Domingo , diciembre 9 2018
Inicio / Impreso / Dejan pendientes temas claves y se preparan para vacacionar

Dejan pendientes temas claves y se preparan para vacacionar

“El plato volador”, como también se le conoce a la sede del Congreso. En dos semanas más empieza el receso parlamentario.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Faltan 2 semanas para que se inicie el receso parlamentario de fin de año, y, como casi siempre, quedan en archivo temas fundamentales, como la reforma tributaria o la pérdida de investidura, que deberán aguardar que retornen “descansados” los senadores y diputados, el 2 de marzo del año próximo. Cada vez es más evidente que el país deberá seguir esperando hasta que le toquen autoridades que se interesen en él.

ASUNCIÓN.- Aunque está previsto en la Constitución, el receso parlamentario es una de las disposiciones más injustas que existen, porque, además del millonario sueldo y varios otros beneficios, hace que las diferencias entre un diputado o senador y el ciudadano común sean mucho más grandes e insalvables.

Los miembros de ambas cámaras empezaron a trabajar el 1 de julio pasado, y menos de 6 meses después, tendrán derecho a 73 días de vacaciones pagas, algo a lo que no puede acceder un trabajador del sector privado ni que trabaje durante 50 años de corrido. Pero nos guste o no, diputados y senadores trabajarán hasta el jueves 20 de diciembre, y recién volverán a sus obligaciones el lunes 4 de marzo del año próximo (en realidad, tienen que volver el 1 de marzo, pero como es viernes y feriado, lo harán recién al inicio de la siguiente semana, lo que les da 3 días más de vacaciones).

Algunos legisladores consultados sobre este privilegio desmedido del cual gozan, respondieron que es casi el mismo tiempo que disfrutan los docentes de todo el país, aunque ellos retornen a inicios de febrero. Pero esto es falso, puesto que en el caso de maestros y maestras, sus vacaciones no son pagadas y, además, la comparación es, por demás, absurda, puesto que nadie puede dudar de la entrega, el trabajo y el compromiso que tienen los educadores, totalmente opuesto a la actitud de los parlamentarios.

Si por lo menos hubieran cumplido con su función fundamental, que es elaborar leyes, y estuvieran al día con los temas, uno pensaría que se ganaron el derecho al descanso; pero como la producción legislativa fue mínima y quedan en suspenso temas fundamentales, lo que se siente es rabia ya que las vacaciones no es algo que se hayan ganado quienes tienen bancas en el Legislativo y, generalmente, lo que hacen es aprovecharse de ellas.

Una de las cosas que se podría modificar en la Constitución, cuando se logre una reforma, es el tiempo del receso parlamentario, puesto que con un mes de descanso ya estarán más que relajados y con las pilas recargadas.

Commentarios

comentarios

Mira también

Andrea Fernández, embajadora del Coaching Internacional.

Brindaron por el Primer Simposio Internacional de Coaching en Paraguay

El primer Simposio Internacional de Coaching tuvo lugar en el Hotel Sheraton de Asunción. Durante …