Domingo , agosto 20 2017
Inicio / Editorial / Efraín nos toma del pelo

Efraín nos toma del pelo

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Es llamativo, pero uno de los aspirantes a la Presidencia de la República que menos aceptación tiene en la ciudadanía, es, por el contrario, uno de los que más espacio tiene en la prensa porque ha encontrado un mecanismo que le hace estar siempre en la palestra, hacer el ridículo.

A esta altura del campeonato, y a 4 meses de las internas partidarias, ya ni siquiera sus seguidores piensan que Efraín Alegre tiene alguna posibilidad de tener la candidatura de la oposición en las elecciones generales del 2018, y mucho menos de ganarlas y asumir como presidente. Pero frecuentemente está en los medios porque tiene reacciones tan absurdas que despiertan el interés, especialmente de la prensa que pretende evitar a toda costa que el cartismo pueda seguir en el poder de la República por otros 5 años.

Luego de ese fatídico viernes 31 de marzo, que culminó con la quema del edificio del Poder Legislativo y la muerte de un joven, Alegre decidió conseguir la atención de los medios diciendo que el responsable de todos los desmanes era el empresario José Ortiz, gerente de Tabacalera del Este y uno de los hombres cercanos al presidente Horacio Cartes.

El empresario lo querelló por difamación y calumnia y desde abril se está intentando una audiencia de conciliación, en la que Alegre tendrá 2 caminos, o rectificarse y pedir disculpas a Ortiz, o ratificarse en su denuncia. Como para hacer esto último deberá presentar pruebas, y no las tiene, lo que hace desde entonces es buscar excusas para no presentarse a la convocatoria de la Justicia.

Claro que lo lógico, en este caso, sería que el liberal decidiera cerrar la boca y mirar para otra parte, intentando de esa manera que el caso fuera a parar al olvido. Pero no; enfermo de protagonismo y de vedetismo, hace exactamente lo contrario, sigue avivando el fuego, ratificando su denuncia, asegurando que Ortiz maneja al estamento policial a base de llamadas y que él fue quien ordenó que se allanara el local del PLRA la noche del viernes aciago.

Y no se queda allí. Denuncia sin empacho a la Fiscalía, supuestamente por no aclarar las cosas ante la supuesta complicidad que tiene con el gobierno. Lo que no explica es cómo puede el Ministerio Público avanzar en las investigaciones si es él mismo, Alegre, quien chicanea todo el proceso con pedidos de postergaciones y dilaciones, que impiden que el proceso pudiera llegar a alguna conclusión.

Porque es Alegre el que pone trabas a todos los procesos abiertos que investigan los hechos de ese día. No solo no se presenta a la audiencia que debe tener con Ortiz, sino que en otras causas, como en la que investiga la fabricación de bombas caseras en el local del PLRA, consiguió que los jóvenes imputados escaparan de la Justicia y les consiguió refugio político en Uruguay.

Así que todas las causas abiertas sobre lo ocurrido ese día están varadas, pero no por inoperancia fiscal o judicial, ni por complicidad con el gobierno, sino porque Alegre ha tirado toda la carne al asador con la intención de trabar los procesos y evitar que los culpables sean castigados.

Ese es Efraín Alegre, el liberal que quiere ser presidente de la República, un tipo incoherente, manipulador y que piensa que el gran electorado paraguayo es idiota. Esperemos que en las urnas podamos demostrarle lo equivocado que estaba.

Commentarios

comentarios

Mira también

Hablemos de los “legados”

Con frecuencia se publican portadas catastrofistas sobre el “peligroso y acelerado endeudamiento externo” o declaraciones …