presidente de Estados Unidos deja sin brillo un cónclave hemisférico, ya deslucido por problemas de la región y la difícil relación con la administración del imprevisible Trump, destacan agencias de noticias en relación a la cumbre que se inicia mañana.

Será la primera ausencia de un presidente estadounidense en este encuentro hemisférico desde su creación por el demócrata Bill Clinton en 1994 para promover el libre comercio y los derechos humanos en la región.

Según la Casa Blanca, Trump se quedará en Washington para “supervisar la respuesta estadounidense a Siria” y “monitorizar los acontecimientos en todo el mundo”. Una señal inequívoca para el mundo y sobre todo para Rusia e Irán de que Estados Unidos agita los tambores de guerra, resaltan los medios de prensa.

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo que esperan que haya una respuesta de la comunidad internacional sobre lo que está pasando en Venezuela.

Un grupo de países, encabezados por el Grupo de Lima, que se creó para promover la democratización de Venezuela, trabaja para “desconocer los resultados electorales” de la elección presidencial de mayo, boicoteada por la oposición, en el empobrecido país con las mayores reservas petroleras del mundo pero que está viviendo una crisis social y un éxodo migratorio sin precedentes.

Para Washington, Venezuela “es el problema más acuciante de este hemisferio en este momento”.

LA CORRUPCIÓN 
La ausencia de Trump podría hacer desistir a otros mandatarios de la región, incómodos con la agenda de una cumbre que tiene como tema central la corrupción, una lacra que ha hecho caer al presidente peruano, Pedro Pablo Kuzcynski -sustituido por su vicepresidente Martín Vizcarra-, y que ha llevado a la cárcel al exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Los organizadores esperan una veintena de mandatarios, entre ellos, los de Brasil, Chile, Ecuador, Colombia, Canadá, Panamá y Honduras.

Los organizadores esperan también la presencia del cubano Raúl Castro.

Más de 2.000 personas participarán en Lima en los numerosos foros -pueblos indígenas, sociedad civil, jóvenes, parlamentos o empresarios- que preceden a la cumbre.

MADURO ANUNCIÓ QUE NO IRÁ A LA REUNIÓN, A LA QUE NO FUE INVITADO

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció finalmente que no irá a la Cumbre de las Américas, que se celebrará en Perú el viernes y el sábado.  Lo confirmó pocas horas después de que el presidente de los EE.UU., Donald Trump, cancelara su asistencia ante el inminente ataque a Siria, indican medios de prensa latinoamericanos.

En su programa de televisión, Maduro mencionó la ausencia de Trump en la cumbre porque “Lima para él (Trump) es el patio trasero”, y no se quiere sentar con presidentes de la región, como Juan Manuel Santos, Mauricio Macri y Enrique Peña Nieto, porque “los desprecia, los usa y los desusa”.

Maduro había hecho de su participación en la cumbre una cuestión de honor. Durante un mes mantuvo en vilo a Perú por su insistencia en acudir a una reunión a la que el país  anfitrión le ha negado la invitación. Pero su interés se desinfló de repente. “La verdad es que esa cumbre no está en nuestras prioridades, nunca ha estado. En esa cumbre no hay ningún tema que se vaya a decidir. Esa cumbre es una verdadera pérdida de tiempo”, enfatizó en el Palacio de Miraflores, durante un encuentro con el sector educativo de su país.

En Perú, sin embargo, las organizaciones populares paralelas a la cumbre se habían movilizado, unas para repudiar la presencia del líder chavista y otras para recibirlo y boicotear el acto desde la calle. Maduro no estará presente, pero sí el tema de la crisis de Venezuela, una crisis que sigue escalado a nivel regional.

Commentarios

comentarios

Mira también

Unas 30 personas con catarata recuperaron la vista en CDE

CIUDAD DEL ESTE.- La Fundación Visión, institución médica referente a nivel nacional en prevención y …