Domingo , noviembre 18 2018
Inicio / Impreso / El discurso de Galaverna apunta otra vez a la llanura

El discurso de Galaverna apunta otra vez a la llanura

Juan Carlos Galaverna, senador.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Parece que no es tan obvio el abrazo republicano que prometió Abdo Benítez en la noche del domingo. Por lo menos su escudero, Juan Carlos Galaverna, no quiere saber nada de los cartistas, a quienes acusa de los mismos delitos en los que él es el experto. ¿A quién puede acusar de tramposo si estas fueron las elecciones más limpias de la historia, y prueba de ello es que ganó su candidato, el mismo que vivía paranoico ante la amenaza de fraude?

ASUNCIÓN.- Aunque diga que el trabajo ahora es convertir a “ese muchacho bueno y decente”, que es Mario Abdo Benítez (heredero de la dictadura), en presidente de la República, Calé no parece estar muy convencido de que triunfará la ANR en el 2018, porque él, particularmente, habla de dar un mensaje de paz a todos, “menos para los consagrados delincuentes que usan la política para perseguir al semejante y para llenarse los bolsillos”. Así que de perdón, alianza, abrazo republicano, con el calesitero, nada de nada.

Galaverna permaneció en las sombras durante toda la campaña, en una astuta jugada de Marito, quien entendió que la figura el viejo senador podía más perjudicarle que beneficiarle. Pero, fiel a su estilo, no pudo quedarse callado luego de la victoria de Colorado Añetete, así que ayer grabó un discurso que subió a las redes sociales, en donde recordaba a sus correligionarios que cumplió lo que les prometió, haber “derrotado a la maldad, la soberbia, al anticoloradismo”.

“La lucha ha sido dura. Sobrellevamos meses de persecuciones, de intentos de soborno, de chantajes, y extorsiones frustradas porque nos plantamos; esos días de resistencia ante el asalto de la Constitución en búsqueda de la enmienda, y tantas otras jornadas difíciles, las sobrellevamos con templanza, serenidad, coraje, dignidad”, agregó Calé, olvidando que el maestro de la trampa y la violación constitucional es precisamente él.

Tanto Abdo Benítez como Galaverna y todo el entorno añetete han denunciado siempre que se estaba urdiendo un fraude, y ayer, luego del triunfo que lograron, ni siquiera pidieron disculpas por tanto chúmbale luego de comprobar que estas fueron las elecciones más limpias de la vida democrática de nuestro país.

“El martes empecemos a trabajar para triunfar en abril. Para hacer de un muchacho bueno, decente, de Mario Abdo Benítez, presidente colorado de la República del Paraguay. Que nadie esté triste. Que nadie esté dolido. Aleluya porque nos salvamos en esta gesta cívica de un proyecto diabólico, con un instrumento cínico, irresponsable, caradura, vendido, conocido como Peñita. Le deseo a Peñita lo mejor, ojalá que supere el cinismo y se convierta en un ciudadano de bien”, concluyó.

Commentarios

comentarios

Mira también

La tuberculosis es la novena causa de muerte en el mundo

ASUNCIÓN.- El Ministerio de Salud lleva adelante una campaña denominada Escuchá tu interior. #NoSilenciesLaTos. En …