Viernes , julio 21 2017
Inicio / Impreso / Fiscal no descarta más imputaciones por desalojo a indígenas de Itakyry

Fiscal no descarta más imputaciones por desalojo a indígenas de Itakyry

La comunidad indígena de “3 de julio Ysatî”, del distrito de Itakyry, fue arrasado por guardias privadas de la empresa Inpasa, según denunciaron los afectados.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Esta semana proseguirán las investigaciones en torno al violento desalojo del que fueron objetos unas 15 familias de la parcialidad Avá Guaraní del asentamiento denominado “3 de julio Ysatî”, del distrito de Itakyry, departamento del Alto Paraná, por parte de un grupo de guardias civiles armados, contratados por la empresa la Industria Paraguaya de Alcoholes S.A. (Inpasa), según la denuncia. Los agentes fiscales Alfredo Acosta Heyn y Víctor Adolfo Santander, quienes indagan el ataque, formularon imputación contra varias personas.

ITAKYRY, Dpto. de Alto Paraná.- El hecho habría ocurrido el pasado 7 de mayo pero la denuncia se supo recién el 9 del mismo mes, por lo que tanto agentes del Ministerio Público, la Policía Nacional y la Municipalidad local, tomaron intervención en el hecho. Datos proporcionados por las familias indigenas, señalan que este grupo de nativos fue arrasado por un grupo de civiles armados que supuestamente son guardias de la citada empresa privada de la zona.

El domingo 7 de mayo derribaron la única escuela, el lunes 8 quemaron las casas de los nativos y el martes 9, los guardias civiles seguían amedrentando a los indigenas hasta que el caso tomó estado público. Según la denuncia, uno de los caciques de la colectividad “se vendió” y acordó a cambio que abandonarían el inmueble.

A raíz de ello, el defensor del pueblo, Miguel Ángel Godoy, se constituyó en la sede de la Fiscalía General y formuló una denuncia en contra personas innominadas, por la comisión de los hechos punibles de coacción, usurpación de funciones públicas, producción de riesgos comunes, en concordancia con el artículo 9, inciso “b” de la ley 4.036/10 de armas de fuego, sus piezas, componentes, municiones, explosivos y accesorios y afines, perpetrados en perjuicio de una comunidad indígena denominada “3 de julio Ysatî” de la parcialidad Ava Guaraní.

Como antecedente se menciona que los nativos fueron desalojados por civiles armados, quienes serían guardias de seguridad de la empresa Inpasa. Además, éstos habrían incendiado varias viviendas y derribado dos aulas pertenecientes a una institución educativa.

En tal carácter, los agentes fiscales Alfredo Acosta Heyn y Víctor Adolfo Santander, realizaron las investigaciones correspondientes y luego de haber levantado varios indicios y elementos de pruebas, formularon imputación contra Marcos Torales Alcaraz, Marcos Javier Torales Paniagua, Ismael Barrios y Roberto de Souza André, por la comisión de los hechos punibles de coacción grave y producción de riesgos comunes; tipificados en los artículos 121 y 203 del Código Penal.

El fiscal Santander explicó que Torales Paniagua y Barrios están procesados por trasgresión a la ley n°4.036/2010 de armas de fuego, sus piezas y componentes, municiones, explosivos, accesorios y afines previsto y penado en el artículo 94 inciso c en concordancia con los artículos 4 y 29 del Código Penal.

El agente del Ministerio Público igualmente relató que se ha librado oficio a la empresa en cuestión a los efectos de contar con la lista completa de los guardias de seguridad privada que supuestamente actuaron en forma violenta contra la comunidad indígena, además se está recolectando otros datos con el propósito de reunir todos los elementos que conduzcan al esclarecimiento del caso, dijo. Informó que este martes se retomarán las investigaciones y no descartó que haya más imputaciones.

Commentarios

comentarios

Mira también

Tesãi insta a control prenatal para un embarazo seguro

CIUDAD DEL ESTE.- La Lic. Nilda Solís, jefa del Servicio de Obstetricia del Hospital del …