Lunes , diciembre 10 2018
Inicio / Impreso / Crisis en el MEC: Cuerda se soltaría por la parte más débil

Crisis en el MEC: Cuerda se soltaría por la parte más débil

Eduardo Petta.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Aunque dijo que recién hoy se sentará a conversar sobre la crisis en el Ministerio de Educación, al dar su apoyo público a Eduardo Petta, al ratificar que “él es el ministro”, el presidente de la República parecería haber dictado sentencia en el caso. Si esto es cierto, la que pagará los platos rotos será la viceministra Nancy Ovelar, justamente la parte más débil de la cuerda.

ASUNCIÓN.- Sería muy positivo que, al analizar la crisis generada en el  MEC, el presidente se tome su tiempo para darse cuenta de que aquí no hubo un enfrentamiento por métodos educativos, sino una pelea entre presuntos corruptos, que se acusaron el uno al otro, de hechos que debieran avergonzar a los demás integrantes del gabinete.

El ministro Petta acusó al marido de la viceministra de hechos de corrupción, y ella retrucó acusando al secretario de Estado de lo mismo. Más parece una pelea de gangster que de autoridades de uno de los ministerios más importantes del gobierno.

Aunque el ministro dijo que si Ovelar no se va, se irá él, todo parece indicar que no tiene ninguna intención de hacerlo y que aguarda que el presidente le dé su apoyo, algo en lo que parece no equivocarse luego de que Abdo Benítez haya respondido que “él (Petta) es el ministro”, dando por hecho que será lo que diga el secretario de Estado lo que primará.

Esta es la primera crisis del gabinete del presidente, que ni siquiera ha llegado aún a los 100 días de gobierno, plazo tácito que se suele dar antes de que empiecen los problemas y las críticas. Pero es obvio que Abdo Benítez está batiendo todos los récords porque con solo 3 meses de mandato, la sensación que se tiene es que sus decisiones fueron erradas y la esperanza que queda es que esto sea fruto de la inexperiencia y se pueda ir corrigiendo rumbos.

A pesar de haber demostrado una clara tendencia a favor de Petta, Abdo Benítez dijo que aguardará que se calmen las aguas antes de interceder abiertamente en la crisis, algo que parece difícil puesto que ni el ministro ni la viceministra Ovelar dieron la más mínima señal de que están dispuestos a buscar puntos que les permita una reconciliación.

Peor aún, Ovelar dijo que analiza la posibilidad de demandar a Petta por el daño que produjo a su familia ante las acusaciones en contra de su marido, José Carlos Gorostiaga. Aunque aseguró que no renunciará al cargo, parece intuir que la sacarán, de lo contrario, no haría estas amenazas.

Commentarios

comentarios

Mira también

Andrea Fernández, embajadora del Coaching Internacional.

Brindaron por el Primer Simposio Internacional de Coaching en Paraguay

El primer Simposio Internacional de Coaching tuvo lugar en el Hotel Sheraton de Asunción. Durante …