Viernes , noviembre 16 2018
Inicio / Columnistas / El hacha y las preguntas

El hacha y las preguntas

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Carlos Alberto Rodríguez Periodista (*)
Por: Carlos Alberto Rodríguez
Periodista (*)

Un diario maduro y con visión de futuro no se queda en el simple acto de “titular” un hecho. Se plantea cómo salir de esta y para el efecto entrevista a distintos sectores del pensamiento nacional. Se buscan propuestas de solución.

Usar el hacha para bajarla con fuerza no es toda la misión de la prensa a esta altura de los acontecimientos. Penosamente el periodismo de hoy ha dejado atrás el instrumento poderoso de la entrevista que edifique ideas, guíe iniciativas y nos convoque a aportar cada uno en su metro cuadrado de responsabilidad porque el país es de todos.

Sacarse el cinto y guachear a otros en un contexto en el que todos tenemos culpas, hasta es un acto de cobardía. Me sorprende la mera actitud reactiva de la prensa en teoría más avanzada del país. La televisión está más bien en programas pasatistas, en el chisme, en quien anda con quien. Y mientras se deambulan senderos de hipocresía y morbo nos olvidamos de que tenemos responsabilidades, cada uno pagando sus impuestos, exigiendo boletas legales en los comercios y exigiendo eficiencia en las oficinas públicas.

Cuento una anécdota de esta mañana. Haciendo gestiones para un hermano en la oficina ubicada en la esquina de Yegros y 25 de Mayo del Correo Nacional, vi un letrero que decía algo así como “Servicio de Internet- acceso gratis para los que están en el recinto”. Qué bueno, pensé y le pregunté a una funcionaria cómo hacía para acceder a internet porque no estaba pudiendo conectarme. Quería beneficiarme de lo que una oficina pública a la que ayudo a mantener con mis impuestos, me ofrecía.

Me responde la señora que el servicio no estaba activo. Amablemente le dije entonces que me permitiera quitar el letrero que anunciaba un servicio inexistente para evitar que una mentira fuera expuesta en una oficina pública. Me pidió que dejara el cartelito en su lugar y le aconsejé respetuosamente que volvieran a colocar el cartelito, una vez que activaran el servicio. La gente me miraba con una expresión de asombro ¿Por qué?

No pago impuestos para que una oficina pública mienta al público. Quiero señalar además que la visión institucional del correo es: SER UNA INSTITUCIÓN LIDER EN EL SECTOR POSTAL CON INNOVACIÓN Y DESARROLLO, ORIENTADA A LA EXCELENCIA DEL SERVICIO GARANTIZANDO LA SATISFACCIÓN DEL CLIENTE.

Me tomé el trabajo de ver a qué apunta la oficina y en mayúsculas está el texto oficial en su página web. La institución está orientada a la excelencia que satisfaga al cliente. Hice mi parte.

Si fuéramos mejores ciudadanos y esto quiere decir cumplidores de sus obligaciones y gestores de la excelencia de los servicios públicos, no publicaríamos titulares como los de Abc Color. De nosotros depende que las instituciones funcionen en nuestro país ¿Cómo? Haciendo nuestra parte y no tirando piedras, rompiendo vidrios y un titular como el de Abc rompe vidrios

¿Es todo lo que le corresponde? ¿Romper vidrios? Hay que ver cuánto presupuesto se le recortó a la Policía para que no tuviera armamento mejor. Hay que ver si se le recortó por disputas politiqueras o porque no había recursos. Y si había recursos y se orientaron a otros fines prioritarios o no, a la verdad no llegaremos bajando el hacha, lanzando piedras.

Si miramos la función de la prensa, hacer preguntas es el camino. Muchos se preguntarán ¿Solamente eso? Ustedes ni se imaginan cuántas cosas se aclararían, enderezarían y funcionarían si tan solo se hicieran las preguntas justas a las personas exactas desde los medios de prensa.

Hay que volver a usar el poder del micrófono, de la grabadora, de la cámara de video. Doy tres simples ejemplos de cómo darle poder a las preguntas:

– Señor Vista de Aduanas, aquí dice que usted gana 3 millones de guaraníes mensuales ¿Cómo es que ha logrado construirse esta mansión y disponer de una flota de vehículos?

– Señor ministro, usted prometió pisarle los talones al EPP hasta convertirlos en historia ¿Puede explicarnos por qué no ha cumplido con su promesa?

– Señor supermercader, se ha informado que el cargamento de azúcar de contrabando pertenece a una de sus empresas. Ciertamente sus medios no lo han publicado ¿Si esto fuera así, cómo es que sus medios cuestionan la caída de recaudaciones y el contrabando atribuido a usted precisamente evadió el pago de impuestos? Explíquenos por favor.

Ah!, casi lo olvido. Lo bueno es publicar las respuestas y vivimos en libertad para hacerlo. Si con dificultades enormes pudimos lograrlo durante la dictadura ¿Por qué no ahora?

Que tengan una buena reflexión

(*) Tomado del FB del autor, con autorización expresa del mismo.

abc

Commentarios

comentarios

Mira también

Diputados uruguayos aprueban ingreso de tropas estadounidenses

MONTEVIDEO.- La Cámara de Representantes de Uruguay aprobó el ingreso de tropas estadounidenses al país …