Jueves , septiembre 20 2018
Inicio / Columnistas / Cuánta razón tenía Mochito

Cuánta razón tenía Mochito

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Marilut Lluis O’Hara
Por: Marilut Lluis O’Hara

Juan Manuel Morales, conocido como Mochito, decía hace muchos años, cuando los medios de prensa lo veíamos como el reflejo de todo lo corrupto en la Justicia Electoral, que allí, “el más tonto fuma bajo el agua”. Pensábamos entonces que, como era colorado, era el único sinvergüenza entre los miembros del TSJE.

Recuerdo que aplaudimos con alegría cuando Mochito pasó a retiro. Creíamos que con eso empezaba una nueva era en la Justicia Electoral, que sería encabezada por Alberto Ramírez Zambonini, hombre probo y decente, perseguido injustamente por su colega y por Juan Carlos Galaverna.

Pero tenía razón Mochito, no hay ningún tonto en el TSJE y ahora ya sabemos que el pobre era un inocente al lado de su colega liberal, el verdadero responsable de todos los entuertos y negociados que ocurren desde hace más de 20 años en la institución. Porque no olvidemos que desde que se instaló el primer tribunal, en 1995, Ramírez Zambonini formó parte del triunvirato.

Las denuncias de negociados en la Justicia Electoral invaden las páginas de los diarios todos los días. Planilleros, choferes con sueldos millonarios, empleadas domésticas con sueldos de la institución y hasta una financiera que concede préstamos usureros, cuyos beneficios van a parar a los bolsillos de los popes. Y en todos los casos hay un denominador común, Ramírez Zambonini, el artífice de todo el despelote y del despilfarro del dinero público de manera desvergonzada.

Así que Mochito tenía razón. En la Justicia Electoral, el más tonto fuma bajo el agua. Y lo hace con la complicidad de varios sectores políticos, fiscales y jueces, que observan impertérritos como la delincuencia maneja todos los hilos de la institución, sin tomar cartas en el asunto, porque les conviene que Ramírez Zambonini y sus compinches sigan al frente ya que de esa manera se aseguran de que continúen los buenos negocios.

Debe haber alguien en alguna parte que pueda salvarnos de esta escoria. Yo no creo que en este momento haya alguien que dude de que los tres miembros del TSJE son sinvergüenzas y de que es una barbaridad que sigan al frente de la institución que maneja las elecciones en el país.

Somos muchos los que estamos hartos de estos badulaques. Pero no tenemos forma de librarnos de ellos salvo a través de la denuncia y el repudio. Es lamentable que no haya alguien que tenga el poder y sea lo suficientemente honesto para impulsar los procesos en contra de los tres. Estos sujetos deben estar en la cárcel, es lo que merecen, y no seguir ocupando un espacio que debiera ser para gente proba y honesta. Ojalá que alguien acepte el desafío y recoja el guante, antes de que Ramírez Zambonini, Jaime Bestard y María Elena Wapenka terminen de desvalijar la institución.

Commentarios

comentarios

Mira también

Taller de capacitación sobre “Arqueología: Ciencia, Cultura y Turismo”.

Capacitan en “Arqueología: Ciencia, cultura y turismo”

ASUNCIÓN.- Funcionarios de las Misiones Jesuíticas de Santísima Trinidad y de Jesús de Tavarangüé, en …