miércoles , noviembre 20 2019
Inicio / Impreso / El Senado finalmente recortó el PGN y el Ejecutivo lo vetaría

El Senado finalmente recortó el PGN y el Ejecutivo lo vetaría

Los senadores se ratificaron en un PGN electoralista y no desarrollista.

En sesión bochornosa, el Senado perpetró su amenaza: dejó al país sin posibilidades de mayor inversión que aporte al crecimiento y sin herramientas al Banco Central del Paraguay para la contención de la inflación. La oposición y la disidencia colorada, en poder de Desirée Masi y Mario Abdo Benítez, empujan al gobierno a aumentar impuestos o crear nuevas figuras impositivas. La aprobación de US$ 350 millones de US$ 558 millones en bonos, apunta ahora a una default y tira por tierra la excelente calificación de Paraguay en los mercados. Los primeros efectos sentirán sectores de trabajadores de la construcción y la clase menos protegida.

ASUNCIÓN.- El Poder Ejecutivo lo tomó con calma, pero de inmediato convocó a consultas y cobró fuerza la posibilidad del veto. Ya en el Congreso algunos senadores oficialistas dejaron entrever, en la defensa de la aprobación de la versión de Diputados, que si se ratificaba la del Senado “lo más razonable es que el presidente Horacio Cartes vete esta ley”. Es el caso del senador Nelson Aguinagalde, quien agregó que “se apruebe la versión de Cámara Baja para que no suban en pan ni el aceite”.

En congresista de Alto Paraná dijo que este recorte “generará serios problemas porque el Estado necesita de los fondos para invertir y hacer frente a las obligaciones ya asumidas”.

Los opositores y colorados disidentes abogaron en bloque y casi con el mismo discurso a favor de la versión que reduce la emisión de bonos de US$ 558 millones a US$ 350 millones, “como una medida para frenar el ritmo de endeudamiento que registra el país y obliga al gobierno a recaudar más para pagar las cuentas con recursos genuinos”, dijo Desirée Masi, del PDP. En similares términos la secundó el senador Silvio Ovelar, de la disidencia colorada. Ambos invitaron al Ejecutivo a regresar en marzo para la gestión de una ampliación presupuestaria para cumplir con los compromisos de la deuda.

El Ministerio de Hacienda remitió al Congreso un proyecto ajustado, sobre la base de estimaciones de ingresos para financiar un presupuesto de G. 69,1 billones (US$ 11.965 millones). Los Diputados aprobó G. 68,6 billones (US$ 11.881 millones) y el Senado plantea bajar a G. 67,4 billones (US$ 11.662 millones); sacrificando la fuente de pago de la deuda y pone límites a la Política Monetaria del BCP.

En contrapartida aprobaron ambas cámaras aumentos de salarios para docentes, médicos y funcionarios de ANDE. En ninguno de los casos identifica la fuente de financiamiento de estos incrementos.

EL VETO

A la hora de votar, 24 senadores sentenciaron la suerte de la economía desarrollista. Los senadores decidieron mantenerse en su versión.

El ministro de Hacienda, Santiago Peña, dijo a los medios que “el presidente Horacio Cartes probablemente vete este presupuesto”, ya en declaraciones anteriores alertó esta esta posibilidad.

En exministro de Hacienda, Manuel Ferreira Brusquetti, sugirió lo mismo “y que se utilice el presupuesto 2016 es que está mejor distribuido que el actual que es malo, populista y mediocre”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Grupo Cartes: No hubo encubrimiento a Messer y acusación no cierra por ningún lado

ASUNCIÓN.- El Grupo Cartes emitió un comunicado este miércoles sobre la acusación de la justicia …