Sábado , septiembre 22 2018
Inicio / Impreso / Ecuador y Perú restringen la entrada de venezolanos

Ecuador y Perú restringen la entrada de venezolanos

Venezolanos hacen fila para realizar sus trámites migratorios en Perú.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Perú y Ecuador les dan la espalda a venezolanos que llegan a dichos países, escapando de la terrible crisis que atraviesa Venezuela. En Ecuador, desde ayer exigen pasaporte para que ingresen a su territorio; en tanto que en Perú, la misma medida comenzará a regir desde el 25 de agosto, en una demostración de absoluta falta de solidaridad, frente a la tragedia humanitaria que enfrenta la población del país caribeño.

QUITO.- Atravesar la frontera era solo un paso, tedioso pero sencillo, para los más de 4.000 venezolanos que entran cada día a Ecuador. Tras obtener el sello migratorio, el terreno empezaba a allanarse en su camino hacia una nueva oportunidad lejos de la escasez de Venezuela. Pero la situación ha cambiado.

El gobierno ecuatoriano anunció el jueves que, a partir de este sábado ya no se permite la entrada de ningún venezolano en el país sin que presente su pasaporte. Un nuevo requisito que, además de restringir las preferencias que la ley ecuatoriana ya concedía a los vecinos de Sudamérica, complicará aún más el atropellado éxodo de los que huyen de la crisis de Venezuela.

Desde inicios de 2018 aproximadamente 547.000 venezolanos ingresaron a Ecuador a través de la frontera colombiana, a un promedio diario de entre 2.700 y 3.000 hombres, mujeres y niños, estima el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Tras declararse la emergencia migratoria la pasada semana, este organismo de la ONU señala que “la afluencia está aumentando y, en la primera semana de agosto, ingresaron al país cerca de 30.000 venezolanos (más de 4.000 por día)”. No obstante, solo el 20% del más de medio millón que ingresó este año se instaló en Ecuador en busca de una nueva vida, unas 72.000 personas hasta julio, según las cifras oficiales.

La medida levantó rápidamente polémica por entrar en contradicción con la Ley Orgánica de Movilidad Humana, que solamente exige un documento nacional de identidad a los ciudadanos sudamericanos que quieran ingresar, circular o salir de Ecuador. Pero también porque acorrala aún más a los venezolanos. La Defensoría del Pueblo ecuatoriana pidió a Interior y a Cancillería que desistan de aplicar ese requisito y exhortó a cumplir con la ley. El Ejecutivo sustenta la decisión en un informe técnico que ha identificado “casos de trata y explotación en migrantes” que entraron con su cédula.

El sábado 11 de agosto, la Superintendencia Nacional de Migraciones de Perú registró el mayor número de ciudadanos venezolanos que ingresaron al país en un día: más de 5.100 personas, cuando el promedio desde mayo era de 3.000 diarios.

Decenas de inmigrantes durmieron la semana pasada en calles y plazas de la región Tumbes, en la frontera con Ecuador y, ante ello, el Ministerio del Interior decidió que a partir de las 00:00 del 25 de agosto, exigirá a los venezolanos el pasaporte para admitirlos en el país.

El ministro de Interior, Mauro Medina, informó que el nuevo requisito es para “asegurar a la población, e inclusive a ellos, si fueran víctimas de una enfermedad o de un accidente de tránsito, o si incurren en un ilícito penal, para denunciarlos conforme a ley”.

COLOMBIA CRITICÓ A AMBOS PAÍSES POR SUS EXIGENCIAS

 El gobierno del presidente colombiano Iván Duque, alertó que la medida puede derivar en inconvenientes sociales. Y advirtió que la migración no va a parar por los nuevos requisitos sino que crecerá el ingreso informal.

“Lo vemos con preocupación por varios aspectos, nosotros flexibilizamos las normas migratorias, le damos la mano a la población venezolana y nos preocupa que otros países estén restringiendo de alguna manera el ingreso a esos países de esta migración”, manifestó el director de Migración Colombia, Christian Krüger.

El funcionario señaló que con la decisión va a afectar la reunificación familiar de los venezolanos en esas naciones, aumentará el trabajo informal, se promoverá la explotación laboral e incrementarán los problemas de seguridad.

“El tiempo nos dará la razón frente a esas medidas”, agregó el funcionario, quien afirmó que la migración no va a parar por la exigencia del pasaporte, sino que los migrantes utilizarán “sitios informales” para llegar a su destino en vez de los puntos autorizados.

Commentarios

comentarios

Mira también

Acude al hospital con fuertes dolores y encuentran una tortuga muerta en su vagina.

Hallan una tortuga muerta en la vagina de una mujer

MADRID.- Médicos del centro de urgencias de El Mojón, ubicado en el municipio Arona de …