Sábado , noviembre 18 2017
Inicio / Editorial / Este “Zuco” es siempre amargo

Este “Zuco” es siempre amargo

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Puede tratarse de una buena noticia, incluso de las mejores, que sin embargo el diario ABC Color hará todo lo necesario, recurriendo por supuesto a un arsenal de mentiras, para presentarla finalmente como lo opuesto. Y no es solo por aquello de que las “malas nuevas” son las que venden, ni porque al gobierno hay que llevarle la contra en todo. Son grandes intereses en juego, en los que el director propietario de dicho medio tiene parte, como en el caso del gas licuado de petróleo, que por años se manejó desde el sector privado con absoluta discrecionalidad, en detrimento de los consumidores. No importa, por tanto, si la intervención de Petropar posibilita el abaratamiento de este producto para beneficio de cientos de miles de paraguayos, que sería la información a ser destacada. Lo único que cuenta es la defensa del lucro desmedido e inmoral del “Cartel de los Emblemas”, del que Aldo Zuccolillo es, evidentemente, uno de sus integrantes.

De otra forma no se explica las toneladas de papel y ríos de tinta que destina a bombardear una de las mejores políticas implementadas por la pretrolera estatal en toda su existencia. Su participación en el mercado minorista permitió la reducción de los precios del gas de uso doméstico en el orden de casi el 50%, del mismo modo que antes hizo lo propio con varios tipos de combustible, lo que a su vez provocó la dosminución de las tarifas del transporte público.

A partir de entonces, los escribas de ABC, esos que se pasan dictando cátedras de “independencia” y “objetividad”, cuando no fungen de “expertos en ética periodística”, desargaron su furia contra Petropar, acusándola primero de querer monopolizar el mercado y “venezolanizar la economía” -mayúsculos disparates- y ahora de “vendepatria”, al entregar supuestamente la soberanía a la firma Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB), que, según las falsedades que divulga este diario, tendría el control de la comercialización del gas en neustro país “por espacio de 20 años”.

Demás está decir que el repentino arrebato nacionalista de Zuccolillo,    quien eternamente se arrodilló ante las grandes transnacionales y los organismos multilaterales, no tiene ningún asidero en la realidad. La verdad es que Pertropar no suscribió ni proyecta suscribir un contrato que la ate a YPFB por 20 años, ni por 15, ni por 10, ni por 5, ni exclusividad de ningpun tipo, sino que realizará transacciones comerciales en tanto y en cuanto sean convenientes en terminos financieros.

A propósito de esto último, ¿Por qué Petropar puede vender el GLP que adquiere de Bolivia a precios muy inferiores a los de Capagas, siendo que ésta adquiere del mismo venededor volúmenes muy superiores, lo que tendría que traducirse en valores más competitivos?

Ni el director propietario de ABC, ni sus escribas, pueden responder una pregunta tan elemental, salvo que incurrieran en el sincericidio de admitir que mantienen los precios por las nubes, irracionalmente, para seguir llenándose descaradamente los bolsillos a costa de un mercado que por décadas mantuvieron cautivo y que ahora lo están perdiendo.

Esta es la verdadera razón de los desesperados pataleos. Tendrán que competir, como cualquier empresa, no restándoles otra opción más que reducir sus obcenas ganancias, fruto del robo a los consumidores. Y por eso es tanta la amargura del “Zuco” que todos conocemos y que cada vez lo “tragan” menos, por embustero.

Commentarios

comentarios

Mira también

La “gran” respuesta de ABC a un flagelo

En su editorial de la víspera, ABC color cree haber descubierto la pólvora al denunciar …