Jueves , diciembre 13 2018
Inicio / Columnistas / Enrique Vargas Peña patea contra su arco

Enrique Vargas Peña patea contra su arco

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

El impresentable, vulgar, soez, seudo periodista, Enrique Vargas Peña, está pateando contra su arco o contra su olla. Que alguien le avise que eso no está bien. Cuando apenas se enteró que en los planes del presidente electo, Mario Abdo Benítez, figura la actual ministra de Hacienda, Lea Giménez, para ocupar la cartera de Educación y Ciencia, comenzó a hacer su campaña para descalificar a la mencionada profesional.

Pero no es porque sea incapaz o porque haya sido denunciada por corrupción. Nada que ver, simplemente porque forma parte del gabinete del presidente Horacio Cartes. Pero está metiendo la pata, critica al Fondo de Excelencia para la Educación, que sería la que pide por Lea Giménez.

“¿Con qué autoridad moral propone (refiriéndose al Fondo de Excelencia) a una cómplice de Cartes para el Ministerio de Educación?”, se preguntó Vargas Peña y agregó “Ni medio mea culpa hicieron y quieren seguir imponiendo errores”.

Lo que parece no percatarse Enriquito es que está trabajando en la radio de Aldo Zuccolillo y tal vez no sabe que Conacyt y ABC Color son “un solo corazón”. El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) es la que maneja el Fondo para la Excelencia de la Educación y la Investigación (FEEI).

Vargas Peña se tira contra la referida entidad, pero el que corre riesgo de ser desacreditado es “Acero” Zuccolillo. Es decir, de “mejor director de los medios de comunicación, de hombre más hermoso, apuesto y ojos azules”, puede pasar a ser el más inútil, feo, odioso, repudiable, repugnante persona.

Ya pasó algo similar con este personaje amargado, el cambio radical de posición tras haber sido rajado a patadas de la radio 970. El tiempo que trabajó en esa emisora, Horacio Cartes era el mejor presidente de la historia del Paraguay, pero como era lógico suponer, cuando uno patea contra su arco en cualquier momento recibirá un gol en contra.

Eso pasó y Vargas Peña fue invitado “cordialmente” a dejar esa radio, hace como dos años. Desde entonces y hasta hoy el jefe de Estado es el “peor de los peores”.

Ahora hace la campaña contra el “Programa Paraguayo para el Desarrollo de la Ciencia y Tecnología”, Prociencia del Conacyt, financiado con recursos del Fondo para la Excelencia de la Educación y la Investigación proveniente de Fonacide.

“Por qué no cuentan los del Fondo de Excelencia para la Educación/Juntos por la Educación están haciendo un lobby tremendo, con periodistas, para que la cartista sea ministra de Educación. ¿Están pagando algún favor que hizo la ministra a alguno de sus miembros o qué?”, dice Vargas Peña.

Agrega que “si Marito Abdo comete el error de integrar a cualquiera de los ministros de Cartes, cómplices del expresidiario, el nuevo gabinete estará proyectando la pésima imagen de continuidad del gobierno más corrupto de la historia. Lea Giménez no puede ser ni barrendera del nuevo gobierno”, señala.

Sería bueno que Vargas Peña sepa que ABC Color nunca se ocupó del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Es la entidad que más plata recibe del Fonacide, pero para Zuccolillo el problema son las municipalidades nomás.

Es más, para el matutino de Aldo Zoccolillo, Conacyt es la panacea del manejo de la plata del Fonacide, por lo que nunca averiguó sobre la rendición de cuentas del Conacyt a la Contraloría General de la Republica o a la Auditoría de la Presidencia de la República.

El mismo diario ABC publica que Fonacide ya distribuye millones de dólares a los diversos estamentos beneficiados con la Ley N° 4758/12 “Que crea el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo” (Fonacide).

De esos millones de dólares, ¿cuánto recibe Conacyt?  Es el que se lleva el 30 por ciento de esos recursos y ¿a qué organismo de control rindió cuentas?  Ni siquiera a ABC, porque a éste diario no le interesa y al contrario, se pasa alabando la gestión de esa entidad.

Publica como el “producto estrella” del Conacyt el Programa Paraguayo para el Desarrollo de la Ciencia y Tecnología, ProCiencia, que tiene US$ 125 millones para la investigación en el periodo 2014-2018 y que supuestamente adjudicó centenares de proyectos, destacando como “beneficiarias” universidades privadas, universidades públicas, centros privados de investigación y las instituciones públicas que se dedican a hacer ciencia.

El interés de Zuccolillo está en juego, entonces hay que darle palos a los que le perjudican. Una partecita de los recursos del Fonacide se va al interior y se escapa de los grandes empresarios de la capital, que por décadas y más décadas se adjudicaron todos los fondos para la infraestructura educativa y adjudicándose cuantas licitaciones abiertas,

hasta para la provisión de tizas.

Y hoy no cabe ninguna duda que Conacyt y el diario ABC Color se llevan muy bien y ¿Qué puede pasar con alguien que, desde el propio medio de Zuccolillo, comienza a criticar a esa entidad?

Puede pasar que el impresentable, maleducado y grosero Enrique Vargas Peña vuelva a quedarse en la calle. Pero como ni sus compañeros de trabajo lo quieren, lo más probable es que no le avisen y dejen que reciba otra tremenda patada en el trasero.

Commentarios

comentarios

Mira también

El líder iraní Hasan Rohani y el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Estados Unidos fustiga a Venezuela por nexos con actores “sórdidos”

El coordinador de Estados Unidos contra el terrorismo, Nathan A. Sales, dijo el miércoles que …