Viernes , septiembre 21 2018
Inicio / Impreso / El Senado empieza espectáculo circense para otorgar impunidad

El Senado empieza espectáculo circense para otorgar impunidad

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Hoy empieza el gran circo montado en el Senado para blanquear a uno de los tres ministros acusados por la Cámara de Diputados por varios delitos. Sindulfo Blanco, ministro de la Corte Suprema de Justicia, deberá sentarse en el banquillo de los acusados siempre y cuando haya quórum para la sesión (23 senadores). Los grandes responsables de esta payasada serán los liberales que votarán en contra del juicio político.

ASUNCIÓN.- Los senadores fueron convocados para las 9 de hoy a fin de escuchar las acusaciones en contra de Blanco que presentarán los diputados fiscales Ramón Romero Roa y Miguel Ángel del Puerto.

Por lo menos 18 legisladores de varias bancadas aseguraron que ni siquiera se molestarían en asistir a la sesión y a estos pueden sumarse varios liberales que cambiaron de postura y ahora ya no quieren el enjuiciamiento. Si no se logra el número de asistentes que se requiere para cualquier sesión de la cámara (mitad más 1 = quórum legal = 23), no se podrá dar inicio al juicio político, que, a fuer de sinceros, sería lo mejor que pudiera ocurrir ya que todo está montado para blanquear a los ministros de la Corte.

Lo que ocurre es que para juzgar a un acusado por Diputados, el Senado necesita sólo el quórum legal. Pero para condenarlo, requiere mayoría absoluta de dos tercios, 30 votos y no hay forma de que se logre el número mágico luego de que varios liberales procesados en la Justicia decidieran impedir que los ministros fueran condenados, votando en contra para asegurar la complacencia de la Corte al tratar sus respectivos casos.

Si, en cambio, asisten 23 o más senadores a la sesión de hoy, se iniciará el proceso que no llegará a buen puerto puesto que lo único que se conseguirá el próximo 27 de abril, cuando la cámara, convertida en tribunal, dicte sentencia, es que Blanco sea declarado inocente y continúe ocupando su cargo de ministro de la Corte, dictando sentencia y pagando favores a los senadores que le permitirán zafar de la condena.

Durante más de un año se tuvieron 27 de los 30 votos necesarios. Cuando se logró convencer a los disidentes colorados con la decisión de juzgar por separado a los ministros Blanco, Óscar Bajac y César Garay, el PLRA liberó los votos por presión de los senadores liberales que tienen cuentas pendientes con la Justicia. Así que serán ellos los responsables del blanqueo a su correligionario.

Commentarios

comentarios

Mira también

Despiden a discapacitado de dependencia del MOPC

ASUNCIÓN.- Cristian Cabrera, una persona con discapacidad, con un brazo atrofiado y sin una pierna, …