Martes , octubre 23 2018
Inicio / Impreso / Defensor del Pueblo: Existe una urgencia de cambios generacionales
Abg. Miguel Ángel Godoy Servín, defensor del pueblo.
Abg. Miguel Ángel Godoy Servín, defensor del pueblo.

Defensor del Pueblo: Existe una urgencia de cambios generacionales

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El defensor del Pueblo, abogado Miguel Ángel Godoy Servín, en una entrevista con ADN Paraguayo, explicó que cuando asumió el cargo encontró una institución prácticamente en ruinas y en la actualidad están luchando para que se respete el derecho de la gente humilde, en desburocratización del Estado en todos los servicios y por una ampliación presupuestaria para tener una Defensoría mucho más organizada e importante. Entre los logros, durante su gestión, mencionó el ahorro de G. 110.000 millones gracias al rechazo de pedidos de indemnización que no correspondían. Además, habló de urgentes cambios generacionales en todos los sentidos, en los poderes del Estado.

ADN.- ¿Cómo encontró la institución cuando asumió el cargo?

MIGUEL GODOY.- Hace más de un año y dos meses, cuando asumí el cargo, la institución se encontraba en condiciones tétricas en especial el techo, la estructura, la parte eléctrica, prácticamente el edifico, por su antigüedad, se estaba cayendo a pedazos. En la actualidad ya están a punto de culminar las obras de mejoramiento.

Para ejecutar las tareas tuvimos un importante apoyo del Ministerio de Hacienda, que nos otorgó una línea de créditos no reembolsable. Esto permitió un cambio estructural, se renovaron los pisos en los cuatro niveles, las ventanas, se construyeron baños para ofrecer comodidad a la gente que llega a la sede de la Defensoría del Pueblo. Así también fueron derribadas algunas estructuras que ya no servían, se han levantado pilares y la inversión fue de alrededor de los G. 490 millones en la infraestructura y actualmente tenemos un edificio prácticamente nuevo.

En la parte del funcionariado existía una desmoralización (adormecido y anestesiado) durante 15 años, porque la orden de la anterior administración era no meterse en problemas. Cuando que en cualquier país normal del mundo el Defensor del Pueblo, es precisamente el encargado de tratar de velar por la reivindicación de todo tipo de derecho y resolver los problemas.

“Estamos reestructurando el tema indemnización a las víctimas de la dictadura, todo para brindar un mejor servicio, pero de 10 casos que se presentan, solo se firman dos a tres resoluciones. Lo que se está haciendo es indemnizar a los hijos y hemos ahorrado al Estado paraguayo durante este tiempo que estuvimos en la administración unos G. 110.000 millones en concepto de rechazo. Hasta el momento el Estado Paraguayo, en concepto de indemnización ya pagó alrededor de los US$ 100 millones”.

ADN.- ¿Cuáles son las metas que están persiguiendo?

MIGUEL GODOY.- Ahora mismo lograr un aumento del presupuesto para ofrecer un servicio más descentralizado y de mayor calidad, en los cuatros años de gestión que nos queda todavía. En cuanto a los trabajos que estamos realizando, son varios, anteriormente se realizaban alrededor de 300 denuncias por mes. Sin embargo, en la actualidad se llega a los 4.000 en el mismo lapso de tiempo y en estos últimos días la más destacada fue la del cuartel de Américo Pico (Chaco), cuya estructura edilicia estaba en una situación lamentable y la queja fue difundida por algunos soldados por las redes sociales. Así también se registró el suicidio de un oficial militar, todo apunta que había una pésima condición de vida y nosotros nos hemos constituido hasta el Chaco, intervenimos el lugar, recolectamos muestras y nos hicimos cargo del caso.

Así también comunicamos el hecho al comandante de las Fuerzas Militares, Hugo Escolari Pagliario, y le recomendamos que cierre el destacamento, caso contrario estaría ante un hecho punible de omisión de auxilio, ya que el edificio ponía en peligro la vida de los soldados. En 72 horas ya tuvimos una serie de respuestas a nuestra nuestras quejas y las obras de mejoramiento del edificio ya se pusieron en marcha.

Este es el primer caso mediático del mes de enero de este año. Pero existen varias otras denuncias anteriores, en especial contra la administración de la Justicia, entre otros.

“La Justicia no está bien, evidentemente es una de las cuestiones que merece más descréditos para la sociedad. Inclusive hay una decepción mayor de la ciudadanía con respecto a la Justicia comparada con los otros poderes del Estado. Simplemente hay una diferencia, en que tanto el Poder Legislativo como el Ejecutivo, política y visualmente, están más expuestos ante la opinión pública”.

ADN.-¿Cómo se encuentra el tema de la indemnización a las víctimas de la dictadura?

MIGUEL GODOY.- Estamos reestructurando todo para brindar un mejor servicio, pero de 10 casos que llegan de las víctimas de la dictadura, solo se firman dos a tres resoluciones. Lo que se está haciendo es indemnizar a los hijos y hemos ahorrado al Estado paraguayo, durante este tiempo que estuvimos en la administración, unos G. 110.000 millones en concepto de rechazo. Estos pedidos corresponden a personas que fueron detenidas durante la dictadura de Alfredo Stroessner (+), por delitos comunes que figuran en el archivo del terror, pero no tenían nada que ver en cuestiones ideológicas ni políticas contra el régimen dictatorial.

Nos parece también un logro que el Estado finalmente, gracias a esa gestión, deje de pagar un porcentaje demasiado importante que anteriormente se indemnizaba. Ahora ya no es así porque las reglas de juego cambiaron.

ADN.- ¿Cuánto ya pagó el Estado Paraguay en concepto de indemnización a las víctimas de la dictadura?

MIGUEL GODOY.- Hasta el momento el Estado Paraguayo, en concepto de indemnización a las víctimas de la dictadura ya pagó alrededor de los US$ 100 millones.

ADN.- ¿Qué tipos de acciones están tomando referente a los casos de feminicidios?

MIGUEL GODOY.- Tenemos un proyecto de ley que apunta a una colaboración interinstitucional con el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), el Ministerio de la Mujer, el Ministerio de la Niñez y de la Adolescencia, y Fiscalía General del Estado, la meta es establecer un consejo nacional con los mismos funcionarios y una red de cooperación y de trabajo. El emprendimiento consistirá en recorrer las escuelas, los colegios, universidades, cooperativas, los asentamientos y todos los lugares en donde existe una suerte de organización y se pueda desarrollar seminarios con gente idónea y preparada en el tema. La meta es profundizar sobre todo la concienciación de los chicos y los jóvenes.

Yo estoy convencido de que ese es la solución, pues alzar las expectativas de pena o crear el ambiente para condenas continuas y cárceles, científicamente está demostrado que no ayuda a bajar los niveles de punibilidad. La meta es presentar el proyecto este año en el Congreso y que sea útil para disminuir el índice de maltrato en niños, mujeres, criadazgo, explotación infantil y no solamente feminicidio.

Creo que el proyecto tiene que ser más macro también para acaparar y enfocar todas las cuestiones sensibles a la sociedad.

ADN.- Desde su óptica, ¿Cómo se encuentra el sector judicial en nuestro país?

MIGUEL GODOY.- No está bien, evidentemente es una de las cuestiones que merece más descréditos para la sociedad. Inclusive hay una decepción mayor de la ciudadanía con respecto a la Justicia comparada con los otros poderes del Estado. Simplemente hay una diferencia, en que tanto el Poder Legislativo como el Ejecutivo, política y visualmente, están más expuestos ante la opinión pública.

Hay que hacer una urgente reestructuración del sistema judicial y mejorar la calidad de los jueces y de fiscales. Además hay que cambiar ciertos criterios en especial la inamovilidad, yo estoy convencido de que el funcionario público debe tener el criterio de circunstancialidad en el cargo, porque cuando se siente perpetuo toma decisiones arbitrarias.

ADN.-¿Qué opinión se merece el escándalo en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados?

MIGUEL GODOY.- Es muy triste lo que pasó en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, donde resultó como principal protagonista Raúl Fernández Lippmann, imputado por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, estaba manejando la Justicia. Vamos a dejar en manos de la Justicia, cada uno puede tener su criterio, pero lo más importante es que la condena política ya se estableció. Esta clase de persona ocasiona graves perjuicio a la sociedad, para él, para los jóvenes y las generaciones venideras.

ADN.- Teniendo en cuenta las investigaciones realizadas a las altas autoridades de los países vecinos, ¿Sería factible hacerlo también en nuestro país?

MIGUEL GODOY.- Todo va a ser factible, a la medida que las nuevas generaciones vayan ocupando espacios de poder de relevancia. Acá hay una urgencia de cambios generacionales en todos los sentidos y nunca podemos decir que todo está perdido, por el contrario hay cosas buenas y malas de cada gobierno. En ese sentido hay que continuar con las cosas buenas.

Hay que tener en cuenta que no todo es culpa de un solo poder del Estado o de una persona en particular, porque el Paraguay hace muchos años tiene problemas estructurales, lo cual también requiere de soluciones.

Uno de los ejemplos, no podemos estar de acuerdo en muchas cuestiones de lo que se filtró en los audios, pero tampoco se les puede presentar a los jóvenes que quemaron el Congreso como héroes. Así también un fiscal puede ir a ofrecerse y poner precio a su trabajo.

Igualmente es lamentable lo que ocurrió con Rodrigo Quintana (falleció en la sede del PLRA), pero se mezclan todas las cosas y se trata de presentar algo malo como bueno. Además hacen jugadas políticas, empiezan a instalar cualquier tipo de situación y no la verdad.

ADN.- Además de los ya mencionados, ¿Cuáles son los desafíos para la institución?

MIGUEL GODOY.- Seguir trabajando: con el debido proceso con la gente humilde, en desburocratización del Estado en todos los servicios, por una ampliación presupuestaria para tener una Defensoría mucho más organizada e importante. Esperamos que nos den más recursos ya que los funcionarios de la institución hace más de 15 años ganan el mismo salario.

Actualmente, el presupuesto de la Defensoría del Pueblo, es de alrededor de G. 12.000 millones.

Así también siempre habrá tiempos mejores, toda vez que exista renovación y sobre todo cuando la idea de cambio sea hacer de la crítica un medio de construcción y no simplemente denunciar, crear anarquía, presentarse como una figura de cambio, pero no expone ningún camino a seguir.

Commentarios

comentarios

Mira también

Camioneta, propiedad de Reinaldo Javier Cabañas, alias "Cucho", que se encontraba en poder del diputado con permiso Ulises Quintana.

Fuerte presión para otorgar revisión de medidas a Ulises

Existe una fuerte presión para otorgar revisión de medida al diputado con permiso y recluido …