Miércoles , diciembre 13 2017
Inicio / Columnistas / A enterrar el pasado con un “nunca más”

A enterrar el pasado con un “nunca más”

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

A medida que más se acercan las elecciones internas de la ANR, el líder del movimiento Colorado Añetete, Mario Abdo Benítez, trata de estúpido al pueblo. A toda costa quiere hacerle entender que él no entendía lo que pasaba durante el gobierno del General Stroessner, porque “era casi un niño”.

Pero por favor, el niño aprende de lo que ve y de lo que oye. El aprendizaje infantil comienza con la observación. Los niños ven lo que hacen sus padres, cómo se comportan y aprenden esas mismas conductas, las adquieren en su repertorio y las reparten con el tiempo.

Las cosas que los padres les enseñen a sus hijos, en los primeros años de vida, los van a marcar el resto de su vida y los van a identificar cuando sean adolescentes, jóvenes y posteriormente adultos.

Así que Marito, basta con ese cuento. Ud. está “moldeado” con aquel régimen que tuvo a su padre como uno de los principales referentes. Él fue nada menos que secretario privado del dictador, entonces no puede y no debe tratar de apartarse de ese tiempo, de ese sistema de gobierno. Eso fue lo que Ud. vio y vivió en su época de niño y hasta adolescente. Demás está decir también que gracias a Stroessner Ud. nació en “cuna de oro”.

Viendo este hecho, la realidad del líder del movimiento de Colorado Añetete, no queda de otra que decirle no Abdo Benítez y a enterrar el pasado con un “nunca más” en las elecciones del próximo 17 de diciembre.

Y ahora, yendo a lo que es la actualidad de “Marito”, constantemente utiliza la palabra dictador, refiriéndose a Horacio Cartes. Y bueno, es lo que “mamó” y hasta hoy le traiciona su nostálgico pensamiento.

Basta recordar lo que ocurrió en el 2015, cuando por primera vez Abdo Benítez estuvo en unos comicios, en las elecciones de autoridades de la Junta de Gobierno. En aquel momento se distanció de Horacio Cartes y empezó a formar el grupo de la disidencia.

“En este juego se despachó contra el presidente de la República con adjetivos fulminantes. Lo presentó como una escoria. ¿Y cuál fue la consecuencia?, Abdo Benítez se instaló como presidente de Senadores”, comentó en esa ocasión Alcibiades González Delvalle, cuando el propietario del diario  ABC no era aún “marista”.

El mismo González Delvalle siguió diciendo: Trasladémonos a la “democracia” de Stroessner. ¿Hubiera permitido el dictador que alguien -el que fuere- lo tratase como lo hizo Abdo Benítez al presidente de la República?

También el periodista mimado de Aldo Zuccolillo rememoró algunas expresiones del precandidato a la presidencia de la República, porque entonces éste no usaba aún el avión de “Acero” para hacer su campaña proselitista. Hoy probablemente González Delvalle ya no se animará a repetir lo que dice Mario Abdo Benítez, alabando a Stroessner.

Pero los archivos son implacables y una página del referido matutino, hoy acérrimo anticartista, se despachó contra su hoy precandidato. Resaltó que en una reunión partidaria, “Marito” dijo que el gobierno de Stroessner era una democracia con un Partido Colorado fuerte.

Le respondió González Delvalle: “Al contrario, era tan débil que vivía sometido al dictador. Nada podían hacer ni decir sus dirigentes sin el permiso del Ejecutivo. Un partido político fuerte toma sus propias decisiones y se hace cargo de las consecuencias”.

Agregó: “El Partido Colorado se entregó a Stroessner de tal modo que cumplía fielmente las órdenes que le venían de la Presidencia de la República. Mencionemos, de los muchos, solo dos casos: Cuando una buena parte de la ciudadanía expresaba su fastidio por las injusticias que se venían cometiendo al amparo de la Ley 209 –un instrumento para la represión–, la Junta de Gobierno en pleno salió en ardorosa defensa de dicha ley. El otro caso: El 21 de marzo de 1984 esa misma Junta aprobó con aplausos –porque así lo quería el dictador– la clausura del diario ABC Color. La Policía la hizo efectiva al día siguiente”.

Y hoy, increíblemente ese supuesto acérrimo enemigo del dictador, quien tenía a uno de sus principales colaboradores, al papá de Marito Abdo Benítez, como secretario privado y uno de los hombres fuertes del régimen, ahora el propietario de ABC Color le ceda su aeronave (según la denuncia en las redes sociales), para que utilice en su campaña.

El precandidato colorado se desplazó hasta Ciudad del Este en el avión que sería de Zuccolillo y de ahí pasó a otros mítines y reuniones en Hernandarias.

Y para rematar todos estos, vale la pena recurrir de nuevo al escrito de González Delvalle, quien le preguntó a Marito: ¿De qué democracia habla? (de la época de la dictadura). El mismo se responde: “Si nuestra democracia actual -aunque con reparos- fuese la misma de Stroessner, Mario Abdo Benítez estaría hoy en el exilio, en el mejor de los casos, luego de pasar por la sala de torturas de Investigaciones”.

Amigos lectores, ese es el que ahora quiere ser presidente de la Republica, pero por suerte el pueblo no es estúpido y lo hará saber a “Marito” en las urnas en menos de un mes.

Commentarios

comentarios

Mira también

MSP da recomendaciones para la época veraniega

ASUNCIÓN.- Teniendo en cuenta que la época veraniega promueve el turismo a sitios de recreación, …