Domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Impreso / “El que no quiere firmar, no firma”

“El que no quiere firmar, no firma”

Antonio Barrios, senador.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- Mientras la disidencia colorada y sectores de la oposición siguen con su campaña de pretender desacreditar la recolección de firmas ciudadanas en favor de la reelección vía enmienda, el oficialismo mantiene su postura de que nadie está obligado a adherirse si no quiere hacerlo, ni siquiera los funcionarios públicos. El ministro de Salud, Antonio Barrios, ratificó esta postura del Ejecutivo.

Nadie está obligado a firmar la planilla en favor de la enmienda, según el ministro Barrios, quien de esa manera ratifica lo que ya dijeron otros representantes del Ejecutivo. Es más, todos insisten en que, si hay presiones, se hagan las denuncias correspondientes, a pesar de lo cual, los disidentes y opositores siguen pretendiendo embarrar la cancha con sus denuncias sin ninguna prueba ni algún viso de seriedad.

Según Barrios, lo que pretenden estos sectores es desacreditar la movilización, que fue fruto del pedido de una mayoría ciudadana que quiere que el presidente Horacio Cartes continúe en el poder, así que no hay ninguna necesidad de presionar, especialmente a los funcionarios púbicos, que es lo que dicen los disidentes.

 Aseguró que “nosotros no obligamos absolutamente a nadie, jamás se insinuó ningún tipo de sanción, ningún tipo de castigo. El que quiere firmar, firma y el que no quiere firmar, no firma y no pasa nada”.

Por supuesto, dijo lo mismo que los demás representantes del Ejecutivo, que si hay denuncias serias, se hagan públicas. “No existe nada oficial, son comentarios que no tienen ningún sentido, ¿Dónde están los nombres y las denuncias? No existe directiva, no existe ni siquiera chisme de sanción a personas que no quieren firmar”, dijo Barrios.

La idea de realizar esta campaña de recolección de firmas surgió en el oficialismo colorado con la intención de que la ciudadanía participe desde el origen mismo del proceso, aunque, constitucionalmente, bastaba con que 11 senadores o 20 diputados pidan una sesión extra para tratar el tema, y la gente interviene recién una vez que las cámaras del Congreso hayan aprobado la enmienda, vía referéndum.

Según el ministro de Salud, “el presidente no le mintió a la gente, es la presión de la gente que quiere la reelección del presidente. La gente es la que está impulsando la necesidad de continuar con el proyecto de Honor Colorado en el gobierno. La presión que tiene el presidente es de la gente, los políticos se mueven por presión de la gente”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Algo fantástico, el pueblo está rodeado por grandes espejos de agua, de los esterales del Ñeembucú

Guazú Cuá, antiguo pueblo del sur que se resiste a “desaparecer”

El municipio de Guazú Cuá, uno de los 16 que conforman el departamento de Ñeembucú, …