Jueves , noviembre 15 2018
Inicio / Impreso / El defensor del Pueblo apoya escraches y los califica de “sanos”

El defensor del Pueblo apoya escraches y los califica de “sanos”

Dr. Miguel Ángel Godoy, defensor del Pueblo.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

De manera sorprendente, el defensor del Pueblo, Miguel Ángel Godoy, quien debería velar por los derechos de todos los ciudadanos, apoya los escraches selectivos que llevan adelante grupos de personas, de manera violenta. En entrevista con ADN, dijo que “es un derecho que tiene la población, siempre y cuando sea pacífico”, obviando las series de atropellos que cometen los “indignados”, violando los derechos de tercero. Godoy además se refirió a otros conflictos que mantiene en su dependencia.

ASUNCIÓN.- Miguel Ángel Godoy prefirió no hablar del caso Horacio Cartes y Nicanor Duarte Frutos, quienes fueron electos senadores, pero no pudieron asumir por caprichos políticos de la exdisidencia y de un sector de la oposición. Sin embargo, defendió a los escrachadores, que se caracterizan por cometer atropellos, violando los derechos de tercero.

Asimismo, el defensor del Pueblo se refirió en la entrevista sobre otras cuestiones que guardan relación con el funcionamiento de la dependencia, los derechos humanos, que él dice defender, además del presupuesto insuficiente para su despacho, de acuerdo a sus expresiones.

ADN.- De los escraches a los políticos, ¿qué piensan como institución?

  1. MIGUEL A. GODOY.- Evidentemente si los escraches no son selectivos y nacen verdaderamente de una actuación ciudadana con una convicción, son sanos. Es un derecho que tiene la población, siempre y cuando sea pacífico, nadie puede desmentir que es un derecho.

Además las cosas están cambiando y esto hace que las autoridades estén recapacitando sobre su actuar. Existe un proceso en donde se está mirando más las figuras y los nombres.

Pero hay que echar también un vistazo al Poder Judicial, el cambio debe ser estructural. En primer lugar los jueces de primera instancia y los actuarios deben ganar bien.

En este mismo momento tenemos una Corte Suprema de Justicia que dice que no hay recursos. Sin embargo, demuestran todo lo contrario, los ministros con todas sus parentelas se van de vacaciones en lugares paradisíacos del mundo hospedándose en hoteles de lujos. Además envían a sus hijos a capacitarse en costosas universidades de otros países.

También existe una suerte de nepotismo tremendo y es triste que las asociaciones de jueces del Paraguay no estén reclamando sus derechos a tener un mejor salario y mejores condiciones de vida y estructuras para poder vivir y trabajar dignamente.

ADN.- ¿Qué opinión le merece la situación de Nicanor Duarte Frutos y Horacio Cartes, que no pueden jurar como senadores activos?

  1. MIGUEL A. GODOY.- Como mi trabajo es tema de Derechos humanos, no me meto en cuestiones de decisión política.

ADN.- ¿Cuál es el principal inconveniente que están afrontando en este momento?

  1. MIGUEL A. GODOY.- Lastimosamente hace unos días la Justicia me quería imponer como directora de víctima de la dictadura del stronismo en el área penal de defensa de los derechos humanos de las mujeres y los niños una persona que reconoció la tortura de más de 400 presos. Se trata de Olga Blanco, que fue procesada en Ciudad del Este por ese hecho y se detallan en la resolución judicial como sucedieron los hechos.

Para la tortura se utilizaron diversos elementos como guachas, cachiporras, electricidad, que fue realmente una tristeza. Ante esta situación tuvimos que reacciona, porque nos iban a calificar de país poco serio, teniendo entre nuestros funcionarios una persona de este tipo y la desvinculamos de la institución.

Inicialmente, obtuvo una medida cautelar para seguir en el cargo, pero felizmente los magistrados, reconocieron su error y finalmente tuvieron que revocar su error. Asimismo declararon caduco el juicio.

ADN.- ¿Qué están haciendo con respecto a los abusos sexuales, que incluso se están cometiendo en las Fuerzas Armadas?

  1. MIGUEL A. GODOY.- Estamos pidiendo informes, también interviniendo y en ese sentido también denunciamos a los magistrados que dieron una exigua condena (solo dos años de prisión, con suspensión de la condena y el pago de G. 5 millones) al sacerdote Félix Miranda, por el abuso a un menor.

Este es un flagelo social que se tiene que encarar con una tremenda seriedad. Se debe establecer una suerte de crisis en ese sentido ante la falta de protección a la niñez y que todas las instituciones que tienen que ver con el tema puedan trabajar juntas.

Hay que reconocer también que la Defensoría del Pueblo es una de las instituciones públicas con el peor presupuesto en el Paraguay, pero aún así yo trato de recorrer todo el país y hago el esfuerzo por enfrentar estas situaciones que son tremendas.

Los abusos sexuales ocurren constantemente y es preocupante. Hay que empezar a trabajar estructuralmente sobre el tema.

Asimismo, tuvimos tan mala suerte que 4 a 5 ministros de la Niñez y la Adolescencia, no solo se caracterizaron por no sacar el trasero de la silla anteriormente, sino que venían con procesos judiciales oscuros. No tuvimos suerte con respecto a las autoridades que estaban encargadas de proteger a los menores.

Hoy tenemos esperanza en la ministra, Dra. Teresa Martínez, porque ha demostrado un trabajo muy eficiente en la Fiscalía.

ADN.- Específicamente en el caso de la niña supuestamente violada en la Armada, ¿cuál es la medida a tomar o acciones a encarar?

  1. MIGUEL A. GODOY.- Nosotros vamos a iniciar un proceso, como nuestra ley 639/95 establece, vamos a pedir un informe e iniciar una investigación de oficio y un control del debido proceso. Este último consiste en evitar que los procesos queden en el oparei, porque generalmente cuando hay un impacto mediático se actúa mucho, todos los estamentos se mueven, pero cuando termina las masivas propagandas queda en el olvido.

Sin embargo, si le damos un seguimiento constante, pidiendo informes, controlamos el proceso y estamos encima, sabemos que se va a llegar a un final con Justicia.

ADN.- ¿En qué situación se encuentran los presos de nuestro país?

  1. MIGUEL A. GODOY.- Hay un hacinamiento importante en la cárcel de Tacumbú. En materia de comida en lugares como Villarrica y Ciudad del Este, hay para dar peleas y llenar ciertas expectativas, pero Tacumbú hay que trabajarlo estructuralmente.

ADN. – ¿Cuánto es el presupuesto de la Defensoría del Pueblo?

  1. MIGUEL A. GODOY.- No alcanza ni los G. 12.000 millones anuales, es el presupuesto que corresponde a una pequeña municipalidad. Es poca plata para una institución que debe defender los derechos humanos con competencia jurisdiccional en toda la República del Paraguay.

Si nosotros tuviéramos una oficina de Defensoría en todos los departamentos podríamos armar una estructura importantísima para defender los derechos de la gente.

Operamos desde la sede central ubicada en Asunción, contamos con una pequeña oficina en Ciudad del Este y por mi parte recorro todo el país, esa es la forma en que estamos trabajando. Seguimos así y vamos a ver qué tipos de oportunidades tenemos con este nuevo gobierno.

Un nuevo gobierno siempre es sinónimo de esperanzas. Del la anterior administración tuvimos respaldo de créditos presupuestarios, nos brindaron la posibilidad de contar con vehículos, despacito, pero seguimos creciendo.

ADN.- ¿Cuáles son las proyecciones a corto, mediano y largo plazo?

  1. MIGUEL A. GODOY.- La proyección urgente es la formación de la comisión Nacional de Objeción de Consciencia y ponerla en marcha. Con esto ya se va a tener una estructura de trabajo y se va a establecer los parámetros para cobrar las multas para quienes no van ir al cuartel.

ADN.- ¿Qué opina de la obligatoriedad del servicio militar?

  1. MIGUEL A. GODOY.- Es obligatorio porque está establecido en la Constitución Nacional, es indiscutible. Sin embargo, se tiene que trabajar en la profesionalización y la Objeción de Consciencia que es la opción para los ciudadanos que no quieran ir al cuartel.

Por su parte las Fuerzas Armadas debe tratar de depurar sus filas y no generar una especie de impunidad a los graves hechos denunciados y que manchan la imagen de la institución con mucha gloria.

ADN.-  Su actuar es muy cuestionado, como por ejemplo el haber pateado la puerta del Tribunal de Cuentas de Ciudad del Este…

Dr. MIGUEL A GODOY.- Cuando me fui a Tribunales de Ciudad del Este, la jueza me cerró la puerta por la cara y casi me rompió la nariz, ante esta situación metí una patadita a su puerta y se viralizó. La reacción que tuve fue porque Olga Blanco reconoció haber torturado con electricidad a presos discapacitados. Además, les desnudó y les pegó con guachas.

Se constató que 400 presos abuelitos estaban lesionados. Ella aceptó los hechos y que pagó una indemnización a los afectados. Entonces dije que no podía estar más en la institución y la destituyo del cargo de directora de víctima de la dictadura del stronismo, que es de confianza.

Sin embargo, el Tribunal de Cuentas ordenó que se le reponga en el cargo porque no era cargo de confianza, pero ella tenía solo un rubro y ocupaba solo ese cargo. Ante esta situación yo me fui a la sede de la mencionada instancia judicial, pasó lo que pasó y cambiaron su resolución, dándome la razón. Declararon la caducidad del juicio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Commentarios

comentarios

Mira también

Unas 30 personas con catarata recuperaron la vista en CDE

CIUDAD DEL ESTE.- La Fundación Visión, institución médica referente a nivel nacional en prevención y …