sábado , julio 20 2019
Inicio / Impreso / Estratégica función del Ministerio Público contra la corrupción

Estratégica función del Ministerio Público contra la corrupción

Sandra Quiñónez, fiscal General del Estado.
Sandra Quiñónez, fiscal General del Estado.

El Ministerio Público parece haberse puesto los pantalones largos y, sin someterse a presiones de todo tipo, ha tomado decisiones que dan un soplo de esperanza al país. Aunque hay sectores que quieren embanderar al gobierno con las últimas acciones, el intento es vano, puesto que la ciudadanía sabe que el mérito es de la Fiscalía, a través de la fiscal General del Estado, Sandra Quiñónez y sus colaboradores, quienes pusieron sus improntas, convirtiendo a la institución en la vanguardia indiscutida del combate a la corrupción, como se demuestra con las medidas  que viene adoptando contra influyentes personajes, sin precedentes en nuestra historia política.

ASUNCIÓN.- Muy al contrario de lo que parecen pretender, la figura de Quiñónez ha sido, durante mucho tiempo, resistida por el movimiento Colorado Añetete, cuyo líder es el presidente de la República, Mario Abdo Benítez. Su bloque en el Senado –cuando él todavía ocupaba una banca- se opuso bastante a la designación de la entonces fiscala Antisecuestros, sin ningún cuestionamiento a su trayectoria y su persona, sino porque era la candidata de Horacio Cartes.

Es más, debido a esta tozudez absurda de los añetete, la renovación en el Ministerio Público se postergó durante varios meses, en los cuales siguió al frente de la institución el que hoy está detenido en prisión preventiva por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. Y no pueden decir que no sabían lo que se decía y las pruebas que los medios presentaban sobre las actividades ilícitas de Javier Díaz Verón, pero era obvio que preferían que al frente de la Fiscalía continuara un presunto delincuente antes que una recomendada por Cartes.

Cuando aceptaron nombrar a Quiñónez como sucesora de Díaz Verón, en marzo pasado, lo hicieron sencillamente porque estaban en campaña política y les interesaba mucho el apoyo de Honor Colorado a la candidatura de Abdo Benítez.

Ni bien asumió, la fiscala le dio su impronta a la institución, esa de la que tanto hablaban sectores políticos de diversos colores, empresarios y ciudadanos que la conocían. Enseguida se empezaron a percibir los cambios en el Ministerio Público, y los fiscales, que –si no estaban acusados por corrupción- parecían invisibles y sujetos a la marea y a la presión política, parecieron recuperar el amor propio y empezaron a tener actitudes dignas, para las cuales fue fundamental el apoyo que Quiñónez les dio, en todo momento.

Hoy, tenemos 3 peces gordos en prisión preventiva, acusados por enriquecimiento ilícito y varios otros con investigaciones muy avanzadas. Y esto lo hizo la Fiscalía, no gracias al gobierno, sino a pesar del mismo.

Ahora los sectores afectados por los operativos y las imputaciones, buscan enjuiciar a Sandra Quiñónez y tener nuevamente el camino libre a la impunidad.

Commentarios

comentarios

Mira también

“Pido disculpas al pueblo paraguayo por el bochornoso espectáculo”

ASUNCIÓN.- El senador Enrique Riera pidió disculpas a la ciudadanía por lo ocurrido en la …