Domingo , noviembre 19 2017
Inicio / Editorial / El eterno fruto de la imprevisión

El eterno fruto de la imprevisión

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Es increíble. Perece en realidad un tema baladí, sin embargo no lo es. Hablamos de nuestra falta de previsión. Un mal crónico de nuestra sociedad. Y decimos por qué.

Toda la semana pasada, en los noticieros matutinos de todos los canales, en las radios, en los programas de mayor audiencia, por supuesto también en los diarios y en las redes sociales, se comentó hasta el cansancio que el domingo a la tarde iba a entrar violentamente un frente frío…una masa de aire polar, recordamos que dijeron algunos pronosticadores, que la temperatura iba a bajar rápidamente por lo que había que estar prevenidos.

Todo el mundo lo habrá escuchado de alguna u otra manera.  Pero le entró por unoído y le salió por el otro, como decían nuestras madres. Nadie le dio mucha pelota al tema pesea la gravedad de la advertencia…“masa de airepolar”.

Primer escenario, las calles de la ciudad capital ayer. Muchísima gente en “camisa re-í”, y un frío de la gran siete. En la Expo, en los lugares públicos, hasta en la salida de las misas, todo el mundo mal abrigado, como si el cambio de tiempo hubiera sido algo absolutamente inesperado, sin avisos previos.

El resultado previsible será desde hoy una saturación de los hospitales públicos y hasta los sanatorios privados, con  un tendal de gente engripada, con problemas respiratorios, etc, que requerirán tratamiento. Los que concurran a los privados bueno…pagarán de su bolsillo su falta de previsión. Pero los queconcurran a los hospitales y centros de salud públicos, le costarán una fortuna al Estado, es decir…a nosotros los contribuyentes que en definitiva somos quienes pagamos el pato. Podrá  decirse que es unproblema educativo, etc, pero se trata de una realidad insoslayable. Somos desatentos, desaprensivos, irresponsables porque no solamente se veía a gente mayor que se estaba “muriendo de frío” sino a muchísimas criaturas que salieron mal abrigadas de sus casas, los que casi conseguridad estaban cogiendo algún mal debido a lascondiciones climáticas.

Podemos anticipar la noticia entonces:Pacientes con problemas respiratorios saturan los hospitales públicos.

Segundo escenario. El campo. Llegarán lasheladas, que llegan todos los años, puntualmente enestas fechas. Los pequeños campesinos como los grandes productores no toman las precauciones suficientes ante este perjudicial fenómeno. Primero que nada no deberían preparar cultivos que no puedan soportar este clima extremo. Deberían esperar el tiempo adecuado que ya no es ningún secreto y hacerlo recién en ese momento. Todo el mundo sabe que llegará la helada, pero cometen el mismo error, una y otra vez.

En el caso de los campesinos pequeños, elproblema es más serio, de pronto carecen de recursos para tomar las previsiones del caso, comprarse una malla de media sombra para protegerla chacra, etc. Pero para ellos corre lo mismo que para los anteriores.  No plantar nada que pueda “quemarse” con la helada que llega cada julio y agosto de todos los años.

También hay recursos naturales para proteger a los cultivos, sobre todo lospequeños, del frío. Hacer fogatas en medio del “cocué”, entre otros.

También podemos anunciar las noticias que vendrán en este ámbito: Cultivos fueron dañados por la helada. Solicitanasistencia al Gobierno.

Una pena realmente. Problemas que pueden evitarse o por lo menos atenuarse no tienen visos de solución.

El país está cambiando en muchos órdenes. El Gobierno hace un esfuerzo supremo para ello. Deberíamos empezar a cambiar también estas malas costumbres tan arraigadas en el alma nacional.

Por lo pronto, cuando lean las noticias de esta semana, nos dirán…¡cuánta razón tenía ADN!

Commentarios

comentarios

Mira también

La “gran” respuesta de ABC a un flagelo

En su editorial de la víspera, ABC color cree haber descubierto la pólvora al denunciar …