Martes , noviembre 20 2018
Inicio / Editorial / El daño colateral

El daño colateral

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Tanto empecinamiento para aumentar de manera escandalosa el impuesto al tabaco da la pauta de que las ganas de perjudicar al presidente Cartes son tan grandes que impiden cualquier tipo de reflexión y análisis. No hay ningún argumento racional para justificar un aumento del 40% como si se pretendiera que solamente un sector salve al país de algún tipo de quiebra a la que, por lo visto, está expuesto.

El diputado oficialista Clemente Barrios dijo que pareciera que la gente piensa que el único productor de tabaco es el presidente, y no se tiene en cuenta que hay muchas empresas y miles de personas dedicadas a este negocio. Y es que es así; esta gente está dispuesta a fundir a todo un sector productivo nacional, dejando sin trabajo a unos 4 mil paraguayos, para perjudicar a una sola persona, Cartes. Todos los demás son solo un daño colateral, sin importancia.

Vista desde afuera, esta situación parecería absolutamente irracional, porque entre seres pensantes y racionales es impensable que prime el interés de perjudicar a una sola persona sin interesar la cantidad de cabezas que se deberán pisar por el camino.

Aclaremos las cosas, si se aprueba el impuestazo, el precio del tabaco paraguayo deberá subir, y al consumidor final le llegará la cajetilla de cigarrillo a un precio tan absurdo que será mucho más fácil y conveniente empezar a fumar tabaco importado. Porque que nadie se engañe creyendo el argumento de que el motivo de esta irracionalidad es que “fumar perjudica la salud”, ya que el golpe será solamente para las tabacaleras nacionales, mientras las grandes multinacionales verán aumentar considerablemente sus ingresos en el país.

Como el tabaco dejará de venderse, las fábricas tendrán que cerrar, dejando cesantes a sus trabajadores y haciendo que el Estado deje de percibir impuesto del sector que es uno de sus mayores contribuyentes. Así las cosas, ¿qué es lo que hay de positivo en este proyecto? Si lo que dicen es que lo que se percibe irá destinado a Salud, eso también ocurrirá si el aumento es el 22%. Será menos plata pero más duradera, ya que en ese caso las tabacaleras podrán seguir produciendo y pagando sus impuestos.

Uno pensaría que en Diputados no habrá forma de que se apruebe la versión Senado, ya que los colorados tienen mayoría propia y lograrán rechazar el impuestazo y ratificar su versión que dispone el tope del 22%. Pero eso también hubiera ocurrido en la Cámara Alta si solamente era la oposición la que insistía con el descomunal aumento. Allí fue la bancada de Colorado Añetete la que decidió votar en contra de las tabacaleras, y el temor es que en la cámara revisora pudiera ocurrir lo mismo.

La diferencia está en que, mientras que en el Senado parecen subsistir los resquemores y la desconfianza, y siguen siendo 2 bancadas coloradas, en Diputados lograron la unidad y ahora hay un solo bloque unificado. El líder es Barrios, y él parece muy confiado en que votarán a favor de su proyecto y rechazarán el de los senadores. Esperemos que así sea, para que se logre el aumento del impuesto, pero sin matar la actividad productiva, que es lo que pretende el Frente Guasu, con la complicidad de otros sectores políticos.

Commentarios

comentarios

Mira también

El paraíso de Mahoma

Eso es nuestro país para los narcotraficantes, sobre todo para los que son detenidos en …