Miércoles , diciembre 13 2017
Inicio / Impreso / FG estaría en un proceso claro de destrucción de la República

FG estaría en un proceso claro de destrucción de la República

José Ortiz, presidente de Tabesa.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El presidente de Tabacalera del Este Sociedad Anónima (TABESA), José Ortiz, afirmó que los referentes del Frente Guasu o no saben lo que quieren o saben muy bien y están en un proceso claro de destrucción de la República, con su proyecto de aumentar el impuesto al tabaco del 16% al 30%. Acusó a los senadores colorados disidentes, Mario Abdo Benítez y Luis Castiglioni, de ser cómplices de esta intención de tratar de privar de su lugar de trabajo a unos 1.500 pequeños agricultores que están involucrados en la producción del tabaco.

ASUNCIÓN.- El empresario José Ortiz explicó que lo único que le queda a la industria tabacalera es no cansarse de hacer contacto con los que toman la decisiones como el Poder Legislativo y si corresponde con el Ejecutivo. “Estos son los nexos normales de cualquier gremio y ciudadano cuando se trata de leyes. Por lo tanto seguiremos conversando con ellos para tratar de explicarle lo perjudicial que va a ser un elevado impuesto”, manifestó.

El empresario indicó que quedó absolutamente demostrado que la intención es sesgada, “uno es político, por el momento político que estamos viviendo, quieren hacer una cuestión mediática, atacando al tabaco, donde el presidente de la República es accionista de unas de las empresas más grandes del país. Esto demuestra que es un claro objetivo político, mientras otros quieren destruir el sector, dicen que van a reconvertir la cual es una mentira de los legisladores proponentes. Yo siempre digo que el Frente Guasu es el campeón de los proyectos inocuos”, afirmó.

Mencionó que las tabacaleras están primeras en el orden de impuestos, además unas de las principales empleadoras del Paraguay. Sostuvo que estos datos son comprobables, recurriendo solamente al Instituto de Previsión Social (IPS), porque el trabajo en las tabacaleras es absolutamente normal y además cumplen con sus obligaciones sociales y son excelentes patrones.

“Las tabacaleras dan más que sus obligaciones a sus funcionarios. Nosotros en Tabacalera del Este (TABESA), les ofrecemos a nuestros trabajadores, alimentación sin costos, en sus horarios laborales, tienen seguro del IPS y privado (incluso con dos opciones a elegir). Así también cuentan con consultorios odontológico dentro de la fábrica, mientras que para sus familiares fueron contratados 4 consultorios privados; además tienen transporte sin costo, ayuda escolar, teniendo en cuenta estos beneficios, te puedo asegurar que las empresas tabacaleras son excelentes patrones”, comentó Ortiz.

“Yo no entiendo porque el Frente Guasu que se jacta de cuidar al pequeño productor, al campesino y demás cosas, quiere fundir al sector productivo. O no saben lo que quieren o saben muy bien lo que quieren y están en un proceso claro de destrucción de la República “, recalcó el empresario.

Igualmente, Ortiz explicó que un productor de tabaco en 10 hectáreas resuelve todo sus problemas económicos. Solo utiliza 4  hectáreas para el cultivo del tabaco, pero debe ir rotando con otros cultivos ya sean maíz, poroto u otros rubros, es decir 2 hectáreas. Aparte debe cultivar una hectárea de eucalipto para emplear como leñas para las estufa secadora y las demás hectáreas puede usar para la cría de ganados (gallinas, cerdos, vacas, entre otros)

TEMA FIGURA EN EL ORDEN DEL DÍA DEL SENADO

El orden del día de hoy del Senado contempla como primer tema el proyecto de Ley que aumenta el impuesto al tabaco desde un 30 a un 40%, e incluye un arancel de 1.500 guaraníes por cajetilla vendida, impulsado por el Frente Guasu, aunque fue consensuado por las bancadas del “grupete”. Pero parece que la cosa no estará fácil porque habría fugas y se duda de que se llegue al quórum para sesionar.

Desde el 2013, el luguismo pretende aumentar el impuesto al tabaco, que hoy es del 16%. La intención del Frente Guasu, que tiene el apoyo de disidentes (con algunas fugas) y otras bancadas de la oposición es que llegue al 30 o 40%, y los mismos proyectistas confiesan que la intención es lograr que desaparezca la industria tabacalera paraguaya, supuestamente por su preocupación por la “salud de la ciudadanía”.

El tema debería ser tratado hoy, siempre y cuando se consiga quórum para sesionar, algo que, según rumores, sería difícil porque habría un principio de acuerdo entre el oficialismo y algunos disidentes colorados para postergar el tema; sin embargo, algunos dicen que estos mismos sectores harían que se trate hoy y se lleve a votación, convencidos de que tienen mayoría para rechazarlo.

Además del aumento al impuesto, el proyecto establece un arancel de 1.500 guaraníes por cajetilla vendida, lo que afectará también al consumidor. De hecho, los únicos beneficiados por esta legislación serán los fabricantes internacionales, puesto que los productos paraguayos dejarían de ser una competencia para ellos, ante el excesivo precio que tendrían para la venta al público.

Aunque el proyecto establece que lo recaudado por este impuesto será destinado al fortalecimiento de programas de Salud Pública, Educación y las Consejerías Municipales por los Derechos del Niño (Codeni), lo cierto es que sus mismos proyectistas han reconocido que pretenden que las fábricas dejen de funcionar, sin importar que el Estado pierda a uno de sus mayores contribuyentes y queden sin trabajo miles de obreros paraguayos.

Desde el inicio mismo de esta campaña luguista quedó claro que la intención era perjudicar al grupo empresarial del presidente Horacio Cartes, que es propietario de la Tabacalera del Este S.A. (Tabesa) repitiendo la vieja fórmula de perjudicar a la ciudadanía con tal de atacar a un contendiente.

Commentarios

comentarios

Mira también

MSP da recomendaciones para la época veraniega

ASUNCIÓN.- Teniendo en cuenta que la época veraniega promueve el turismo a sitios de recreación, …