Sábado , noviembre 18 2017
Inicio / Columnistas / Democracia, esencia de la razón de la mayoría

Democracia, esencia de la razón de la mayoría

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Juan Carlos Moreno
Por Juan Carlos Moreno Luces – Sociólogo jcamorenoluces@icloud.com

Romper paradigmas,  es una de las frases preferidas de quienes se atreven a plantear nuevos modelos de praxis política y desarrollan esquemas que por lo general rompen con un modelo cultural y tradicional de hacer política partidaria. Hoy día, estos nuevos modelos son más atrevidos y para muchos hasta mal vistos, pues van construyéndose en la incertidumbre del día al día, con la duda y por sobre todo, con la vorágine de encontrar en los futuros resultados, la justificación de los pactos.

Entre estos andariveles, nadan las diferentes corrientes político-partidarias del Congreso Nacional, con sus diferentes ropajes seudo ideológicos, pero desprovistos totalmente de contenido  tocando la música del líder de turno.

La victoria de la democracia en su expresión más genuina,  ha sido plasmada en los cambios recientes de las dos cámaras del Congreso Nacional, pues sin interpretaciones numerológicas, ni caprichoseos dialécticos, fueron los números, sí, los fríos números de votos, los que hicieron gala y honor a nuestro sistema de convivencia política.

No hace falta entender que en los procesos de construcción democrática, existen aciertos y muchos desaciertos y hasta abusos, pero lo que no se puede dejar de rescatar que las mayorías por más simples que sean, son producto de un proceso de cabildeo, de pactos, de acuerdos, de capacidad de negociación y gestión futuras.

Nadie es más, y nadie es menos, en la razón política. Pero nunca una o más minorías, podrán decir que una mayoría coyuntural es menos democrática que ellos.

No señores, la democracia simple es tan ética como una mayoría calificada.

La democracia, es la esencia  de la razón de la mayoría.

Y la razón, no siempre es muy ética, pero sirve para corregir errores y por sobre todo para modificar esquemas políticos tradicionales, que solo sirven para mantener un status quo, perimido y perjudicial en muchas ocasiones.

Nada tan simple, y aun no comprendido por quienes no aceptan que la democracia es sinónimo de mayoría, con todo lo que ello implica. El resto es historia.

Commentarios

comentarios

Mira también

Varios rodados fueron llevados al corralón por no estar en regla.

Anuncio de llamado a licitación para mejorar servicio de transporte quedó en la nada

Son insistentes las quejas de los usuarios del servicio del transporte del distrito de Presidente …