Sábado , diciembre 16 2017
Inicio / Columnistas / Desafíos que le esperan al próximo gobierno

Desafíos que le esperan al próximo gobierno

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro
Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro

El que salga victorioso en las elecciones de abril de 2018 tendrá muchos desafíos y compromisos que cumplir para que la ciudadanía pueda seguir acompañándolo. Bien sabemos que en materia de obras de infraestructura a nivel país, salud pública, educación, entre los principales, a pesar de los esfuerzos realizados a la fecha, seguimos desfasados por varios años debido a la escasa actitud, aptitud y desidia de administraciones anteriores que poco o nada hicieron en favor de la ciudadanía, que debe ser  la meta y objetivo de cualquier administración.

Si hacemos una rápida comparación entre la administración actual y las anteriores en lo que a obras de infraestructura atañe, encontramos que se visualiza  una gran diferencia, pues con anterioridad casi  siempre los antepusieron el interés personal y político vs. el bien común de toda la gente sin excepción.

Bastaría enumerar solo algunas de ellas que trajeron beneficio a todos sin excepción, pues el gobierno de turno no es solo para colorados, liberales, del Frente Guasu,etc, etc., sino para todos los casi 7 millones de habitantes que tiene nuestro país.

Entre las más emblemáticas se mencionan a: El Superviaducto de  M.Lynch y Aviadores, que puso fin al caótico tráfico de la zona por donde circulan a diario más de 65.000 vehículos y que antes de esto les insumían a muchos más de 2 horas poder llegar a sus lugares de trabajo.

El ensanche y mejoramiento de la ruta 3 Gral. Aquino que conecta Pte. Remanso con Limpio, permitiendo que hoy día se pueda hacer en vehículo en no más de 30 minutos vs. casi 2 horas de antes.

La próxima inauguración de las vivienda sociales en el barrio San Francisco que beneficiarán a unas 1.000 familias ribereñas que por  décadas, año a año, han sufrido los efectos de las riadas a pesar de que en periodos preeleccionarios siempre se les “tiraba el caramelito”, pero nunca se cumplía.

La construcción por la Senavitat, a la fecha, de unas 20.000 viviendas en diversos departamentos de nuestro país, con viviendas dignas para familias de escasos recursos, incluidos a nuestros hermanos indígenas.

La construcción de rutas asfaltadas en las principales zonas productivas de nuestro país, permitiendo la conectividad de los centros de producción a los de consumo/embarque.

Todas ellas obligaron al Estado a recurrir a endeudamiento externo a través de organismos multilaterales y/o emisiones de Bonos Soberanos, pues no quedaba otra opción si es que pretendemos progresar, aunque a mucha gente le molesta y le incomoda sobremanera, con lo cual parecería que en pleno siglo XXI prefieren seguir viviendo en el atraso total, restándonos la competitividad que precisamos dentro de la región.

El próximo gobierno debería seguir con todas estas obras de infraestructura, dado que queda aún mucho por hacer, siendo también altamente recomendable poner un FOCUS especial en nuestra salud pública y educación a nivel país.

Si bien el gobierno ha dado énfasis en la capacitación de cientos de docentes, casi abandonados a su suerte por varios años, seguimos adoleciendo de la incomodidad de escuelas y colegios que deben mejorar su infraestructura, pues sin ello el proceso de enseñanza-aprendizaje no podría ser de la calidad que se espera.

Ojalá el próximo gobierno adopte todas las medidas para que las gobernaciones e intendencias del interior de nuestro país hagan un uso eficiente, responsable y eficaz de los recursos del Fonacide, destinados a dichos propósitos pues es dable reconocer que lamentablemente se han malgastado sumas millonarias para otros propósitos.

El actual gobierno está abocado en la construcción, ampliación y mejoramiento de muchos hospitales regionales y distritales y la próxima inauguración del Hospital de Ingavi (IPS), que vendrá a descongestionar la gran cantidad de pacientes que acuden al Hospital Central de Asunción, pero aun así es todavía insuficiente.

Necesitamos pensar en el bienestar de la gente y no en nuestras apetencias personales y políticas.

He leído hace unos días un artículo en donde decía que referentes de la disidencia buscan “acomodarse”. Eso significa empezar “con el pie izquierdo”, pues aquí no se habla de ningún tipo de plataforma de gobierno que pueda ser mejor a la actual sino de la distribución de cargos dentro de la administración pública (Ministerio de Relaciones Exteriores, Yacyretá, Senavitat entre otros entes).A buen entendedor “pocas palabras”.

Esperemos que el próximo gobierno pueda continuar con la plataforma de trabajo de la actual administración, pues es lo que la gente necesita, para poder progresar y ser mucho más  competitivos, y no simplemente aplicar plataformas politiqueras que nos hagan volver a la “vieja política criolla” prebendaria, clientelista y en donde lo primario ha sido “engordar” los bolsillos de los personeros de turno y la gente que debería ser la principal preocupación pasaba a un plano secundario, consecuencia de lo cual  son los problemas de carácter estructural del cual seguimos adoleciendo en pleno siglo XXI.

Commentarios

comentarios

Mira también

Culmina tercera edición de Innovando Startups

ASUNCIÓN.- La Secretaría Nacional de Tecnologías de Información y Comunicación (Senatics) culminó esta semana la …