Jueves , noviembre 22 2018
Inicio / Columnistas / “De badulaque estamos hablando”

“De badulaque estamos hablando”

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

Cuando la semana pasada, en la Cámara de Senadores se aprobó el proyecto de Ley “Que establece normas para la matriculación de vehículos automotores que elimina la chapa transitoria”, hubo fuertes críticas a ciertos parlamentarios. Uno de los comentarios más contundentes fue el de Claudio Raúl Villagra.

Este ciudadano se refirió más directamente al senador Eduardo Petta y hasta dijo que el verdadero objetivo de la nueva legislación es la creación del “Ministerio Petta de Recaudación Vial”, alias “Agencia Nacional de Tránsito”, manifestó.

Al calificarlo como persona a Petta, sostuvo “De badulaque estamos hablando” en su cuenta de Facebook y esa expresión la hizo extensiva a otros congresistas que se erigieron en defensores de la Constitución, según acotó.

Para el referido senador, encuentrista renegado, las virtudes de la normativa son la seguridad pública y sostiene que los autos sin chapas son utilizados por los sicarios, los asaltantes, entre otros.

Increíble este personaje, denunciado por instigación a la violencia, en alusión a los hechos se registraron el 31 de marzo pasado, que ahora demuestra su absoluta ignorancia sobre la realidad del país.

La nueva ley no podrá garantizar absolutamente nada, excepto tal vez el abultamiento de su bolsillo, porque el que va a delinquir no va a usar ni su auto ni su matrícula. En la mayoría de los casos, los asaltos se realizan con autos robados o vehículos directamente sin chapa.

Para mucha gente, el senador Eduardo Petta demuestra que poco o nada le importa el pueblo humilde y al parecer elabora proyectos de leyes sólo pensando en su bolsillo.

Antiguamente era común hablar de la “Ley de bolsillo”, pero esa expresión hacía referencia al “libro de bolsillo”, al tipo de edición de libros que se comercializa con un formato especialmente manejable.

Y en el caso de Petta, vuelve a ponerlo en vigencia y dejó también reflejado que es muy católico, porque sigue el ejemplo del Santo Padre. En el mes de marzo del 2015, el Papa Francisco sorprendió a los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro con un libro de bolsillo, “para vivir una buena Cuaresma”.

A diferencia con Petta, éste “honorable” parlamentario no solo quiere vivir una buena cuaresma, o un buen periodo parlamentario, sino el resto de su vida a costilla del pueblo, creando la Ley “de bolsillo”.

Cuando argumentó los cambios introducidos al proyecto de Ley, de origen Diputados, aseguró que el espíritu es muy importante, pero lo más importante para él son las sanciones, multas, “que se establecerán de acuerdo a las normas de la Agencia Nacional de Tránsito y Seguridad Vial”, manifestó.

Ese es el punto de la cuestión, porque la ambición de Petta se centra en eso, su sueño de manejar alguna vez la Agencia. Alguien ya dijo que tiene proyectado llevar adelante grandes negociados, ya como “dueño” de esa entidad, porque en el Parlamento ya no ingresará ni por desgracia y menos en otro cargo electivo.

Otro argumento utilizado es la supuesta posibilidad de reducir el índice de corrupción policial. “Con ellos (por los policías) se empieza la conversación y termina en coima”, dijo. De la corrupción, solamente puede hablar con tanta seguridad alguien que conoce muy bien. En este caso, Petta reiteró cientos de veces las palabras coimas y corrupción, mencionando igualmente a la Patrulla Caminera. ¿Y quién puede saber mejor que él lo que pasa en la Caminera? Solamente quien estuvo adentro y Petta fue director de esa entidad, dependiente del Ministerio de Obras Públicas, en época en que Efraín Alegre era ministro.

Innumerables fueron los hechos de corrupción denunciados en la entonces Policía Caminera, manejada por Petta, por lo que no se le puede calificar de exagerado a Claudio Raúl Villagra cuando dice… “De badulaque estamos hablando”.

La supuesta obsesión de este impresentable personaje es la seguridad vial, pero ya no convence a nadie con eso. Fue también quien propició la Ley Nº 5225/14, con la cual se dispuso la derogación de la Ley N° 3850/09 “Que crea el Sistema Nacional de Inspección Técnica Vehicular y establece la Obligatoriedad de la Realización de la Inspección Técnica como requisito previo para la obtención o renovación de la patente municipal de rodados en todo el territorio nacional”.

Al parecer los propietarios de los locales de inspección de rodados no le ofrecieron los millones de argumentos necesarios para defender una legislación como esa.

Con todas las cosas mencionadas, definitivamente no se puede esperar gran cosa de este Eduardo Romalino Petta San Martín. De inútil fiscal llegó a ser acomodado asesor de la Gobernación de Caazapá y como “monaguillo” de Lugo se desempeñó, aparentemente como un deshonesto director de la Caminera y ahora se constituye en un senador de lamentable actuación.

Commentarios

comentarios

Mira también

La nueva Albirroja entusiasma, tras el amistoso  ante la Selección de Sudáfrica. (Foto @Albirroja).

Un equipo que puede dar más… mucho más…

Tras el duelo entre Paraguay y Sudáfrica decíamos que “hay razones para soñar”, refiriéndonos a …