sábado , julio 20 2019
Inicio / Impreso / “Fuera corrupto”, una parte del abucheo a comitiva presidencial

“Fuera corrupto”, una parte del abucheo a comitiva presidencial

La comitiva presidencial fue abucheada por los fieles presentes en la celebración.

CAACUPÉ.- Del “Marito de la gente” pasó a ser “Marito abucheado por la gente”. Ayer toda la comitiva que acompañó al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, para la misa central de las festividades de esta ciudad, fue abucheada al ingresar al Obispado y al salir del desayuno tradicional, del que participó con las autoridades de la Iglesia.

Entre todos los miembros de la comitiva presidencial, el más cuestionado fue el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor. “El grito de “fuera corrupto” retumbó en el santuario, en medio de otros tipo de abucheo a la delegación.

Alrededor de las 8 horas, el presidente y su esposa Silvana López Moreira, más varias otras personas de su entorno, ingresaron al Obispado de la Diócesis, para compartir un desayuno. Alrededor del sitio, se formó un cordón compuesto por militares y policías, quienes a empujones se mantuvieron con los fieles en los alrededores.

El cura rector del Obispado, Pbro. Arnaldo Godoy, expresó su molestia con la guardia presidencial por el dispositivo de seguridad que implementó y la forma en que actuó contra la prensa y los peregrinos.

“Se tiene que buscar otros mecanismos para brindar seguridad al presidente, no se puede pasar por encima de los derechos de los peregrinos que vienen a rezar y a participar de la misa”, manifestó.

Agregó que no fue lo planificado, “no había necesidad de actuar de esa forma”, dijo el sacerdote.

Asimismo, comentó que en la víspera (viernes de noche) los militares ya pretendieron cerrar las calles y los accesos de la Basílica, queriendo desalojar incluso a los devotos que se encontraban orando dentro de la capilla. “En ese momento se produjo la primera discusión, que terminó con el retiro de los militares”, informó el padre Godoy.

Luego retornaron, acompañados de policías, y comenzaron a colocar los vallados, dificultando la circulación de la gente y evitando que los peregrinos entren junto a la Virgen para rezar.

Recordó el cura rector de Santuario que uno de los guardias lo maltrató diciéndole que “quién era él para intentar obstaculizar la labor de los mismos”. Luego, con la llegada de otra persona de la guardia presidencial, un poco más entendido, se volvió a levantar el dispositivo.

“Voy a hablar con el obispo y ver si no se puede evitar la realización del desayuno con autoridades, luego de la misa, o que se vea un sistema de seguridad más acorde. No se puede avasallar a la gente en detrimento de unos pocos”, subrayó el sacerdote Arnaldo Godoy.

Commentarios

comentarios

Mira también

“Pido disculpas al pueblo paraguayo por el bochornoso espectáculo”

ASUNCIÓN.- El senador Enrique Riera pidió disculpas a la ciudadanía por lo ocurrido en la …